Lordaeron

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Alianza Reino de Lordaeron
Lordaeron's coat of arms.jpg
Líder principal
Líderes secundarios
Raza(s)
Capital
Afiliación
Reputación
Estado

Destruido

Tabardo

Hillsbrad Tabard.jpg

Lordaeron (conocido también como Imperio Lordaeron [2]) es el nombre de un reino humano extinto localizado en los Reinos del Este. Originalmente fue uno de los Siete Reinos que surgieron tras el colapso de Arathor y prosperó hasta los comienzos de la Tercera Guerra cuando cayó en desgracia.

Lordaeron estaba gobernada por la estirpe de los Menethil y proporcionó refugio a las gentes del Reino de Azeroth que huyeron de la devastación que los orcos provocaron durante la Primera Guerra. Durante la Segunda Guerra, Lordaeron formó parte de la Alianza que se formó para expulsar a la Horda pero fue consumida por completo por La Plaga durante la Tercera Guerra. Actualmente forma un compedio de tierras que se disputan La Plaga, los Renegados y pequeñas milicias humanas que continúan resistiendo como la Cruzada Escarlata y el Alba Argenta.

Geografía

Lordaeron en Warcraft III

El continente donde se ubica el reino de Lordaeron también recibe el mismo nombre. Su etimología proviene de las lenguas de las tres principales razas de la Alianza:: "lorn" (que en el lenguaje de los Enanos significa 'Tierra'), "daer" (que en el lenguaje común significa 'Gente'), y "ronae" (que en Thalassiano significa "Paz").

El continente de Lordaeron está situado al norte de los Reinos del Este y su extensión y territorios varían en función de las fuentes consultadas. Así pues, en algunos mapas aparece Quel'Thalas situado en su parte más nororiental y en otros, el reino élfico no aparece y su zona es absorvida por Lordaeron.

Zonas en World of Warcraft

Otras Regiones

Historia

La bandera de Lordaeron de color blanco, como su ejército.

Ciudad Estado de Arathor

Lordaeron se asentó gracias a los señores de Strom, la capital de la nación humana de Arathor que partieron de ella en grupo, ansiando establecerse en las verdes tierras del norte. Ciudad Capital fue un destino espiritual para los ciudadanos de los siete Reinos de los humanos.

Lordaeron en Warcraft II

WC2BnE logo 16x42.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft II.

Gobernada por el benevolente Rey Terenas II, la nación de Lordaeron se alzó como el último bastión de esperanza para la humanidad. Sus ejércitos fueron los primeros en responder a la llamda a las armas que efectúo Sir Lothar a las gentes de Azeroth. Como líder de la Alianza, Terenas II asumió el difícil papel de servir de manto protector a todos aquellos que buscaran refugio en sus dominios. No en vano, los ejércitos de Lordaeron eran profundamente religiosos y eran conducidos bajo la creencia de que la humanidad debería alzarse rápidamente contra los blasfemos ataques de la Horda [3].

La alianza de Lordaeron

Tras la apertura del Portal Oscuro, las naciones de Azeroth y Khaz Modan fueron conquistadas por la Horda orca. Los refugiados de Azeroth liderados por Anduin Lothar, cruzaron el mar hasta Lordaeron. Allí, Lothar convenció a los líderes de las naciones humanas, así como a los enanos de Forjaz, los gnomos de Gnomeregan y los elfos nobles de Quel'Thalas para unir sus fuerzas y formar lo que se denominó la 'Alianza de Lordaeron'.

Bajo el mando del Rey Terenas Menethil II y Lord Lothar, la Alianza resultó victoriosa, empujando a la Horda de regreso hacia el Portal Oscuro y destruyendo la puerta de entrada a Draenor, el mundo de los orcos. Lothar murió durante el asalto a Blackrock Spire y con su pérdida, su carisma político también se fue, surgiendo los primeros roces entre las naciones de la Alianza de Lordaeron. El principal tema de discusión fue un impuesto que creó el Rey Terenas para financiar el encarcelamiento de los orcos en campos de concentración. Aunque Lordaeron pudo mantener su papel como columna vertebral, algunas naciones abandonaron la Alianza.

