Hi Gamepedia users and contributors! Please complete this survey to help us learn how to better meet your needs in the future. We have one for editors and readers. This should only take about 7 minutes!

Forjados por los titanes

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar

Los forjados por los titanes es un grupo de razas creadas por el Panteón, y más tarde los guardianes, durante los primeros tiempos de Azeroth.[1]

Razas[editar | editar código]

La primera generación de los forjados por los titanes fueron creados a partir de la corteza misma de Azeroth para crear un ejército de gigantescos siervos: los aesir y los vanir. Los miembros del Panteón imbuyeron sus atributos y sus poderes en algunos de los forjados para que liderasen al resto. Estas criaturas de gran poder se llamarían los Guardianes.[1]

Después de la derrota de los Dioses Antiguos, los guardianes crean con ayuda de la Forja de los Deseos una segunda generación de forjados por los titanes. Estas razas de forjados ayudaría a los guardianes a traer el orden al mundo. Las razas de la segunda generación fueron los Trogg de piedra, los gigantes (anubisath, Gigantes de mar y Gigantes de piedra), los tol'vir, los mogu, los terráneos, los mecagnomos y los vrykul.[1]

Historia[editar | editar código]

Guiados por el gran forjador Khaz'goroth, el Panteón empleó la corteza de Azeroth para crear un ejército de gigantescos siervos: los aesir y los vanir. Los aesir eran de metal y esgrimían el poder de la tormenta. Los vanir eran de piedra y tenian el poder sobre al piedra. En conjunto, estas poderosas razas recibirían en nombre de forjados por los titanes.

Los miembros del Panteón imbuyeron sus atributos y sus poderes en algunos de los forjados para liderar al resto. Estas criaturas de gran poder se llamarían guardianes. Aunque con el tiempo desarrollarían personalidades propias, portarían por siempre la huella y las habilidades de sus creadores.

Aman'Thul transmitió algunas de sus habilidades a Ra y a Odyn. Khaz'goroth transmitió su dominio de la tierra y la forja a Archaedas. Golganneth cedió el dominio de las tempestades y los cielos a Thorim y a Hodir. Eonar entregó su control de la fauna y flora de Azeroth a Freya. Norgannon compartió su intelecto y su maestría sobre la magia a Loken y a Mimiron. Y por último, Aggramar impartió su fuerza y coraje a Tyr, quien se convertiria en el guerrero más poderoso de los forjados.

Referencias[editar | editar código]