Gnomo

De Wowpedia
(Redirigido desde «Gnomos»)
Saltar a: navegación, buscar

Para la facción elegible por la Alianza véase Gnomo (jugable)


Gnomos, Maestros de la Invención
GnomeMale.jpg
Un gnomo ingeniero
Facción/Afiliación
Clases
Capital racial
Líder racial
Montura racial
Planeta de origen
Idioma primario
Idiomas secundarios
Estatura

91'5 - 115 cm (gnomos), 65 - 110 cm (gnomas)[1]

Los ingeniosos gnomos, maestros de la tecnología y antiguos ciudadanos de Gnomeregan, son una raza de dinimutos humanoides que llevan años exiliados en Ciudad Manitas, uno de los distritos de la capital de los enanos, Forjaz. Recientemente han iniciado una reconquista de su hogar con un avance parcial de posiciones hasta Nueva Ciudad Manitas, su base de operaciones actual.

Introducción[editar | editar código]

Los gnomos son una raza diminuta, amante de la mecánica e ingeniería que vive bajo tierra. Durante la Segunda Guerra, fueron los encargados de construir los vehículos que sirvieron a la Alianza para combatir a la Horda. Sus grandes conocimientos y naturaleza excéntrica contrastan con capacidad física. Hace años, su capital, Gnomeregan fue invadida por los trogg que la atacaron y esclavizaron a sus ciudadanos. Los supervivientes refundaron su actividad en Forjaz y son conocidos como los Exiliados de Gnomeregan mientras que otros viajaron a Kalimdor, donde encontraron hospitalidad en Bael Modan. La mayoría aún recela de volver a su hogar, sintiéndose a salvo en los túneles de la ciudad de los enanos.

Los gnomos son una raza muy sociable que se relaciona rápidamente con sus vecinos, especialmente los humanos con quien guardan una gran amistad y a los que profesan un tremendo respeto y amabilidad. La sociedad de gnomos es bastante meritocrática, su avance está basado en las aplicaciones y mejoras que construyen de manera que es común ver cómo se relacionan gnomos de todas partes del mundo para crear proyectos. Juntos trabajan desarrollando diseños para mejorar las armas de los enanos cuyos herreros les dan mucha inspiración [2].

Historia[editar | editar código]

Símbolo de la Tecnología

Los excéntricos y brillantes gnomos son una de las razas más peculiares de Azeroth. Dentro de su obsesión por desarrollar nuevas tecnologías y maravillas obras de ingenería, hay que dar gracias porque esta raza haya sobrevivido y profliferado.

Nadie sabe mucho realmente de la historia de los gnomos antes de que los enanos los descubrieran, ni siquiera los propios gnomos saben mucho de su propia historia antes de la Segunda Guerra [3]. Hay algunos escritos de gnomos que habían tenido contacto con otras razas como humanos y elfos nombres de Lordaeron en los Claros de Tirisfal 848 años antes de The Burning Crusade.

Origen y evolución[editar | editar código]

Aparentemente, los primeros gnomos de los que se tiene constancia fueron los "mecagnomos", pequeñas criaturas mecánicas creadas por los titanes. Se desconoce por qué los hacedores los crearon aunque se piensa que su finalidad era ayudar a dar forma a Azeroth junto a los terráneos y Gigantes marinos. Al igual que muchas otras creaciones de los titanes, los mecagnomos sufrieron la maldición de la carne que los convirtió gradualmente en la variante carnosa que son hoy día. Por razones desconocidas, los detalles de esta historia se perdieron e impidieron a los gnomos conocer su verdadero origen. La información referente a su evolución aún puede encontrarse en diversas localizaciones de Azeroth, explicando el origen de su aparición en el mundo.

Una de las mayores fuentes que confirman esta información es el Maestro de palancas Mecazod, un mecagnomo que los gnomos encontraron en Tundra Boreal durante la construcción de un aeródromo. Afirma ser uno de los primeros gnomos creados por "El Gran Arquitecto" en Ulduar. Y no solo eso, Mecazod también tiene la habilidad de eliminar la maldición de la carne y devolver a los gnomos de vuelta a su forma primigenia de mecagnomos. Aún así, la mayoría de gnomos perfieren no hacerlo, aunque observan de cerca con curiosidad las grandes poblaciones de mecagnomos que cohabian en Cumbres Tormentosas y que se ocupan principalmente del mantenimiento de la maquinaria de los titanes.