La Plaga de Lordaeron

Lordaeron en Warcraft III.

Tras años de debate sobre la reclusión de los orcos, una plaga apareció en el norte de Lordaeron extendiéndose por pueblos y ciudades haciéndolas caer una a una, - las más importantes Andorhal y Stratholme. Finalmente, debido a la corrupción del heredero al trono de Lordaeron, el principé Arthas Menethil, Ciudad Capital terminó también por sucumbir. Los capitanes Falric y Marwyn fueron los responsables de la matanza de la aristocracia del reino. En un guiño irónico del destino, fue Lordaeron quien acabó en ruinas y su población la que fue a pedir refugio a los reinos de Khaz Modan y Azeroth [4]. Otros prefirieron cruzar el Mare Magnum y recalar en Theramore junto a Lady Jaina.

Arthas asumió brevemente el título de Rey, y gobernó como un miembro de La Plaga antes de que un levantamiento popular acabara en una guerra civil entre su propio ejército. La lucha entre los Señores del Terror contra Sylvanas y sus Renegados acabó con la victoria de estos últimos que expulsaron de Lordaeron a los agentes de La Plaga y la Legión Ardiente y, bajo las ruinas de la antigua Ciudad Capital, excavaron Entrañas, su nueva morada.

Lordaeron en la actualidad

Los humanos que sobrevivieron a la plaga y la guerra civil de los no-muertos se agruparon en tres grandes grupos: los leales a Ventormenta, la Cruzada Escarlata y el Alba Argenta. Los primeros llegaron a controalr tres importantes ciudades: Costasur, el puerto de Thandol Span y la ciudad de Hillsbrad importante por su mina. Más al oeste estaba la Pyrewood Village y Muralla de Cringris que recibió ayuda de Dalaran aunque siguió mostrándose amistosa hacia la Alianza hasta que la maldición de Arugal cayó sobre ellos.

Por su parte la Cruzada Escarlata se estableció en el norte de Lordaeron. Sus filas acogieron a numerosos humanos de distintos reinos que luchaban fieramente contra los no-muertos. Tomaron posiciones clave en el Monasterio Escarlata y en Vega del Amparo mientras que otros emplazamientos como Andorhal, la Mano de Tyr o Stratholme fueron invadidas por La Plaga total o parcialmente.

El Alba Argenta mantiene bases en las Tierras de la Peste, sobre todo en la Capilla de la Esperanza de la Luz, donde acoge a todos aquellos que quieran luchar contra los no-muertos. Al contrario que la Cruzada Escarlata acepta a miembros de la Horda e incluso a Renegados entre sus filas.

La Alianza mantuvo dos emplazamientos de elfos nobles de los cuales actualmente solo sobrevie Quel'Danil Lodge en las Tierras del Interior. También algunas tropas de Dalaran patrullan en el Bosque de Argénteos.

Sin embargo quien realmente controla la mayor parte de Lordaeron son los Renegados. Tras establecerse en las Ruinas de Lordaeron, se expansieron por los Claros de Tirisfal tomando posiciones en Rémol y Camposanto. Tras desplazarse hacia el sur se establecieron en el Sepulcro y en el Molino Tarren. Tras la derrota del Rey Exánime en Rasganorte, su presencia se ha acrecentado, arrasando Costasur y las granjas humanas de la parte occidental de las Laderas de Trabalomas.

La derrota del Rey Exánime tuvo consecuencias inversas para La Plaga que perdió posiciones en Andhoral que fue reconquistado por la Horda y la Alianza obligándolos a recluirse en Stratholme y Scholomance.

Por contra, pequeños grupos como La Hermandad o el archimago Arugal operan desde el Castillo de Durnholde o el Castillo de Colmillo Oscuro para su propio beneficio. Otras como Ravenholdt permanecen ocultas a los curiosos desde Ravenholdt Manor.

Líderes importantes

Referencias

  1. Warcraft III
  2. Warcraft III: The Frozen Throne campaña El Legado de los Malditos, misión: Rey Arthas}}
  3. Manual de Warcraft II, pag 42
  4. Manual de World of Warcraft, pag 168