Hello there! We are conducting a survey to better understand the user experience in making a first edit. If you have ever made an edit on Gamepedia, please fill out the survey. Thank you!

El nacimiento del Rey Exánime

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar

El nacimiento del Rey Exánime es parte del Capítulo IV de la Historia de Warcraft aparecida en la página web de World of Warcraft. Se trata a su vez de una revisión de la historia recogida en el manual de Warcraft III: Reign of Chaos bajo el nombre de Kil’Jaeden y el Nuevo Pacto adaptando los nombres de las razas a como se llaman en la actualidad.

En WoW Icon 16x16.gif aparece otra versión retocada en forma de libro que los jugadores pueden leer.

Justo cuando Ner’zhul y sus seguidores entraban en el Averno Astral, el plano etéreo que conecta todos los mundos dispersos en la Gran Oscuridad del Mas Allá, cayeron en una emboscada de Kil’jaeden y sus demoníacos secuaces. Kil’jaeden, que había jurado vengarse del orgulloso desafío de Ner’zhul, torturó sin piedad al viejo chamán descuartizando lentamente su cuerpo. Kil’jaeden mantuvo el espíritu del chamán vivo e intacto para que Ner’zhul fuera dolorosamente consciente del desmembramiento de su cuerpo. Aunque Ner’zhul rogó al demonio que liberara su espíritu y le concediera la muerte, el demonio replicó en tono oscuro que el Pacto de Sangre que habían sellado tiempo atrás aún era vinculante y que volvería a servirse de su caprichoso títere una vez más.

El fracaso de los orcos en la conquista de Azeroth, tal y como esperaba la Legión, forzó a Kil’jaeden a crear un nuevo ejército para sembrar el caos en todos los reinos de la Alianza. No se permitiría a este nuevo ejército ser presa de las mismas luchas internas y rivalidades insignificantes que habían envenenado a la Horda. Tendría que ser obstinado, despiadado e inquebrantable en su misión. Esta vez Kil’jaeden no podía fallar.

Mientras mantenía el torturado e indefenso espíritu de Ner’zhul en éxtasis, Kil’jaeden le dio una última oportunidad: servir a la Legión o sufrir un tormento eterno. Una vez más, Ner’zhul pactó temerariamente con el demonio.

Es espíritu de Ner’zhul fue colocado en un bloque especial de hielo duro como el diamante recogido en los confines del Averno Astral. Encerrado en el casco helado, Ner’zhul notó que su conciencia se centuplicaba. Envuelto por los caóticos poderes del demonio, Ner’zhul se convirtió en un ser espectral de inconmensurable poder. En ese momento, el orco conocido como Ner’zhul desapareció para siempre... y nació el Rey Lich.

También los leales caballeros de la muerte de Ner’zhul y sus seguidores brujos fueron transformados por las caóticas energías del demonio. Los malvados lanzadores de conjuros fueron despedazados y reconstruidos como liches esqueléticos. Los demonios se habían asegurado de que los seguidores de Ner’zhul lo sirvieran incondicionalmente incluso en la muerte.

Cuando llegó el momento adecuado, Kil’jaeden explicó pacientemente la misión para la que había creado al Rey Lich: Ner’zhul tenía que extender una plaga de muerte y terror por todo Azeroth, una plaga que acabaría con la civilización humana para siempre. Todos aquellos que murieran a causa de la temida plaga se alzarían como muertos vivientes y sus espíritus estarían ligados a la férrea voluntad de Ner’zhul para siempre. Kil’jaeden prometió que si Ner’zhul cumplía su oscura misión y eliminaba a la humanidad del mundo, lo liberaría de su maldición y le procuraría un nuevo cuerpo sano en el que vivir.

Aunque Ner’zhul parecía dispuesto e incluso ansioso por interpretar su papel, Kil’jaeden dudaba de la lealtad de su títere. Al mantener al Rey Lich sin cuerpo y atrapado en el arca de cristal, se aseguraba su buena conducta a corto plazo, pero el demonio sabía que tendría que vigilarlo constantemente. Con este fin, Kil’jaeden convocó a su elite de guardias demoníacos, los vampíricos Señores del terror y les ordenó que vigilaran a Ner’zhul y se aseguraran de que cumplía su terrible tarea. Tichondrius, el más poderoso y astuto de los Señores del terror, aceptó el reto fascinado por el rigor de la plaga y por el desenfrenado potencial para el genocidio del Rey Lich.

