Broll Manto de Oso

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
AllianceBroll Manto de Oso
Imagen de Broll Manto de Oso
Título

Campeón del Anillo Carmesí

Género

Masculino

Raza
Nivel

85 Élite

Clase
Salud

151.000

Maná

15.976

Afiliación(es)
Antiguas afiliaciones
Ocupación

Antiguo gladiador de arena, Representante druida en el Nuevo Concilio de Tirisfal

Localización
Estado

Vivo

Allegado(s)

Anessa (hija), Telandria (prima)

Mentor(es)

Broll Manto de Oso o Broll Mantoso[1] es un valiente elfo de la noche que combatió junto a Valeera Sanguinar y Varian Wrynn en su época de gladiador. También jugó un papel muy importante en la lucha contra la Pesadilla Esmeralda.

Biografía[editar | editar código]

Trágico pasado[editar | editar código]

WoW-comic-logo-16x68.png Esta sección aborda contenido exclusivo de comics o manga.

En su juventud.

Broll Manto de Oso nació con cuernos, un don de la naturaleza extremadamente raro, una señal de que algún día haría grandes cosas. Durante años la gente observó como crecían sus cuernos y esperó que manifestase su grandeza. A lo largo de muchos siglos se convirtió en un druida excepcional, muy poderoso, un increíble cambiaformas con muchas formas pero a parte de eso, no parecía nada especial. Con el tiempo, se le obsequió con un ídolo fabricado por el druida inmortal Remulos, hijo del semidiós Cenarius. Él ídolo estaba vinculado a un dragón verde, y a través del dragón, Broll estaba conectado al Sueño Esmeralda. Todos pensaban que el ídolo permitiría a Broll manifestar en Azeroth todo su potencial druídico. Pero no avanzó más, Broll sentía que no había satisfecho su promesa. Su "fracaso" comenzó a consumirlo.

Entonces la Legión Ardiente y La Plaga invadieron Kalimdor durante la Tercera Guerra. Broll acabó en el Monte Hyjal combatiendo a no-muertos y demonios. Su hija Anessa luchó junto a él. El destacamento de Broll quedó separado del grueso del ejército. Atraídos por su núcleo oculto de poder druídico, un grupo de poderosos demonios atacó. En su desesperación, Broll, por primera vez, invocó a las profundidades de la tierra para que protegieran a quienes combatían a su lado. Mantuvo la posición, dando tiempo a los demás para retirarse hacia el grueso del ejército a medida que los árboles se soltaban de sus raíces y atacaban a los no-muertos y a los demonios. Estuvo luchando durante horas. Estaba cansado y, al final, el señor del foso Azgalor lo arrolló. En su caída, Broll dejó caer la estatua del dragón, conocida popularmente como el Ídolo de Remulos. Azgalor cargó contra el ídolo y la golpeó con su hoja, Rencor, imbuyéndola con energía vil. La explosión de energía vil que emanó de la estatua corrompida mató instántaneamente a Anessa, que intentaba salvar a su padre. El valiente sacrificio de Broll salvó muchas otras vidas y contribuyó enormemente a la victoria de los suyos. Tras la guerra, Broll quedó traumatizado. Se culpó a sí mismo por la pérdida del ídolo y la muerte de su hija, y fue incapaz de contener su ira y su odio por sí mismo. Ahora corrupto, sus manifestaciones comenzaron a poner en peligro a otros. Su regocijo a la hora de asumir la forma de animales desapareció, sus transformaciones se volvieron monstruosas y entonces todas cesaron. El ciervo, la pantera, la foca y el cuervo lo abandonaron. Sólo el espíritu del oso se mantuvo junto a él y le permitió asumir su forma.

Etapa como gladiador[editar | editar código]

Broll en el cómic.

