Horda de Hierro

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
NeutralHorda de Hierro
Iron Horde Emblem.png
Líder principal

Ninguno

  Anteriormente
Líderes secundarios

Ninguno

  Anteriormente
Miembros

Miles[1]

Raza(s)
Base de operaciones
Lenguaje principal
Zona de operaciones
Afiliación

Ninguna

Estado

Desmantelada

La Horda de Hierro fue inicialmente la unión de los clanes orcos incorruptos del Draenor de la línea temporal alternativa provocada por las interferencias temporales de Garrosh cuyos actos se desarrollan en la expansión Warlords of Draenor. Tras contactar con su padre, Grommash Grito Infernal del Clan Grito de Guerra, consiguió que los orcos no cayeran bajo la maldición de la sed de sangre de los demonios de la Legión y que se plantearan la conquista de otros mundos por su cuenta sin obedecer a ningún ente superior. En cierto modo, se trataba de la sucesora de la "Horda verdadera" que Garrosh intentó implantar en Azeroth antes de ser derrotado y sucedido por Vol'jin.

A pesar de sus éxitos iniciales, la Horda de Hierro terminó sucumbiendo a la sed de sangre cuando Kilrogg aceptó las condiciones de Gul'dan, que tomó el control de la organización mientras que Grommash era encarcelado.

Su principal centro de operaciones es la Selva de Tanaan mientras que su cuartel general está situado en la Ciudadela del Fuego Infernal

Historia

Formación

La idea de formar una organización que permitiera la supremacía de los orcos es algo que siempre había rondado la cabeza de Garrosh. Durante su etapa como Jefe de Guerra de la Horda aplicó estas directrices enemistándose con el resto de razas que sufrieron el asesinato o el intento de asesinato de sus líderes. Esto le valió la enemistad de sus antiguos aliados que viendo en lo que se había convertido su líder se rebelaron y se unieron a la Alianza para derrocarlo.

Garrosh fue llevado a Pandaria para ser juzgado por sus crímenes [2] pero consiguió escapar ayudado por Kairoz que lo llevó a una línea temporal alternativa de Draenor en el que los orcos no había bebido aún la sangre de Mannoroth. La idea de Kairoz era crear una Horda incorrupta que luchara contra la Legión Ardiente en la línea temporal principal junto a otras Hordas de otras líneas temporales. Sin embargo Garrosh tenía otros planes: vengarse de la Alianza y la Horda utilizando un ejército de orcos incorruptos, que es en esencia lo que intentó llevar a cabo sin éxito en Azeroth.

Aunque ganarse el favor de los orcos de Draenor no era a priori tarea fácil, Garrosh contaba con la ventaja de conocer la historia que los condenó y de compartir lazos familiares con sus líderes. Así, se puso en contacto con su padre, Grommash líder del Clan Grito de Guerra para convencerle sobre la conveniencia de que la unión de los orcos como una sola raza, les daría el poder suficiente para llevar a cabo cualquier conquista por ellos mismos.

La Ciudadela del Fuego Infernal antes de su corrupción.

Las reticencias iniciales de Grommash se disiparon pronto cuando descubrió el plan de Gul'dan de hacerles beber la sangre de los demonios en una inminente reunión a la que había convocado [3] atándolos a los deseos de la Legión Ardiente. Garrosh también le dio acceso a la tecnología actual que habían creado los ingenieros de la Compañía Mechanegra y los herreros del Clan Roca Negra en la línea temporal principal. Gracias a eso, su clan acudió a la cita en la cima más alta de los picos de la Selva de Tanaan con las garantías suficientes para derrotar a Mannoroth y capturar a Gul'dan, evitando así que el destino de los orcos se repitiera [4].

Fracasada la estrategia de los demonios, los clanes orcos se unieron bajo el estandarte de la Horda de Hierro y del liderazgo de Grommash, iniciando la construcción del Portal Oscuro que les llevaría a conquistar otros mundos.

Garrosh también animó a Grommash a comenzar la construcción de esta enorme fortificación en el corazón de la Selva de Tanaan, para servir como punto de partida para el asalto de Azeroth [5].

La invasión de Azeroth

WoD Esta sección aborda contenido exclusivo de Warlords of Draenor.