World of Warcraft[editar | editar código]

En WoW Icon 16x16.gif puede leerse por medio de un libro llamado Los kaldorei y el Pozo de la Eternidad cuyo texto presenta algunas variaciones con respecto al publicado en la página oficial de World of Warcraft. Dicho libro puede encontrarse en Scholomance, la posada de Costasur, la zona de humanos de Stratholme y el ayuntamiento de Villa Oscura. Cuenta para el logro Inv misc book 04.png [Erudito].


El nacimiento del Rey Exánime

Ner'zhul y sus seguidores penetraron en El Vacío Abisal, el plano etéreo que conecta todos los mundos desperdigados a través de la Gran Oscuridad del Más Allá. Desafortunadamente, Kil'jaeden y sus esbirros estaban esperándole. Kil'jaeden, que había jurado vengarse de Ner'zhul por su orgullosa rebeldía, se dedicó a despedazar lentamente el cuerpo del viejo chamán, pieza a pieza.

Kil'jaeden mantuvo el espíritu del chamán vivo e intacto y, de esta manera, dejó que Ner'zhul fuera totalmente consciente del desmembramiento que sufría su cuerpo. Aunque Ner'zhul suplicó al demonio que liberara su espíritu y le diera muerte, este replicó que el Pacto de Sangre que habían suscrito hacía mucho tiempo aún los unía y que Ner'zhul tenía un propósito que cumplir.

El fracaso de los orcos a la hora de conquistar el mundo para la Legión Ardiente obligó a Kil'jaeden a crear un nuevo ejército para sembrar el caos en los reinos de Azeroth. Este nuevo ejército debía evitar ser presa de las mismas rivalidades y luchas internas que habían diezmado a la Horda. Tendría que llevar a cabo su misión, completamente centrado en ella, actuando sin piedad. En esta ocasión, Kil'jaeden no podía fracasar.

Manteniendo el espíritu de Ner'zhul indefenso, Kil'jaeden le dio la última oportunidad de servir a la Legión o sufrir tormento por toda la eternidad. Una vez más, Ner'zhul accedió temerariamente a sellar el pacto con el demonio. El espíritu de Ner'zhul fue colocado en el interior de un bloque de hielo, duro como el diamante, especialmente elaborado, procedente de los lejanos confines de El Vacío Abisal.

Confinado en su urna helada, Ner'zhul sintió que su conciencia se expandía diez mil veces más. Deformado por los caóticos poderes del demonio, Ner'zhul se convirtió en un ser espectral de poder insondable. En ese momento, el orco conocido como Ner'zhul se hizo pedazos para siempre y nació el Rey Exánime.

Los caballeros muertos leales de Ner'zhul y los seguidores de Sombraluna también fueron transformados por las energías caóticas del demonio. Los debilitados taumaturgos fueron destrozados, siendo reconstituidos como exánimes esqueléticos. Los demonios garantizaron que, incluso en la muerte, los seguidores de Ner'zhul le sirvieran de forma incuestionable.

Cuando llegó el momento, Kil'jaeden explicó la misión para la cual había creado al Rey Exánime. Ner'zhul debía extender una peste de muerte y terror por Azeroth que habría de acabar para siempre con la civilización humana. Todos aquellos que murieran a causa de la terrible peste volverían como no-muertos y sus espíritus estarían ligados a la voluntad de hierro de Ner'zhul para siempre.

Kil'jaeden prometió que si Ner'zhul cumplía su oscura misión, exterminando la humanidad del mundo, sería liberado de su maldición y obtendría un nuevo y saludable cuerpo.

Si bien Ner'zhul accedía de buen grado y se mostraba incluso ansioso por cumplir su papel, Kil'jaeden se mostró escéptico acerca de la lealtad de su siervo. Manteniendo al Rey Exánime sin cuerpo y atrapado en una urna de cristal, garantizaba su buena conducta a corto plazo, pero el demonio sabía que debía mantenerlo bajo estricta vigilancia. Para este fin, Kil'jaeden convocó a su guardia demoníaca de élite, los Señores del Terror vampíricos, para que controlaran a Ner'zhul y se aseguraran de que cumplía su terrible tarea.

Tichondrius, el más poderoso y astuto de los Señores del Terror, se entusiasmó con el desafío. Estaba fascinado por la dureza de la peste y el desenfrenado potencial genocida del Rey Exánime.

Enlaces Externos[editar | editar código]