Mientras el dolor lo consumía, Broll desapareció de la sociedad de elfos de la noche y eligió una senda deliberada convirtiéndose en gladiador del Anillo Carmesí, siendo comprado por el orco Rehgar Furiaterrestre. Broll se preparó para luchar como gladiador junto al campeón orco Ojosangre Puñorrojo y junto a una joven elfa de sangre llamada Valeera Sanguinar; sin embargo, poco después de ser comprado, Ojosangre fue asesinado dejando sin líder al equipo de gladiadores de Rehgar justo antes del inicio del torneo del Anillo Carmesí. La repuesta a sus problemas llegó en la forma de un guerrero humano amnésico que poseía una increíble habilidad en la lucha, éste guerrero no era nadie más que el rey perdido Varian Wrynn. Después de trabajar juntos como gladiadores, el equipo de Rehgar campeonó en el Anillo Carmesí, lugar donde Varian fue apodado como Lo'Gosh. Poco después, Broll ayudó y acompañó a Lo'Gosh a escapar

El Ídolo de Remulos[editar | editar código]

Gracias al conocimiento estratégico de Lo'Gosh y al poder sobre la naturaleza de Broll, ambos ayudaron a los Centinelas Ala de Plata a defender la Garganta Grito de Guerra de las Escoltas Grito de Guerra de la Horda. Sin embargo la furia legendaria de Broll provocó el caos no solo en contra de sus enemigos, sino también en contra de sus aliados. El desastre que Broll estaba causando fue detenido cuando cayó al suelo a causa de un golpe que Lo'Gosh le propinó con un palo. Broll, vuelto otra vez en sus cabales, se enteró gracias a su prima Telandria que el corrupto Ídolo de Remulos había caído en manos de los fúrbolgs de la tribu Piel de Cardo, corrompiéndolos. Broll y Lo'Gosh se dirigieron al Bastión Piel de Cardo en Vallefresno para recuperar el ídolo y restaurarlo de sus corruptas energías o destruirlo. Broll purificó exitosamente el ídolo, luego de batallar contra el dragón verde enlazado a él y a una horda de fúrbolgs enloquecidos. Al limpiar la estatua, Broll fue capaz de entrar en comunión con los espíritus salvajes que lo habían abandonado y también pudo recuperar su ser y controlar su ira.

Broll y Lo'Gosh llevaron el ídolo a Fandral Corzcocelada, quien quería asegurarse que el ídolo estaba limpio en efecto. Luego de estudiarlo, decidió que lo mejor sería que Broll lo dejase con él en Darnassus.

Episodios posteriores[editar | editar código]

Broll, junto a Valeera Sanguinar, continuaron acompañando al rey guerrero y ayudaron ajusticiando a Onyxia y rescatando al príncipe Anduin Wrynn. Además presenciaron el retorno de Varian a su trono legítimo, convirtiéndose en amigos de confianza durante el proceso. Broll creció unido a Valeera, cuya independencia y naturaleza temeraria le recordaba a su hija fallecida. Los dos formaron una relación "padre-hija" durante el curso de sus viajes, donde Broll mostró gran preocupación por la adicción a la magia de la elfa de sangre. Tras la muerte de Onyxia, Varian ofreció a Broll y a Valeera un lugar permanente en Ventormenta, donde actuarían como consejeros y escoltas del rey Varian.

Broll no pudo asistir a la cumbre de paz de Theramore entre Varian y Thrall debido a que Fandral lo había llamado. Tiempo más tarde, Broll se unió al Nuevo Concilio de Tirisfal durante la batalla de Med'an contra Cho'gall.

Wrath of the Lich King[editar | editar código]

WotLK Esta sección aborda contenido exclusivo de Wrath of the Lich King.

Broll en World of Warcraft.

Broll aparece en Ventormenta, discutiendo sobre la amenaza de La Plaga junto a Bolvar Fordragón y al rey Varian Wrynn, durante el evento mundial de pre-lanzamiento (traducción literal, no oficial).

