We have begun migration of most wikis to our new host, Amazon Web Services. All but the top 100 wikis are in read-only mode until the migration is complete. Estimated completion: TBD -- Update: Fri 10/20 11pm UTC - We have encountered some unexpected issues. Our staff is working around the clock to complete this process as quickly as possible. Thank you for your patience.

Azeroth

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Para otros usos, véase Azeroth (desambiguación).
En disputa Azeroth
Nivel 1 - 63, 68 - 90, 100 - 110

Azeroth world.jpg

Razas
Líderes
Localización

Azeroth es el nombre del planeta donde la mayoría de la saga de Warcraft está basada. Es el lugar de origen de muchas razas, las más importantes son: los elfos (elfos de la noche y elfos de sangre), humanos, enanos, tauren, goblin, trol, gnomos y dragones. En sus orígenes, Azeroth fue bendecida por los Titanes. Tras la llegada de la Legión Ardiente y sus ejercitos demoniacos, se produjo una guerra que acabó con la paz en Azeroth y forzó a los elfos de la noche a entregar su planeta. Gradualmente otras razas vinieron a Azeroth (como los orcos, ogros y draenei), otros evolucionaron, mientras que algunos vinieron de la tierra misma. Las razas de Azeroth han peleado brutalmente contra los demonios y sus sirvientes, y mucha sangre fue y es derramada. Después de la Tercera Guerra, tres facciones máximas emergieron: la Horda, la Alianza y La Plaga. A pesar de haber sobrevivido a la legión dos veces, Azeroth todavia esta atestada de conflictos, odio y guerra.

Características geográficas

Azeroth visto desde el Valle Sombraluna en Terrallende.

El mundo de Azeroth está compuesto por tres regiones principales, con una serie de pequeñas islas dispersas. Estos son Rasganorte en el norte, Kalimdor en el oeste y los Reinos del Este (también conocido como los Continentes del Este) en el este[1] . Los Reinos del Este se compone de varios continentes incluyendo los continentes del sur (Azeroth y Khaz Modan[2]), y el continente del norte, Lordaeron[3] .

Durante un tiempo, todas estas masas de tierra formaban parte de un gran continente llamado Kalimdor, con un gran lago, conocido como el Pozo de la Eternidad, en el centro. Cuando el pozo explotó durante la Guerra de los Ancestros, el Kamlindor original se añicos, desplazando los continentes e islas que conocemos actualmente en sus ubicaciones actuales. El Mar Adusto es la extensión de agua que se encuentra al este de los Reinos del Este y el Mar de la Bruma se encuentra al oeste de Kalimdor. Entre los continentes se encuentra el Mare Magnum, mientras que en su centro se encuentra la Vorágine, un enorme torbellino caótico que se encuentra donde una vez estuvo el Pozo de la Eternidad. El vórtice ha estado activo desde el Gran Cataclismo, diez mil años atrás, y todavía no se prevé el fin natural de su existencia.

El mundo de Azeroth también tiene tierras ubicadas al otro lado, más allá del Mar de la Bruma al oeste de Kalimdor, y más allá del Mar Adusto al este de los Reinos del Este. Nadie está seguro o tiene conocimiento de qué tipo de criaturas, tierras, culturas, vidas hay al otro lado de Azeroth. Sin embargo eun ss evidente que es un sitio muy peligroso. Miles barcos se han aventurado desde Kalimdor hacia La Vorágine - al norte, oeste y sur. Ninguno ha regresado aún [4].

Azeroth también tiene dos lunas, la Dama Blanca y el Niño Azul.

Historia

La historia antigua

Durante largo tiempo, el Panteón continuó escudriñando el cosmos en busca de nuevos titanes, un milagroso y nuevo mundo estaba tomando forma en un lugar recóndito de la Gran Oscuridad. Y en la profundidad de su núcleo, el espíritu de un noble y poderoso titán se agitaba y tomaba vida. Dado a que la alma-mundo era tan grande que había absorbido y consumido una gran cantidad del quinto elemento, el Espíritu, causando que los espíritus elementales de Azeroth se sumieran en el caso. Los cuatro señores elementales (el astuto y despiadado Al'Akir, el impulsivo y temerario Ragnaros, la protectora Therazane y el sabio Neptulon) se deleitaban con el calamitoso estado del mundo, y su único deseo era continuar su inacabable ciclo de caos. Un día, los Dioses Antiguos llegaron, cayeron a la superficie de Azeroth desde la Gran Oscuridad. Con la ayuda se sus sirvientes, los aqir y los n'raqi, las aterradoras criaturas crearon el Imperio Negro, y aún que los señores elementales trataron de erradicar a lo que consideraban una afrenta a su autoridad, los elementales fueron finalmente esclavizados.[5]

Más tarde atrajo la atención de los Titanes errantes, que lucharon contra los dioses antiguos con la ayuda de sus creaciones (los antecedentes de los enanos, gnomos, vrykul y gigantes). Tras la victoria de los titanes y el encarcelamiento de los dioses, la vida floreció en Azeroth. Satisfechos, los creadores construyeron ciudades que ocultaron a sus creaciones y crearon a los Grandes Aspectos para proteger el planeta antes de salir en su viaje cósmico.

Los trol se supone que fueron las primeras razas con inteligencia de Azeroth, sin incluir las creaciones de los Titanes, que más tarde sufrirían la maldición de la carne. Desde Zandalar, se propagaron a través de Kalimdor y formaron grandes imperios, sobre todo los Gurubashi y los Amani. Más tarde, el imperio Azj'Aqir se levantó en el oeste, lo que obligó a los trols defender mejor sus posesiones más importantes. Con la presión de sus enemigos, el imperio de los aqir se colapsó y dividió en los reinos qiraji y nerubianos.