El primer gnomo del que se tiene constancia histórica es Erbag, uno de los repreentantes del Concilio de Tirisfal de la época de Aegwynn. Es descrito como dicharachero e impatiente, fiel reflajo de la mentalidad gnoma. 848 años antes de World of Warcraft ya había un gnomo que se desenvolvía en igualdad de condiciones a humanos y elfos, algo raro de ver en una raza tan desconocida por entonces como la suya.

Antes que él, una gnoma llamada Indus lo precedió hace 2600 años antes de la Primera Guerra, también miembro del concilio de Tirisfal. A pesar de ser una maga, sentía una gran inclinación por la ingenería y era conocida como "la inventora" en Dalaran. Junto a Meryl Tormenta Vil, uno de los miembro fundadora del concilio invistieron a un huérfano semielfo llamado Alodi como el primer Guardián de Tirisfal [4].

A partir de entonces se produce un gran salto en el tiempo en el que se desconoce cómo los gnomos interactuaron con otras razas.

Una vez en su forma actual, se da por sentado que los gnomos fueron “descubiertos” por los enanos unos 200 años antes de The Burning Crusade. Cuenta la historia, que un explorador enano encontró un pequeño pueblo de gnomos, y se halló muy sorprendido al darse cuenta de que estos ya habían descubierto la pólvora, y que hubieran logrado automatizar todo el pueblo, creando innovaciones tan sorprendentes como las gallinas mecánicas. Pronto iniciaron los intercambios comerciales y tecnológicos entre ambas razas, que fueron creciendo en amistad y cooperación, hasta el punto que los enanos dejaron que los gnomos construyeran su capital, Gnomeregan en las faldas de una de las montañas de Dun Morogh, cerca de Forjaz[5].

Así, tras la guerra civil de los enanos, los gnomos siguieron compartiendo los recursos de Dun Morogh con los Barbabronce. A pesar del amor de los enanos por los inventos y la ingeniería, fueron los gnomos los precusores de los diseños más visionarios de la mayoría de armas enanas y vehículos de vapor.

Las Tres Guerras[editar | editar código]

Un gnomo durante la Segunda Guerra.

Cuando los orcos de Draenor atravesaron el Portal Oscuro dando comienzo a la Primera Guerra, varios reinos humanos decidieron unirse para forjar una alianza para devolverlos al lugar de donde salieron. En esta alianza se encontraban los enanos y gnomos que habían sufrido el ataque orco a Forjaz. Durante las reuniones, los gnomos no contaron un su propio representante, que fue en su lugar el de los enanos, convirtiéndose en el delegado de ambas razas.

Durante la Segunda Guerra, la tecnología de los gnomos proveyó a la Alianza de submarinos y girocópteros, lo que les ayudó a ganar la guerra neutralizando las invenciones aéreas con las que los goblin dotaron a la Horda.

De forma sorprendente, los gnomos rehusaron enviar ayuda a sus aliados durante la invasión de la Legión Ardiente en la Tercera Guerra aunque sus invenciones y tecnologías fueron entregadas y pilotadas por los enanos.

La Caída de Gnomeregan[editar | editar código]

Al acabar el conflicto, la Alianza descubrió el motivo por el que los gnomos no habían acudido a luchar: su amada tecno-ciudad, había sido invadida por los trogg, una raza primitiva de humanoides que había despertado en lo profundo de las cavernas donde se hallaba la ciudad. En un intento desesperado por acabar con la amenaza, los gnomos habían abierto las válvulas de escape de radiactividad de Gnomeregan, pero algo salió mal y la radiación afectó no solo a los troggs, sino también a la mayoría de la población local. A pesar de luchar valientemente por salvar su ciudad, Gnomeregan cayó y cerca del 80% de los gnomos pereció. El resto de supervivientes se alojaron en Forjaz donde establecieron su nuevo hogar, Ciudad Manitas.

Unidos a la causa de la Alianza nuevamente, los gnomos pasan su tiempo planeando estrategias y armas para reconquistar su capital. Mientras eso ocurre, se han establecido en numerosas ciudades de la Alianza y ciudades neutrales como Gadgetzan o el Circuito del Espejismo en las Mil Agujas antes de que la zona se inundara por el cataclismo. Con el paso del tiempo los gnomos se han expandido mucho más lejos de su hogar como en la Estación de Toshley en Terrallende o en la Pista de Aterrizaje de Palanqueta en Rasganorte.

El concilio gobernante de gnomos encabezado por Gelbin Mekkatorque (que ejerce de Manitas Mayor ya que los gnomos no han tenido reyes ni reinas en más de 400 años [6][7][8]) , dirige desde Forjaz el asalto que podría devolverles Gnomeregan a los gnomos. Tras la Operación: Gnomeregan se ha conseguido recuperar la entrada al subterráneo lo que ha hecho que muchos gnomos hayan abandonado Forjaz para establecerse en la Nueva Ciudad Manitas.