¡No he visto un acumulamiento de fuerzas tan grande desde la Tercera Guerra! Varian está empeñado en hacer frente a la amenaza directamente. Tal como es él....
¿Estás dirigiéndote a Rasganorte? Nunca estuve ahí pero escuché en es una tierra hermosa pero traicionera. Por desgracia, otros problemas urgentes requieren mi atención, así que no podré unirme al Alto Señor Fordragón y a su ejército en el viaje.

Su apariencia en Ventormenta durante el ataque de La Plaga sería contradicha después por los eventos transcurridos en el cómic, donde se menciona que fue invocado por Fandral Corzocelada en Darnassus.

En adición, Broll inició la misión A [74] La batalla por Entrañas y acompañó al rey Varian a infiltrarse en el asentamiento.

Tempestira[editar | editar código]

WoW-novel-logo-16x62.png Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

"Eres lo que estás destinado a ser."
Malfurion Tempestira pensando en Broll con orgullo, mientras los ojos de Broll brillaban con un color dorado al canalizar las energías de Azeroth

Tras la derrota del Rey Exánime, Teldrassil cayó en un estado grave de salud. Broll era uno de los integrantes del Círculo Cenarion (y el único que no era un archidruida), llamados por su líder, Fandral Corzocelada, para sanar a Teldrassil. El Círculo Cenarion entonces prestó su poder al Árbol del Mundo usando las energías del Ídolo de Remulos para potenciar sus esfuerzos. Durante ese tiempo, Broll empezó a recibir visiones de la corrupción de Teldrassil, que causaron que pierda el conocimiento alterando la operación. Aunque Broll se recuperó, una visión lo volvió a atormentar mostrándole un estado caótico en el que varias sombras demoníacas y una misteriosa figura fulgían con la luz del Sueño Esmeralda y corrompían todo a su paso. El antiguo gladiador reconoció a esta silueta como el Ídolo de Remulos. Broll sintió que Azeroth, o algo similar, intentaba advertirlo de un peligro monumental.

Las advertencias fueron empeorando para Broll. Ahora las sentía en sus sueños, Broll veía a su fallecida hija Anessa en sus pesadillas. Una hermana de Elune le informó que había sido convocado a una reunión secreta con la Suma Sacerdotisa Tyrande Susurravientos. Sólo Hamuul Tótem de Runa, archidruida tauren y amigo de Broll, sabía de esta reunión y la mantuvo en secreto.

Como amigo de confianza de Malfurion Tempestira, Broll recibió la petición de la amada de su shan'do para ayudarla a liberar a Malfurion de su misteriosa prisión y devolver su estado astral a su cuerpo físico. Tyrande le confió a Broll que Elune le había revelado que Malfurion se moría. Fandral había prohibido la entrada al Sueño Esmeralda puesto que la amenaza creciente de la Pesadilla Esmeralda plagaba el reino onírico. Además, Fandral creía que los archidruidas debían concentrar sus fuerzas para curar al enfermo Teldrassil, lo cual sería la única manera para encontrar a Malfurion. Tyrande había entendido que Malfurion moriría antes de que pudiesen lograr su cometido con el segundo Árbol del Mundo y puso su confianza en Broll porque Malfurion confiaba en él, había luchado con valentía en la Tercera Guerra. Guiado por su lealtad personal hacia Malfurion y por sus recientes pesadillas y visiones que le advertían de que algo maligno estaba trabajando, decidió ayudar a Tyrande.