En esta época aparecieron los elfos en Kalimdor. Utilizando la poderosa magia del Pozo de la Eternidad (un legado de los titanes), los elfos se rompieron la hegemonía de los trol en muchas regiones y estableció un imperio magocrático.

El excesivo uso que los elfos dieron al pozo atrajo la atención de la Legión Ardiente que invadió Azeroth. Los elfos destruyeron el portal que permitía la entrada de los demonios causando el Gran Cataclismo que fracturó el antiguo y único gran continente, creando nuevas masas de tierra. Fue el nacimiento de Rasganorte, los Reinos del Este (que incluía subcontinentes como Azeroth, Khaz Modan, Quel'thalas y Lordaeron) y Kalimdor.

Mientras en Kalimdor, los elfos nocturnos luchaban contra los qiraji y silítidos, en la Guerra del Mar de Dunas. Con la ayuda de los dragones, los kaldorei derrotaron al império de insectos y cerraron el Muro del Escarbajo sellando Ahn'Qiraj. Por otra parte, los clanes enanos que habían despertado en los Reinos del Este entraron en guerra tras la muerte de su rey Modimus Anvilmar . El conflicto, denominado Guerra de los Tres Martillos, separó el destino de las facciones definitivamente.

Las Tres Guerras

El paso del tiempo no había hecho abandonar a la Legión Ardiente su anhelo de vnganza por la derrota en la Guerra de los Ancestros. Incapaces de manifestarse en Azeroth, Kil'jaeden buscó en el planeta Draenor antes pacificos como los orcos y ogros a los que transformó en crueles criaturas y las envió a Azeroth a través del Portal Oscuro a asesinar humanos, enanos, gnomos y elfos en la Primera Guerra y Segunda Guerra.

Sin embargo la Horda fue derrotada. Furioso, transformó a Ner'zhul en el Rey Exánime y lo envió a través del Vacío Abial a Rasganorte donde quedó prisionero en el glaciar que coronaba el continente helado. Ner'zul creó la plaga de muertos vivientes y envenenó el grano del reino de Lordaeron lo que atrajo al príncipe Arthas, que acabó sucumbiendo a su poder mental y se unió a su causa, destruyendo su propio reino y el de Quel'thalas. Tras corromper la Fuente del Sol y el genocidio contra los elfos nobles, dio comenzó la Tercera Guerra. Bajo la supervisión de los Señores del Terror, Arthas urdió con Kel'Thuzad y el propio Rey Exánime un plan para sabotear a la Legión, persuadiendo a Illidan para que acabara con Tichondrius. La legión fue derrotada en el Monte Hyjal por el ejército combinado de la Horda liderada por Thrall, la Alianza de Lady Jaina y los elfos de la noche liderados por Malfurion. Kil'Jaeden trató entonces de vengarse del Rey Exánime persuadiendo a Illidan para que lo destruyera con un poderoso hechizo invocado desde Dalaran. Con la ayuda de los naga y los elfos de sangre, Illidan se desplazó a Rasganorte pero fue finalmente derrotado por Arthas que se convirtió en el nuevo Rey Exánime.

Azeroth había sido golpeado duramente y muchos de sus reinos habían caido. Los humanos y elfos nobles se habían llevado la peor parte, sin embargo, surgieron nuevas facciones y nuevas alianzas para tratar de sobrellevar la dificil situación política.

Post-guerra

Tras la Tercera Guerra, se produjeron grandes cambios en Azeroth. Los elfos de la noche se unieron a la Alianza y los Renegados a la nueva Horda. Los habitantes del destruido Lordaeron tuvieron que unirse para sobrevivir a la malévola Cruzada Escarlata o a la compasiva Alba Argenta. Los orcos colonizaron Kalimdor y las defensas de los límites territoriales fueron encomendados a pequeños grupos de héroes y aventureros.

Las puertas de Ahn'Qiraj se tambalearon cuando C'Thun se materializó en Azeroth. A pesar de ser derrotado por la Horda y la Alianza, la paz estaba lejos de alcanzarse. El Portal Oscuro empezó a mostrar actividad y los demonios comenzaron a atravesarlo. Azeroth se quedó huérfano de héroes mientras al otro lado del portal interdimensional se libraba la Guerra en Terrallende. El conflicto se propagó finalmente a Quel'Thalas donde el mismísimo Kil'Jaeden fue invocado en la Fuente del Sol y derrotado.

Fue entonces cuando el Rey Exánime comenzó a manifestarse después de años de letargo. Arthas atacó Ventormenta y Orgrimmar y atrajo a los héroes de la Alianza y la Horda hacia Rasganorte donde se inició la Guerra contra el Rey Exánime. Tras acabar con Malygos en la Guerra del Nexo, y con la amenaza de Yogg-Saron en Ulduar se formó un gran asedio a la fortaleza de Arthas. La destrucción previa de Agonía de Escarcha, el Rey Exánime fue derrotado y Bolvar Fordragón lo sustituyó al frente de La Plaga.

Los regresos de Malfurion del Sueño Esmeralda y de Alamuerte del Plano Elemental son las principales novedades de una nueva época que se abre ante un Azeroth devastado por las acciones del Aspecto del Vuelo Negro y de las acciones del Martillo Crepuscular. Numerosas zonas han sido destruidas mientras que otras han recuperado su actividad. Los nuevos enfrentamientos tendrán lugar en las profundidades del mar, del plano elemental o en las alturas del Muro Celeste. Azeroth se queda pequeño.

Criaturas nativas

Mapas de Azeroth

Referencias