Diario de Velinde

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar

Fuente[editar | editar código]

Este item se encontraba dentro del Armario de Velinde en Darnassus. Era propiedad de la centinela Velinde Cantoestelar.

Objetivo de[editar | editar código]

Contenido[editar | editar código]

Diario de Velinde

Elune ha atendido a mis deseos. Las vidas de mis camaradas caídos no habrán sido en vano, y vengaré sus muertes utilizando la  [Guadaña de Elune]. Es un objeto antiguo, una rama torcida y nudosa que puede ser incluso más antigua que los kaldorei.

Durante muchas horas he examinado la herramienta que me ha concedido la diosa. No es un arma ordinaria, esto está claro, ni se trata de un simple aditamento mágico. Con ella... incluso es posible traspasar las barreras del tiempo y el espacio.

Con la Guadaña en mis manos, he tenido una visión del caos. Lobizones... los huargen... combatían contra un enemigo increíble. Los huargen luchaban salvajemente, como corresponde a su raza primitiva, pero su enemigo permanecía intacto: Los señores de la Llama Esmeralda.

Y así fue como me di cuenta del verdadero poder de la Guadaña. Centrándome en ella, logré llegar a comunicarme con los huargen. Sin embargo, el contacto no se realizaba mediante lenguaje hablado. Era algo distinto... no podría describirlo.

Lo que importa es que los huargen me oían y me entendían. Canalizando la energía hacia la Guadaña, las barreras se debilitaron aún más y pude traer huargen a nuestro mundo. En mi primer intento pude invocar a treinta. Me siguieron en la batalla y, con su fuerza bruta y bajo mis órdenes, arremetimos contra los demonios de Frondavil.

Elune ha atendido a mis deseos. El bosque quedará libre de alimañas.

Que Elune me conceda sus bendiciones hasta que logre terminar mi trabajo.

Todo marcha bien. He reunido a un gran número de huargen para que luchen a mi lado. Aunque son de pensamiento simple, han demostrado una impresionante habilidad para coordinar sus ataques y actúan muy bien en grupo.

He identificado a los líderes de estos grupos. Los he organizado en pequeños grupos de guerreros. Atacamos el bosque desde varios lugares y mi campaña contra los demonios es bastante provechosa.

Que Elune me conceda sus bendiciones hasta que logre terminar mi trabajo.

Un grupo se perdió. He enviado a los huargen a que recorran el bosque e identifiquen áreas infestadas por demonios, pero no han regresado. He empezado a preocuparme por los líderes, a los que encomendé el control. Tienen una mente simple y seguramente han llevado al extremo la escasa autoridad que les confié. ¿Estoy perdiendo el control? Tal vez debería dejar de invocar más huargen.

Que Elune me conceda sus bendiciones hasta que logre terminar mi trabajo.

Aunque no he invocado nuevos huargen, su número continúa aumentando. La Guadaña ya no requiere mi intervención para el proceso de invocación. Esto resulta problemático. He reunido tantas manadas como pude encontrar y las he ordenado para que permanezcan en el Santuario de Mel'Thandris.

Mientras tanto, he buscado en las bibliotecas de Darnassus y he consultado con el Círculo de los Ancestros en Costa Oscura. No encontré ningún dato sobre los huargen. He escuchado informes, murmullos, procedentes de un zahorí del Kirin Tor llamado Arugal. Según he oído, es posible que él también haya invocado huargen. Consultaré con este zahorí, a pesar de lo desagradable que pueda ser, y veré qué es lo que sabe.

Los huargen son peligrosos y me gustaría tenerlos controlados. Mañana bajaré al puerto en los Baldíos y reservaré un pasaje para el nuevo mundo.

Que Elune me conceda sus bendiciones hasta que logre terminar mi trabajo.

Últimos cambios[editar | editar código]

Enlaces externos[editar | editar código]