Alma en pena

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Para la unidad de Warcraft III, véase Banshee (Warcraft III).
Almas en pena
Haunting spirit TCG.jpg
Clasificación

No-muerto medio (Incorpóreo)

Facción/Afiliación
Clases
Capital racial
Líder racial
Planeta de origen
Medio ambiente

Cualquiera

Zona (s)
Idioma primario
Idiomas secundarios

Las primeras banshees (WC3) o almas en pena (WoW) fueron antes mujeres elfas que tomaron una existencia horrible y espectral. Recientemente, han surgido de hembras o mujeres de otras razas y en raras ocasiones, hombres.[1]

Historia[editar | editar código]

Una alma en pena en World of Warcraft

Cuando la Legión Ardiente y los kaldorei se enfrentaron en la Guerra de los Ancestros 10,000 años atrás, muchas elfas de la noche cayeron. Sus brutales asesinatos regresaron a ellas como almas en pena y por milenios, vagaron por el mundo lamentándose, perdiendo poco a poco su cordura. Eventualmente, el Rey Exánime, Ner'zhul supo de su existencia y las reclutó para La Plaga. Las almas en pena lucharon en la Tercera Guerra junto a los no-muertos y, cuando Arthas Menethil atacó Quel'Thalas, descubrió que podía crear almas en pena con los cuerpos caídos de las elfas nobles.[2]

Banshee.png

Las almas en pena esclavizadas se hicieron conocidas por su horrorosos gritos y chillidos y por ser capaces de realizar conjuros malditos y mortales. Después de la Tercera Guerra, el Rey Exánime perdió control de algunas almas en pena, incluyendo a su reina, Sylvanas Brisaveloz. No mucho después de ser convertida en alma en pena por Arthas, se liberó de su control, tomando algunas almas en pena compañeras con ella. Recuperó su cuerpo físico y fundó a los Renegados. Este acto dio esperanza a muchas almas en pena y un fuerte grupo de almas libres puede ser visto ahora sirviendo a los Renegados. Muchas todavía son esclavas del Rey Exánime y pueden ser encontradas en todo Tierras de la Peste, mientras que hay otro grupo sin afiliación.[2] Físicamente, tienen la apariencia de una elfa espectral, con el cabello completamente maltratado y largas manos con garras. Algo que las caracteriza es su inquietante habilidad para reclamar los cuerpos de criaturas vivas, reemplazando el espíritu de estos seres por el suyo, convirtiéndoles en sirvientes de la facción a la que pertenecen. Una vez que la alma en pena realiza esto, pierde su forma original.

Se cree que algunas ya andaban perdidas por Azeroth antes de la creación de La Plaga y que estaban subyugadas a la voluntad del Rey Exánime. Esto se ha sustentado con la presencia de estos seres en ruinas ancestrales de los kaldorei en Kalimdor.

Warcraft III[editar | editar código]

Artículo principal: Banshee (Warcraft III)
Las banshees fueron hermosas mujeres elfas que cayeron bajo el poder del Azote. Desde entonces, sus inquietos espíritus vagan silenciosos y atormentados por el mundo. Con todo, el Rey Lich las ha reunido y les ha dado unas voces terribles para que los vivos puedan oír su amarga angustia por fin. De este modo las banshees se han entregado a la causa de Ner’zhul y se han convertido en valiosos agentes del Azote. En las noches de luna llena se pueden oír sus desgraciados y profanos gritos en los vientos gélidos que soplan del norte.
Maldición: Al canalizar los poderes de sus nefastos gritos, las banshees pueden hacer que sus enemigos pierdan temporalmente sus habilidades de combate. Como resultado de esta terrible maldición, las víctimas de este conjuro son incapaces de alcanzar a sus objetivos.
Escudo anti-magia: Uniendo los poderes de la nigromancia y la retorcida música de sus gritos, las banshees pueden formar conchas protectoras alrededor de cualquier criatura. La asombrosa "concha" vuelve a la criatura inmune a todo tipo de magia durante un breve periodo de tiempo.
Posesión: Las banshees tienen la inquietante habilidad de abrirse camino dentro de los cuerpos de las criaturas vivientes y reemplazan el espíritu de la criatura con el suyo. Esta habilidad hace que el cuerpo de la banshee se desvanezca, pero le da el control permanente sobre su nueva forma. [3].

Relación con las forestales oscuras[editar | editar código]

Sylvanas Brisaveloz, la primera de las elfas nobles creadas por La Plaga, pronto recuperó su forma física, convirtiéndose en forestal oscura, aunque no se tiene bien claro cómo ocurrió esto.

La forma de forestal oscura con Sylvanas ha sido comparada con la forma de los elfos oscuros, aunque esto nunca ha sido confirmado si bien se menciona brevemente en la Horde Player's Guide, donde los forestales oscuros son considerados primos de los elfos nobles.[4] Los elfos oscuros por supuesto no aparecen en el universo Warcraft.

¿Almas en pena no elfas?[editar | editar código]

The RPG Icon 16x36.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft RPG y se considera no canónico.

Según el Manual of Monsters, es posible que las mujeres humanas e incluso algunos varones de otras razas se conviertan en almas en pena al ser trastornados en no-muertos.

En World of Warcraft[editar | editar código]

Questionmark-medium.png
El siguiente contenido son sólo especulaciones, observaciones u opiniones basadas posiblemente en datos oficiales de Blizzard. No debe tomarse como información oficial.

Mary la Ciega y Nissa Agamand son ejemplos confusos de lo expuesto arriba. Utilizan el mismo modelo visual que las almas en pena elfas pero en realidad son humanas. Esto simplemente puede ser un detalle que Blizzard obvió para no tener que crear modelos especiales para algunos personajes relativamente insignificantes. Estos PNJs podrían haber sido simplemente fantasmas, aunque generalmente éstos usan el mismo modelo de su raza pero con apariencia espectral, no se sabe por qué Blizzard les dio el modelo del alma en pena. De igual forma, en Warcraft III, el creep conocido como "fantasma", usa el mismo modelo de la alma en pena o banshee.

Almas en pena conocidas[editar | editar código]

Alma en pena.

Trivialidades[editar | editar código]

Fueron inspiradas en las banshees del folclor irlandés. Ambas son espíritus femeninos que gimen en la muerte. La diferencia es que algunos teósofos y cristianos celtas se refieren a estas como «ángeles caídos».

Referencias[editar | editar código]