Corona de Hielo y el Trono Helado

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar

Corona de Hielo y el Trono Helado es parte del Capítulo IV de la Historia de Warcraft aparecida en la página web de World of Warcraft. Se trata a su vez de una revisión de la historia recogida en el manual de Warcraft III: Reign of Chaos bajo el nombre de La Corona de Hielo y el Trono de Hielo adaptando los nombres de las razas a como se llaman en la actualidad.

En WoW Icon 16x16.gif aparece otra versión retocada en forma de libro que los jugadores pueden leer.

Kil’jaeden lanzó el arca de hielo de Ner’zhul al mundo de Azeroth. El cristal endurecido atravesó como un rayo el cielo de la noche y se estrelló en el desolado continente ártico de Northrend. Quedó enterrado en las profundas y sombrías galerías del glaciar Corona de Hielo. El cristal congelado, deformado y marcado por su violento descenso, parecía ahora un trono... y el espíritu vengativo de Ner’zhul se agitaba en su interior.

Desde los confines del Trono de Hielo, Ner’zhul empezó a expandir su vasta conciencia y a tocar las mentes de los habitantes de Northrend. Esclavizó con sorprendente facilidad las mentes de muchas criaturas indígenas, como trolls de hielo y fieros wendigos, y arrastró a sus malvados hermanos hasta su creciente sombra. Descubrió que sus poderes psíquicos eran casi ilimitados y los utilizó para crear un pequeño ejército al que albergó en los retorcidos laberintos de la Corona de Hielo. Mientras el Rey Lich dominaba sus crecientes poderes bajo la persistente vigilancia de los Señores del terror, descubrió un remoto asentamiento humano en la periferia de la Tierra de los Dragones. Ner’zhul decidió poner a prueba sus poderes y también a la terrible plaga utilizando a los desprevenidos humanos como objetivo.

Ner’zhul envió la plaga de los muertos vivientes que había tenido origen en la profundidad del Trono de Hielo hacia los páramos árticos. Controlando la plaga tan solo con su voluntad, la condujo directamente hacia la aldea humana: en tres días todas las almas humanas del lugar estaban muertas, y en un periodo de tiempo sorprendentemente breve los aldeanos muertos empezaron a alzarse como cuerpos zombificados. Ner’zhul podía sentir cada uno de sus espíritus y pensamientos como si fueran los suyos propios. La agitación cacofónica de su mente hizo a Ner’zhul todavía más poderoso, como si los espíritus le proporcionaran un alimento largamente ansiado. Se dio cuenta de que controlar las acciones de los zombis y dirigirlos hacia donde él quisiera era un juego de niños. En los meses siguientes, Ner’zhul continuó experimentando con su plaga de muertos vivientes al subyugar a todos los habitantes humanos de Northrend. Con un ejército de muertos vivientes que crecía cada día, sabía que el momento de su prueba definitiva estaba cerca.

World of Warcraft[editar | editar código]

En WoW Icon 16x16.gif puede leerse por medio de un libro cuyo texto presenta algunas variaciones con respecto al publicado en el manual de Warcraft III. Dicho libro puede encontrarse en Scholomance, la Posada Orgullo de León, el Monasterio Escarlata, cerca de los instructores de herboristaría en Entrañas y en la zona de los humanos en Stratholme. Cuenta para el logro Inv misc book 04.png [Erudito].


Corona de Hielo y el Trono Helado

Kil'jaeden volvió a emplazar la urna congelada de Ner'zhul en el mundo de Azeroth. El cristal endurecido centelleaba bajo la noche estrellada y chocó en el desolado continente ártico de Rasganorte, enterrándose en las profundidades del Glaciar Corona de Hielo. El cristal congelado, deformado y marcado por su violento descenso, adquirió el aspecto de un trono y el vengativo espíritu de Ner'zhul pronto comenzó a moverse en su interior.

Desde los confines del Trono Helado, Ner'zhul comenzó a expandir su vasta conciencia y a entrar en contacto con las mentes de los habitantes de Rasganorte. Casi sin esfuerzo, logró esclavizar la mente de muchas criaturas indígenas, incluyendo trols de hielo wendigo, y atrajo a sus maléficos hermanos hacia su creciente sombra. Sus poderes psíquicos resultaron prácticamente ilimitados y los utilizó para crear un pequeño ejército que habitó en los intrincados laberintos de Corona de Hielo.

A medida que el Rey Exánime aprendía a dominar sus crecientes facultades bajo la persistente vigilancia de los Señores del Terror, descubrió un remoto asentamiento humano situado en la periferia del vasto territorio del Cementerio de Dragones. En un abrir y cerrar de ojos, Ner'zhul decidió probar sus poderes con los despreocupados humanos.

Ner'zhul propagó una peste de los no-muertos, que se había originado desde las profundidades, en el interior del Trono Helado, en los páramos del ártico. Controlando la peste con su sola voluntad, la lanzó directamente hacia el poblado humano. En un plazo de tres días, todos los habitantes del asentamiento estaban muertos, pero poco después, los pobladores empezaron a revivir como cadáveres zombis. Ner'zhul podía sentir sus espíritus y pensamientos individuales, como si fueran suyos.

La colérica cacofonía en su mente hizo que Ner'zhul acumulara aún más poder, como si sus espíritus le proporcionaran el alimento necesario. Descubrió que era un juego de niños controlar las acciones de los zombis y hacer que realizaran todo aquello que deseaba.

En los siguientes meses, Ner'zhul continuó experimentando con su peste de los no-muertos, sometiendo a todos los habitantes humanos de Rasganorte. Con su ejército de no-muertos creciendo a diario, sabía que se acercaba el momento de realizar la verdadera prueba.

Enlaces Externos[editar | editar código]