Pasaron dos años hasta que el Portal Oscuro estuvo terminado [6], tiempo durante el cual la Horda de Hierro había unificado a todos los clanes orcos contando con 10.000 efectivos [7].

Tan pronto como el portal estuvo activo, una avanzadilla de orcos bautizada como la Marcha de Hierro liderada por el Commander Tharbek y Zaela del Clan Faucedraco se adentró en Azeroth conquistando las Tierras Devastadas donde acabó con los emplazamientos de la Horda en el Bastión Machacamiedo y de la Alianza en el Castillo de Nethergarde. Poco a poco, el ejército fue adentrándose en los Reinos del Este hasta llegar a la Cumbre de Roca Negra Superior donde comenzaron a construir un arma de destrucción masiva cuya potencia pretendían utilizar par destruir Ventormenta. Afortunadamente, los campeones de Azeroth acabaron con la amenaza tras adentrarse en la cima de la Montaña Roca Negra evitando así que fuera utilizada.

El contraataque combinado de la Alianza y la Horda liderado por Khadgar, Thrall y Maraad recuperó el terreno perdido y obligó a retroceder a la mayoría de orcos invasores que se vieron obligados a huir por el Portal Oscuro aunque algunos de sus efectivos quedaron desperdigados por las Tierras Devastadas y los Reinos del Este. Cuando los ejércitos de Azeroth los siguieron, llegaron a los Peldaños del Destino del Draenor de la línea temporal alternativa y se encontraron al grueso de la Horda de Hierro apostada frente a ellos. Para evitar que los orcos siguieran enviando efectivos a Azeroth, el grupo liderado por Khadgar desactivó la puerta dimensional liberando a los prisioneros del Consejo de la Sombra que mantenían activo el portal [8].

La Horda de Hierro envío pronto efectivos para capturarlos y aunque Ner'zhul los interceptó, fue retrasado por Ariok lo justo para que el resto del grupo pudiera escapar a bordo de una de las naves de los orcos cuya artillería utilizaron contra el Portal Oscuro destruyéndolo por completo [9].

Alianzas entre los enemigos

Pronto se descubrió que los nuevos habitantes de Draenor no iban a dejar que la Horda de Hierro siguiera acumulando poder aliándose con sus enemigos en distintos frentes de batalla. En el Valle Sombraluna, Nerz'hul y el clan Sombraluna trataban de derrotar a los draenei y expulsarlos de Karabor. Ante la falta de resultados, Garrosh coaccionó a Ner'zhul para que rompiera con las leyes orcas y utilizara el poder de K'ara para que los miembros de su clan obtuvieran los poderes del Vacío y así poder levantar a no-muertos que se sumarían a sus ejércitos. A pesar de los esfuerzos de la Alianza, la Estrella Oscura consiguió ser invocada en Draenor por lo que Velen tuvo que sacrificarse para evitar que la Horda de Hierro obtuviera su poder y acabara con los draenei [10]. Con el poder del naaru de su parte, los draenei liderados ahora por Yrel derrotaron a la Horda de Hierro en Sombraluna [11].

Por su parte, en la Cresta Fuego Glacial el clan Señor del Trueno liderado por Fenris Hermano Lobo luchaba contra su antiguo clan, los Lobo Gélido, por el control de la Fortaleza Aguja del Filo. Tras los acontecimientos en el Portal Oscuro, la Horda había liberado a Ga'nar, hermano de Fenris y de Durotan cuyo espíritu batallador le había dotado de una especial animadversión hacia la Horda de Hierro. Tras varias escaramuzas entre ambos clanes, Ga'nar se sacrificó en el Paso del Trueno para derrotar a las huestes de Fenris y evitar que la Horda de Hierro obtuviera el control del norte [12].