Tyrande decidió entrar al Sueño Esmeralda a través de un portal situado en Talloumbrío, Broll entendió que tenían que recurrir al Ídolo de Remulos para lograr esto. Aunque Broll sabía que el ídolo era una pieza importante del plan de Fandral para curar el Árbol del Mundo, robó el artefacto del sagrario privado de Fandral. Broll y Tyrande iniciaron su viaje, llegando en primera instancia a Auberdine, donde todos sus habitantes estaban dormidos y sufrían pesadillas. En ese lugar encontraron un humano que los sacó de ahí usando una habilidad especial para transportarlos dentro y fuera del Sueño Esmeralda. El trío se desplazó a un lugar desconocido donde avistaron un dragón negro. Lo siguieron a una cueva donde se reveló que este dragón en realidad era uno verde disfrazado de negro y se trataba del consorte de Ysera, Eranikus, el mismo dragón vinculado al Ídolo de Remulos. El dragón contó a los elfos de la noche la verdad acerca de su compañero humano, Lucan Sangre de Zorro, su poder y la historia de su familia. Poco después de que Lucan se separara del grupo, se encontró con la orca Thura, que los había estado siguiendo. Ella atacó a Lucan, quien se vio obligado a usar su misterioso poder para transportar tanto a él como a su atacante dentro del Sueño Esmeralda mas no regresó. Broll descubrió lo que pasaba y convenció a Eranikus para que los lleve a Talloumbrío para que prosigan su búsqueda. En su destino, se encontraron con un Anciano llamado Gnarl, quien les permitió el paso hacia el portal. Dentro del mismo, el corrompido dragón Lethon los atacó y aunque Gnarl fue a socorrer a los elfos, cayó en los tentáculos de la Pesadilla y desapareció. Eranikus reapareció entonces y Lethon y Emeriss atacaron al dragón verde para corromperlo y tornarlo como uno de los suyos. De pronto, Alexstrasza acudió al rescate y forzó a los dos dragones malditos a retirarse. La Reina Dragón convenció a un abatido Eranikus para que los ayudara a luchar contra la Pesadilla, pedido que aceptó. Los elfos y el dragón entonces entraron a la zona infestada del Sueño Esmeralda, la Pesadilla.

El trío encontró a Lucan que les advirtió que el plan de Thura era asesinar a Malfurion. Tyrande corrió para evitar que esto sucediera y Broll la siguió pero la perdió de vista. Mientras corría, recibió otra visión de Anessa, que fue inerrumpida con la irrupción del anciano Arei que le pidió que lo siguiera. Broll se encontró con Zaetar, que lideraba un pequeño grupo de defensores de la naturaleza. El druida continuó su búsqueda cuando varios dragones verde incluyendo a Ysera se ofrecieron a escoltarlo en su misión de salvar a Malfurion. Broll montó en uno de ellos y se dirigieron al lugar donde Malfurion estaba atrapado. Al llegar encontraron a Thura luchando contra Tyrande. Al aparecer en escena Lucan y Broll, Thura cortó el árbol que aprisionaba a Malfurion, liberándolo. Cuando escapaban, ocurrió lo peor: Ysera quedó atrapada en la Pesadilla al intentar rescatar a Eranikus que aparentemente había caído en las garras de la Pesadilla; sin embargo, era Lethon quien había usado la apariencia de Eranikus para engañar a Ysera. Malfurion entendió que la Pesadilla siempre había querido a Ysera y que con su captura corrompería no sólo el Sueño Esmeralda sino toda existencia en Azeroth de la manera más poderosa y efectiva. Tyrande, Broll, Lucan, Thura y Malfurion intentaron escapar de la Pesadilla en lomos de un dragón verde. En ese momento, la forma onírica de Malfurion volvió a conectarse con su cuerpo físico, en el Claro de la Luna. Los cuatro personajes y el dragón fueron atacados por Emeriss pero lograron atravesar el portal que los guiaba a Azeroth. Ya en el mundo terreranl, un corrupto Gnarl cargó contra ellos con la intención de volverlos corruptos, excepto a Lucan, quien usó una vez más su poder para transportarlos de vuelta a la Pesadilla Esmeralda, pero en esta ocasión, materializándolos junto a Eranikus. El dragón, abatido y furioso por el sacrificio de su amada, trató de amenazar a los demás con el fin de asustarlos y alejarlos de él.

