Batalla de Villa Darrow

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Batalla de Villa Darrow
Batalla de Villa Darrow
Conflicto: Tercera Guerra
Lugar: Villa Darrow, Reino de Lordaeron
Consecuencias: Victoria de la Plaga
Combatientes
Comandantes y líderes
Fuerzas
Bajas
  • Casi exterminados
  • Considerables

La Batalla de Villa Darrow fue un conflicto bélico que tuvo lugar durante la Tercera Guerra y fue registrado en las Crónicas de Villa Darrow (que erróneamente ubica a la invasión de la Plaga a Lordaeron en la Segunda Guerra).

La batalla[editar | editar código]

Durante la invasión, Villa Darrow quedó aislada del grueso de las fuerzas de la Alianza, pero la ciudad fue reforzada por un cuerpo de tropas, un contingente de paladines de la Mano de Plata bajo el mando de Davil Vasijan y un incondicional grupo de milicia local dirigido por el capitán Joseph Rutagrana. Por su parte, el ejército de la Plaga era comandado por el caballero de la muerte Marduk Pozonegro, quien tenía a su disposición una fuerza compuesta por zombis, esqueletos y necrófagos al servicio del campeón Horgus el Devastador.

Los primeros asaltos de la Plaga sobre Villa Darrow fueron espaciados. Pequeños grupos de esqueletos y cadáveres merodeadores anduvieron por las afueras de la ciudad y fueron repelidos. Pero la Plaga no fue derrotada debido a la tenacidad de los defensores y respondió adecuadamente. Poco después de producirse la primera ola de atacantes, apareció una segunda. Necrófagos campeones, sirvientes del señor necrófago Horgus, aullaron desde las colinas y chocaron con los asediados defensores de Villa Darrow. Los defensores quedaron debilitados, pero fueron liberados por paladines, discípulos de la Mano de Plata. Su líder, Davil Vasijan, había nacido en Villa Darrow. Condujo a sus seguidores a la ciudad cuando supo del inminente ataque y, junto con los defensores, rechazaron a los siervos de Horgus.

Cuando el propio Horgus entró en batalla, se encontró con Davil. Lucharon durante varios minutos y, finalmente, Davil venció, pero sufrió una herida mortal y, poco después de derrotar al señor necrófago, murió. La batalla continuó y el capitán Rutagrana dirigió a su milicia valientemente. Si el oscuro caballero de la Muerte Marduk el Negro no hubiera corrompido al capitán, habrían podido ganar. En medio de la refriega, Marduk se acercó a Rutagrana y, con ayuda de la magia negra, liberó el espíritu de este, convirtiéndolo en una sombra maligna del valiente capitán.

Luego, el corrupto capitán Rutagrana esparció su influencia maligna entre los defensores de Villa Darrow, que traicionaron a sus aliados y los asesinaron. A continuación, volvieron a la ciudad de Villa Darrow y mataron a todos aquellos que estaban ocultos en sus casas. El ejército restante de la Plaga, junto con el espíritu corrupto del capitán Rutagrana, abandonó posteriormente la devastada ciudad de Villa Darrow y arremetió contra Lordaeron, provocando el dolor y la muerte.

Consecuencias[editar | editar código]

Villa Darrow quedó en ruinas, solo acompañada de los fantasmas y la podredumbre. Aquellos que cayeron durante su defensa fueron levantados como necrófagos y se dispersaron por lo que ahora se conoce como Tierras de la Peste del Este, quedando sus espíritus aún atrapados en sus formas descompuestas.

Rutagrana el Corrompido fue derrotado en lo que hoy se conoce como la Gangrena de Gahrron y los restos de su escudo quedaron en la parte posterior del granero. Marduk por su parte sobrevivió a pesar de que su espada quedó destrozada tras el enfrentamiento con un capitán enano cerca del Cruce de Corin y ahora reside en Scholomance.

Chronormu, una dragona de bronce que utilizaba el disfraz de una gnoma llamada Chromie, fue enviada por Nozdormu a Andorhal, donde la Plaga comenzó a realizar experimentos que alteraban el tiempo. Buscando una forma para salvar potencialmente a Joseph Rutagrana, Chromie envía a los aventureros a encontrar reliquias de la batalla y recrear el conflicto... pero dándole un final distinto que permita a Rutagrana redimirse.