En respuesta a estas derrotas la Horda de Hierro decidió acelerar sus planes y conquistar el principal bastión draenei que quedaba en Draenor: la Ciudad de Shattrath. El plan inicial era plantear un ataque terrestre con el apoyo de la Flota de Hierro con barcos provenientes del Puerto de Hierro en Gorgrond. Sin embargo, la gran actividad del astillero levantó las sospechas de los exploradores de la Alianza y la Horda que realizaron una incursión y acabaron con la última partida de naves que iba a incorporarse al resto de la flota [13]. A pesar de este revés, el ataque se puso en marcha con Puño Negro comandando la flota naval y Orgrim Martillo Maldito haciendo lo propio desde tierra. Pronto, las huestes de Orgrim cayeron fruto de una de sus propias trituradoras goblin que había sido saboteada por la Alianza y la Horda [14]. Orgrim consiguió escapar y se unió al resto de la flota pero descubrió que los planes de Puño Negro no se limitaban a tomar Shattrath sino a utilizar un arma de destrucción masiva contra la ciudad para matar a todos sus habitantes. Puño Negro no tuvo reparos en matar a su segundo al mando cuando este le recriminó su actitud y no llegó a destruir la ciudad gracias a la intervención en el último momento de Durotan, Yrel y Maraad [15]. Derrotado, Puño Negro se refugió en la Fundición Roca Negra con la idea de aumentar la producción de armamento y realizar un contraataque lo antes posible.

El principio del fin

La pérdida de Shattrath no fue lo único que perdió la Horda de Hierro ese día. Nuevos y viejos enemigos percibieron la languidez del liderazgo de los orcos y se propusieron metas más ambiciosas.

Por una parte, Gul'dan y su Consejo de la Sombra, había mostrado su eficacia cada vez que había intervenido y la magia vil de sus brujos se había mostrado imbatible para los chamanes orcos que no llegaban a comprender más allá del poder que les otorgaban los elementos. Debido a esto, Grommash ordenó el asedio de Ogrópolis cuyos habitantes, los ogros del Imperio Gorian, poseían el secreto para deflectar la magia. Tras el asedio de la ciudad, fimalmente el Imperador Mar'gok accedió a enseñar a la Horda de Hierro los secretos que le habían otorgado las reliquias de Ogrópolis [16]. Por primera vez, la capital de los ogros contaba con la presencia de orcos con poder de decisión, al mando de los cuales se encontraba Kargath Garrafilada. El fin del conflicto no evitó no obstante que las incursiones a Ogrópolis cesaran ya que tanto los tesoros de su interior como el poder de las reliquias atraían a numerosos enemigos de la Horda de Hierro. En una de esas incursiones, los esbirros de Kargath capturaron a Cho'gall que había traicionado al Consejo de la Sombra atraído por las reliquias de Mar'gok. Antes de que Cho'gall confesara, Ogrópolis fue asaltada por los agentes de la Alianza y la Horda que depusieron a Mar'gok y derrotaron a Kargath, cercenando así la posibilidad de que la Horda de Hierro pudiera defenderse de la magia de los demonios.

No muy lejos de Ogrópolis, el clan Grito de Guerra, que había controlado durante incontables generaciones las praderas de Nagraand, había visto retroceder sus posiciones al perder el asentamiento de Telaar y no acabar con éxito la conquista de Lok-rath. Desde allí, los héroes de Azeroth consiguieron acabar con Dharl, el señor de la guerra de los Filo Ardiente [17] y participaron en el asalto a Grommashar, el hogar de los Grito de Guerra, donde Garrosh solicitó mak'gora a Thrall para dilucidar el ganador. El combate tuvo lugar en las Piedras de Profecía y en esta ocasión el ganador fue Thrall que irónicamente tuvo que acabar con la vida de aquel al que había nombrado su sucesor como Jefe de Guerra de la Horda [18].

A la muerte de Garrosh se le unió la de Puño Negro que no llegó a completar su venganza al haber sido derrotado en la Fundición Roca Negra. El portador de tantas malas noticias para la Horda de Hierro fue el propio Gul'dan, que se presentó en el Dominio de Furiafilo en Talador, donde le entregó el Aullavísceras a Grommash y le volvió a ofrecer la sangre de los demonios para recuperar todo el poder que habían perdido desde que el Portal Oscuro fue destruido. Grommash volvió a negarse pero la magia vil de Gul'dan lo inmovilizó, tras lo cual volvió a repetir su ofrecimiento al resto de orcos. Para sorpresa de propios y extraños Kilrogg aceptó la propuesta y puso fin al ideario de orcos incorruptos y conquistadores de Grommash que vio cómo después de esto, Gul'dan le arrebataba el liderazgo de la Horda de Hierro [19].