Cultura[editar | editar código]

Poco se sabe actualmente de la cultura gnoma. Aunque no se sabe realmente cual es el sentido de la vida de los gnomos, es percibido por la mayoría como alcanzar el máximo nivel tecnológico posible, a través del conocimiento y la experimentación.

No están tan claras sus normas sociales, por ejemplo en lo respectivo a los matrimonios. El caso de Marvin y Tamara Piñonflojo prueba que gnomos y humanos pueden casarse aunque se desconoce si se han dado casos de semi-gnomos.

Creencias[editar | editar código]

Izza Spindleflame, una bruja gnoma.

Los gnomos depositan su lealtad en sí mismos, en sus amigos y en sus invenciones. Unos pocos de ellos siguen el camino de la Luz Sagrada. Desde que los enanos descubrieron recientemente que sus orígenes estaban relacionados con los titanes, los gnomos comenzaron a pensar que tal vez ellos también privinieran de ellos [9], una teoría que se confirmó cuando se descubrieron los mecagnomos. Algunas gnomas pertenecientes a las hermansa del acero tienen la habilidad de transformar su carne en piedra o acero.

A diferencia de humanos, enanos y draenei, los gnomos no son capaces de seguir los caminos de la Luz tan devotamente como para convertirse en paladines. Muchos desarrollan poderes sagrados suficientes para ser sacerdotes pero se les tiene más en cuenta por sus habilidades sanadoras más que medicinales o mágicas. Otros gnomos siguen el camino contrario que les lleva a los oscuros caminos de los pícaros o los brujos, llegando a rodearse de esbirros de varias veces su tamaño. Aún hoy muchos gnomos caen presa de su exceso de confianza.

Lenguas[editar | editar código]

Los gnomos hablan la lengua común y la lengua gnómica. Conocen el lenguaje de sus amigos y el de sus rivales, los goblin [10]. También, y aunque no es muy común, algunos hablan refiriéndose a ellos mismos en tercera persona.

Nombres[editar | editar código]

Los padres gnomos le dan un nombre a sus hijos cuando estos nacen. Tienen nombres familiares que representa las hazañas de alguno de sus honorables antepasados, pero solamente mantienen este nombres hasta que llegan a los treinta años de edad. A partir de ese punto, la sociedad gnomo espera que ellos consigan sus propios logros y entonces, forjarse un nombre que represente su luegado. Este nombre sustituye al apodo familiar que ostentan hasta entonces.

  • Nombres masculinos: Grobnick, Kazbo, Hagin, Snoonose, Erbag, Gelbin, Sicco, Gnimbu, Gnosh, Dremth.
  • Nombres femeninos: Beggra, Nefti, Sorassa, Gamash, Emi, Lin.
  • Nombres familiares: Spinpistol, Airslicer, Bombtosser, Greatgear, Mekkathorpe, Thermaplugg, Shortfuse, Pocketclock [11]

Tecnología[editar | editar código]

Gnomish-flying-machine-warii.jpg

Los gnomos suelen diseñar dispositivos bastante complicados relativamente seguros [12]. En muchos sentidos, los gnomos son muy organizados: pueden pasar todo el tiempo que sea necesario planificando un proyecto. Si algo falla, intentan entender el porqué y lo arreglan si es posible. Una vez que consiguen que funcione, comienza otra fase en la que implementan mejoras y que puede durar incluso años. Muchos de los diseños gnomos tienen un alto grado de complejidad y un alto grado de fiabilidad, excepto aquellos que se aventuran en el campo de la energía caótica - aunque incluso en estos, se toman las medidas necesarias para minimizar un fallo fatal [13].

Los gnomos pasan una gran parte de su tiempo en nuevos proyectos, realizando anteproyectos y esquemas que pueden llevarle más que la construcción del propio aparato en sí. Las excesivas precauciones que se toman y que dan como resultado unos dispositivos de gran calidad y con un nivel de fallos muy bajo, a menudo queda ensombrecido por el excesivo tiempo que necesitan y que provoca un gran sobrecoste. Mientras que un goblin gritaría de terror por oir simplemente la idea de un sobrecoste, los gnomos se encogen de hombros y siguen adelante. Si un proyecto falla a la primera, siguen trabajando en él mientras que un goblin seguramente abandonaría y se pondría con otra cosa. Es por esto que los inventos gnomos tienen un ratio de errores más bajo que el de los goblin [14].