Enfrentados a lo que parecía ser una amenaza, Lucan salió involuntariamente del Sueño Esmeralda, llevando consigo a los cuatro a la Ciudad de Ventormenta, donde encontraron al Rey Varian Wrynn, quien se indignó al ver a una orca en su ciudad, aunque Broll la defendió alegando que estaba con ellos. Al margen de sus sospechas, Varian ordenó al Mayor Mattingly acompañar al grupo al Distrito de los Mercadores, donde vivía una embajadora de Darnassus que poseía una piedra de hogar. Mientras el grupo avanzaba en la ciudad cubierta de la bruma de la pesadilla, Broll preguntó por qué la embajadora vivía en ese lugar y no en el Parque. La Suma Sacerdotisa Tyrande respondió que la embajadora debía reunirse con otros personajes para llevar a cabo actos políticos privados que en el Parque serían muy llamativos, para beneficio de toda la Alianza, más que de su raza. Al llegar a la posada, Lucan, Thura y el mayor permanecieron resguardando la entrada mientras Broll y Tyrande se dirigieron a la habitación de la embajadora. Ahí encontraron lo que buscaban, la piedra de hogar mágicamente vinculada a Teldrassil. Lo que no esperaban fue un ataque sorpresa de la embajadora sonámbula que había caído bajo los efectos de la Pesadilla, Broll entonces se vio obligado a usar la piedra de hogar que lo envió a Darnassus. Al llegar, vio que el propio Teldrassil atacaba a los propios elfos de la noche. Broll se dirigió donde sus hermanos druidas para advertirles que lo que alimentaban era a aquello que manchaba a Teldrassil en lugar de curarlo; sin embargo, las hojas malditas y una lluvia de púas con espinas drogadas lo incapacitaron. Con la vista borrosa, fue rodeado por cuatro druidas que creyeron que Broll era un traidor y lo llevaron donde Fandral al Enclave Cenarion. Malfurion había llegado para liberar a Hamuul, Naralex y Shandris Plumaluna y poner fin a la traición de Fandral. Hamuul y Shandris se libraron y apoyaron a Broll, quien acusaba a Fandral de su traición. Un enloquecido Fandral hizo caso omiso a sus palabras realizando un hechizo espantoso que empezó a matar a los druidas. Malfurion atacó y engulló a la figura sombría que se encontraba detrás de Fandral, una sombra que creía era su hijo Valstann, hecho que provocó que Fandral se lanzase para "salvar" a su "hijo", que en realidad era un demonio que poseía su mente para la Pesadilla. Antes de que pudiese reaccionar, Malfurion le propinó un duro golpe en la mandíbula que lo dejó inconsciente. En ese momento, Broll levantó las brazos con las energía de Azeroth girando a su alrededor. Sus ojos, antes plateados ahora brillaban con un color casi tan dorado como el de Malfurion. Tempestira salió en búsqueda de la fuente de corrupción de Teldrassil mientras Broll y Hamuul continuaron sanando a los heridos. A su retorno, Malfurion y los druidas iniciaron el hechizo de sanación para el árbol. El primero en ayudarlo fue Broll y así los demás dieron su poder para redimir a Teldrassil. Al descubrir un portal secreto al Sueño que el mismo Fandral había levantado, Malfurion entró en un estado de trance, comunicándose con varios líderes en Azertoh instándoles a unirse en un ejército. Al volver a su cuerpo, sintió la presencia de Remulos quien le dijo que la Pesadilla tenía a Tyrande y la legendaria hacha de Broxigar. El archidruida entonces encomendó a Broll la tarea de guiar a los druidas y a los demás en su ausencia mientras se adentraba en la Pesadilla. El ex-gladiador también acompañó a Thura que se adentró al sueño para recuperar el hacha de su tío, la única arma que podía cortar el árbol sombra del Señor de la Pesadilla en el Sueño Emeralda.