Al servicio de los demonios

Siguiendo el ejemplo de Kilrogg, cientos de orcos aceptaron beber la sangre demoníaca. Así, la Horda de Hierro acabó convertida en una versión paralela de la Horda Vil. Guldan convocó a todas las fuerzas a su mando en la Selva de Tanaan para preparar la llegada del comandante de la Legión Ardiente: Archimonde, cuyo plan era intentar la invasión a Azeroth utilizando el poder combinado de la mística chamánica orca, los poderes viles de los demonios y la infraestructura de las máquinas de guerra de la Horda de Hierro. Para ello, las máquinas de asedio fueron readaptadas para utilizar la energía vil en lugar del fuego elemental y el último invento de la Compañía Mechanegra: el Atracador de la Horda de Hierro, cuya producción en serie, una vez completada, otorgaría un vasto ejército de criaturas mecánicas a la Legión Ardiente. La magia vil proporcionó a la Horda de Hierro una ventaja táctica que les permitió subyugar a los magnaron de Gorgrond, incluído a su lider Kormrok.

Regocijado por el éxito, Gul'dan llevó a Grommash prisionero al Trono de Kil'jaeden, donde la Horda de Hierro había iniciado su andadura. Allí, se burló nuevamente de los errores de su predecesor, que prefirió las máquinas de guerra a los poderes de los demonios. Los emplazamientos de los orcos tampoco se libraron de la sarna de Gul'dan que le mostró a Grommash cómo debería ser el lugar donde reside el verdadero poder. A continuación, la sangre de Mannoroth que se encontraba en la cima de la montaña descendió hasta formar un foso que rodeó la Ciudadela del Fuego Infernal, provocando la aparición de estacas de roca venenosa, extendiendo al corrupción de la Selva de Tanaan. Al desaparecer la amenaza de Grommash, Gul'dan lo dejó al cargo del Señor vil Zakuun.

La Horda de Hierro pronto acogió a nuevos aliados atraídos por Gul'dan como el Sabio de las Sombras Iskar y sus arakkoa. Después de que Iskar fracasase en su intento por resucitar a Terokk y volver al poder, Gul'dan le hizo una oferta y la promesa de romper la antigua maldición de Sethe [20]. Ahora, de nuevo con sus alas y alzándose desde las sombras aún como maestro de la ilusión y el engaño, la hora de la venganza de Iskar es inminente [21]. Otro nuevo aliado fue Xhul'horac, un aparecido del vacío a quien Gul'dan invocó desde las profundidades del Vacío Abisal alimentándolo con sobrecogedora energía vil a fin de usar sus poderes para abrir portales a través de los que pretende reunir las tropas de la Legión Ardiente [22]. Las últimas incorporaciones fueron los Sargerei y su antiguo aprendiz Teron'gor, ahora convertido en una mutación demoníaca llamada Sanguino [23] invocada de las profundidades de Auchindoun.

Para cuando las fuerzas combinadas de la Alianza, Horda, draenei y el clan Lobo Gélido entraron en Tanaan para asaltar la Ciudadela del Fuego Infernal, la Horda de Hierro original solo era un rescoldo dentro de una organización en la que la Legión Ardiente y los demonios dominaban todos los aspectos de la jerarquía de mando. Después de que Archimonde fuera derrotado Grommash fue liberado de sus ataduras y disolvió la Horda de Hierro. A partir de entonces Draenor quedaría bajo la protección de los orcos y los draenei.