Los gnomos son manitas innovadores y responsables de una ingente cantidad de variadas invenciones que incluyen algunas más atribuidas tradicionalmente a los enanos. A pesar de ser gente diminuta, los gnomos piensan a lo grande, y a menudo realizan diseños tan complicados que resulta imposible llevarlos a cabo. Su tecnología es su estilo de vida. Aunque trabajen en algún proyecto, siempre tienen otros quehaceres parecidos en su tiempo libre. Su innata curiosidad les lleva a fabricar una gran variedad de dispositivos interesantes pero también otros sin una utilidad manifiesta. Mientras otros se llevarían las manos a la cabeza ante semejante locura, los gnomos valoran todos sus inventos sin importar la escasa importancia que parezca en un principio tener. Entre sus inventos más conocidos están el amplificador de mundo, proyector redomático, y el cinturón de prevención de daño [15].

Apariencia Física[editar | editar código]

concepto de un gnomo.

Los gnomos son pequeños, livianos e ingeniosos. En cierto modo, recuerdan a los enanos pero son mucho más bajos sin llegar a ser achaparrados. Su cabeza quizás, por su gran tamaño, es un tanto desproporcionada. Tienen grandes narices y piel rubicunda, orejas alargadas y redondeadas y una gran variedad de colores de pelo, algunos tendiendo a tonalidades tan extravagantes como el rosa o verde. Tienen cuatro dedos en cada mano y a menudo usan gafas, cinturones de herramientas u otros dispositivos que pongan de manifiesto sus inclinaciones tecnológicas [16].

Antes del incidente de Gnomeregan, algunos gnomos como Gnoarn, eran conocidos por su excéntrico corte de pelo conocido como "gnomoafro".

Gracias a su diminuto tamaño, en World Of Warcraft, los gnomos son un objetivo dificil de fijar, especialmente si se usa el ratón. Esto es bastante útil cuando se trata de guerreros gnomos de furia o pícaros especializados en armas cuerpo a cuerpo. Incluso después del cataclismo, los gnomos siguen siendo la raza más baja de todas lo que les permite llegar a lugares donde otros individuos más pesados no pueden.

Relaciones diplomáticas[editar | editar código]

Una bruja gnoma

Los gnomos son grandes amigos de lso enanos de Forjaz, de quienes han sido aliados durante generaciones y con quienes a menudo han compartido ideas e inventos. Su relación es tan buena que comparten emplazamientos, incluida la propia capital de los enanos. Los gnomos han luchado y muerto junto a soldados humanos por lo que son recibidos efusivamente en Ventormenta. Se muestran cautelosos con los elfos nobles, como todo el mundo, aunque no sienten nada malo hacia ellos. Cuando lucharon contra la Horda en la Segunda Guerra, tuvieron numerosas rencillas con los orcos aunque la naturaleza de los gnomos les hace perdonarles muchas de las cosas que hicieron y están dispuestos a darles una segunda oportunidad. Su relación con los goblin siempre ha sido de rivalidad - un concepto que varía entre la competición amistosa o a muerte, dependiendo de los personajes que estén envueltos. Los gnomos no han pisado Kalimdor durante el tiempo necesario como para poder formarse una opinión sobre sus habitantes por lo que tanto tauren y elfos de la noche no son más que un concepto tosco para ellos aunque eso no significa que no puedan ser amigos. [17]

A los gnomos se les tolera en territorio de los elfos de la noche a pesar del alto número de gnomos que trabaja con fuerzas arcanas. Los gnomos creen que con el uso de tecnología que utilice magia arcana, pueden ofrecerles a los elfos algo que les resulte útil para su falta de defensas. Durante el cataclismo que provocó Alamuerte, los ingenieros gnomos y manitas, ayudaron a los elfos ceando cañones y bombas para ellos.

Subrazas[editar | editar código]

Existen varias razas minoritarias de gnomos a lo largo y ancho de Azeroth:

  • Gnomos paria - Gnomos que han sido corrompodos por la radiación y el veneno. La mayoría ha perdido la razón.
  • Gnomos de arena - Raza de gnomos tan escurridiza que algunos dudan de su existencia. Se les puede encontrar en Terrallende y Uldum.
  • Mecagnomos - Si las palabras del Maestro de palancas Mechazod son ciertas, los gnomos fueron robots en otro tiempo.
  • Gnomos no-muertos - Aunque no son una raza propia, los gnomos no-muertos a veces tienen un aspecto que los hace únicos.

Gnomos importantes[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]