Broll y Thura tomaron el hacha y se detuvieron junto al árbol sombra de Xavius. Thura alcanzó el tronco, alzó el hacha y golpeó a la sombra en un punto clave y crucial. Esto generó un chillido que retumbó por todo el Sueño Esmeralda, al mismo tiempo que otro grito que reverberó por todo Azeroth. El árbol estalló en llamas al recibir ataques tanto en el plano onírico como en el físico, poniendo fin a la vida de Xavius y a la erradicación de la Pesadilla. Luego de la catástrofe y la derrota de la Pesadilla Esmeralda, Broll fue honrado al ser nombrado como testigo en la ceremonia de nupcias entre Malfurion y Tyrande.[2]

Aunque Broll creyó por mucho tiempo que era indigno de las astas que significaban grandeza entre los druidas, Malfurion había depositado pelanemten su confianza en él y lo respetó como un igual. Sus habilidades druídicas por fin se habían manifestado cuando Fandral y el corrupto estado de Teldrassil fueron derrotados. Al mostrar una gran habilidad al canalizar las energías de Azeroth, fue capaz de reanimar a los druidas comatosos que estaban privados de energía gracias a la traición de su líder. Los ojos de Broll ahora tenían un brillo dorado. Broll había roto una barrera autoimpuesta, para convertirse en el gran druida que tantos creían que era. La falta de seguridad había desaparecido y por fin supo que era lo que siempre tenía que haber sido.[3]

Luego de esto, ocupó el lugar de Malfurion en la organización de los druidas exploradores.[4]

Broll preparándose para la batalla.

Cataclysm[editar | editar código]

Cataclysm Esta sección aborda contenido exclusivo de Cataclysm.

Al igual que muchos otros personajes de renombre, Broll ayuda a los héroes de la Alianza en el combate contra las fuerzas de Ragnaros.

Mareas de Guerra[editar | editar código]

WoW-novel-logo-16x62.png Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

Tras la caía de la Isla de Theramore, la Horda levantó un bloqueo a lo largo de la costa de Kalimdor, evitando que las naves de la Alianza lleguen al continente. Broll viajó a Ventormenta y conversó con el rey Varian mientras observaban la construcción de una nueva flota en el puerto de la ciudad.

Broll estuvo entre los representantes de la Alianza en el Castillo de Ventormenta que planeaban el ataque a Orgrimmar.

Legion[editar | editar código]

Legion Esta sección aborda contenido exclusivo de Legion.

Broll en el Refugio de Malorne.

Con la reaparición de la Pesadilla Esmeralda, Broll fue envíado por Rensar Greathoof para entregar el Ídolo de las fieras en el Refugio de Malorne en Val'sharah. Sin embargo, cuando llegó se encontró con el lugar siendo atacado por sátiros que robaron el ídolo [5]. Junto al aventurero y Sylendra Cantaclaro, la líder de los Druids of the Antler, consiguieron recuperarlo [6] y devolverlo a la Arboleda de los Sueños para que los druidas pudieran estar en contacto con Malorne. Tras esto, Broll se ofrece al servicio del aventurero para servirle como campeón.

Localizaciones[editar | editar código]

Apariciones destacadas
Localización Nivel Salud
Misión:Los protectores de Hyjal 85 151.000
Arboleda de los Sueños 102 - 110 2.732.721
Moonclaw Vale 102 - 103 2.476.170
Moonclaw Vale 102 - 106 2.732.721
Val'sharah 100 - 110 2.476.170
Monte Hyjal 110 5.196.335

Misiones[editar | editar código]

Notas[editar | editar código]

  • Broll comparte el apellido con Athridas.
  • Broll aparece como una figura de acción en la serie de DC Unlimited, World of Warcraft: Series 2. Aparentemente viste partes del set Vestiduras de Tempestira y empuña [Final del viaje].
  • Habiendo sido esclavo, Broll encuentra los túmulos demasiado pequeños, por eso duerme al raso.[7]

Galería[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

Enlaces externos[editar | editar código]

Monte Hyjal Batalla por Entrañas