Miembros

Clanes orcos

Clan Warlord Zone Capital
Clan Grito de Guerra  Garrosh Grito Infernal Nagrand Grommashar
Clan Mano Destrozada  Kargath Garrafilada Cumbres de Arak Bladefist Hold
Clan Foso Sangrante  Kilrogg Mortojo Selva de Tanaan Zeth'Gol
Clan Roca Negra  Puño Negro Gorgrond Fundición Roca Negra
Clan Señor del Trueno  Fenris Hermano Lobo Cresta Fuego Glacial Grom'gar
Clan Filo Ardiente  Azuka Filofurioso Nagrand Hallvalor
Clan Faucedraco  Zaela Cumbre de Roca Negra
Clan Sombraluna  Ner'zhul Valle Sombraluna Shaz'gul
  • Mag'harMag'har Clan Grito de Guerra: Liderado por Garrosh Grito Infernal. Tiene su hogar en las tierras exuberantes de Nagrand. Los guerreros montados del clan Grito de Guerra aprovechan la velocidad y la maniobrabilidad en la batalla: se mueven con rapidez, golpean con agilidad y se alejan antes de que los enemigos vean qué les ha golpeado. Sus gritos de guerra inspiran a sus aliados e infunden miedo a todos aquellos que osan cruzarse en su camino
  • Clan FaucedracoClan Faucedraco Clan Mano Destrozada: Liderado por Kargath Garrafilada,tienen su hogar en las Cumbres de Arak. Estos antiguos esclavos se han unido a través de un macabro gusto por el dolor, ya sea autoinfligido o causado a otros. Creen que su fuerza viene de ese dolor y su reputación de luchadores sucios e incansables la tienen bien merecida
  • Mag'harMag'har Orcos vilesOrcos vilesClan Foso Sangrante: Liderados por Kilrogg Mortojo, el clan se asienta en la Selva de Tanaan. Son un clan tosco y fanático que lucha con furia colérica y obtiene el don de la profecía de sus ancestros, que sacrifican un ojo para ver el futuro.
  • Clan FaucedracoClan Faucedraco Clan Roca Negra: Liderados por Puño Negro este clan habita las tierras de Gorgrond. Es un clan disciplinado, organizado y militarizado que cuenta con expertos herreros y trabajadores del metal. Están bien armados y utilizan la fuerza bruta y las armas para destruir a sus enemigos.
  • Mag'harMag'harClan Señor del Trueno: Liderados por Fenris Hermano Lobo, es unclan que vive en la Cresta Fuego Glacial. Son conocidos por sus excelentes cazdores, capaces de perseguir a los gigantes de Draenor. Utilizan los restos óseos de estos gigantes como emplazamientos. Comparten territorio con los Lobo Gélidos a pesar de que estos últimos no pertenecen a la Horda de Hierro.
  • Clan FaucedracoClan Faucedraco Clan Filo Ardiente: Liderados por Azuka Filofurioso, habita en las planicies fértiles de Nagrand. Son conocidos por ser unos mortíferos maestros de las espadas.
  • Clan FaucedracoClan Faucedraco Clan Faucedraco: El único clan que no existe en el universo alternativo de Draenor y cuyos efectivos provienen de la línea temporal original. Su centro de operaciones es Azeroth y están liderados por Zaela.
  • Mag'harMag'har Clan Sombraluna: Liderados por el jefe Ner'zhul, estos orcos se asientan en el Valle Sombraluna. Están profundamente ligados al mundo espiritual y cuentan con muchos videntes, astrólogos y portavoces de los muertos entre sus filas. Su fuerza reside en su dominio de las artes oscuras [24].

Tecnología

Trivialidades

Referencias

  1. Hellfire High Council
  2. Crímenes de Guerra
  3. Gul'dan y el forastero
  4. Trailer Parche 6.0.2
  5. Parche 6.2. Avance de banda: Ciudadela del Fuego Infernal
  6. Blizzcon 2013 - The Art of World of Warcraft
  7. Warlords of Draenor: La aventura del 90 al 100 Ya en Draenor, os enfrentaréis al poder de los grandes señores de la guerra orcos como Grommash Grito Infernal y Kilrogg Mortojo, que tendrá a sus órdenes una legión de diez mil orcos de los clanes unidos de Draenor.
  8. N [90] El fin del Embate
  9. N [90] La recta final
  10. A [92] Cae la oscuridad
  11. A [92] La defensa de Karabor
  12. H [92] La Batalla de Paso del Trueno
  13. N [100] Puerto de Hierro
  14. N [95] Nacido para triturar
  15. N [95] La Batalla por Shattrath
  16. Las reglas del juego
  17. N [98] Desafiar a los maestros
  18. N [98] Justicia para Thrall
  19. N [100] Infiltrados
  20. N [100] Ascensión oscura
  21. Señor de las Sombras Iskar
  22. Xhulhorac
  23. Sanguino
  24. Warlords of Draenor: Un viaje a Draenor - Conoce a los clanes

Últimos cambios