Gran Inquisidor Isillien

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
CombatGran Inquisidor Isillien
Imagen de Gran Inquisidor Isillien
Título

Gran Inquisidor de la Cruzada Escarlata

Género

Masculino

Raza

Humano (Humanoide)

Nivel

63 Élite

Clase
Salud

66,625

Maná

20,960

Valor

35s 4c

Reacción
Afiliación(es)
Antiguas afiliaciones
Ocupación

Gran Inquisidor de la Cruzada Escarlata

Localización
Estado

Fallecido[1]

Estudiante(s)

El Gran Inquisidor Isillien era el corazón espiritual de la Cruzada Escarlata. En World of Warcraft aparecía como un humano de nivel 63 élite de carácter hostil que se encontraba en el territorio en disputa de Tierras de la Peste del Oeste, solo durante la misión N [60E] En sueños.

Tras el cambio de poder sobre la Fortaleza de Mardenholde, Isillien desapareció de la historia tras ser asesinado.[1] Sin embargo, aún se puede apreciar una versión más joven de Isillien en las Antiguas Laderas de Trabalomas.

Biografía[editar | editar código]

Trasfondo general[editar | editar código]

The RPG Icon 16x36.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft RPG y se considera no canónico.

Se cuenta que Isillien fue un sacerdote de la Luz Sagrada en Lordaeron, asignado como coordinador de la orden de los Caballeros de la Mano de Plata que trabajaba muy de cerca con el Alto general Abbendis, instruyendo a los jóvenes paladines en su búsqueda de la verdad. Tanto sacerdotes como paladines lucharon cuando la Plaga atacó la ciudad y se vieron forzados a huir cuando cayó Lordaeron. Algunos especulan que fueron las heridas que ambos recibieron en batalla, o tal vez el trauma de ver sus propósitos destruidos, pero desde ese día Isillien y Abbendis perdieron la cordura. Ambos líderes recorrieron el área mientras la Plaga profanaba la tierra, destruyendo a los no-muertos que podían y reuniendo guerreros para alimentar sus fuerzas. Ahora tenían una única preocupación: la erradicación de todo lo que había destruido Lordaeron.[2] Todo esto llevó a la fundación de la Cruzada Escarlata.

Isillien y el Alto general Abbendis decidieron reunirse junto a otros personajes de renombre. Entre ellos se encontraba la hija del Alto general, Brigitte Abbendis, Alexandros Mograine y su hijo Renault, Taelan Vadín y Saidan Dathrohan. El grupo llegó a plantearse una meta singular que consistía en la destrucción de la Plaga en todas sus formas.[3][4]

Taelan Vadín, uno de los protegidos de Isillien quien admiraba a su tutor y a su general, ofreció la fortaleza de su familia y sus tierras inmaculadas para su base de operaciones. El grupo empezó a añadir miembros a sus filas cuyas vidas habían sido arruinadas por la Plaga. Varios de ellos habían visto morir a un ser amado e incluso otros, los habían visto levantarse de la muerte para luchar a lado de sus asesinos. Isillien se convirtió en el portavoz del grupo; sus desvaríos ganaban más seguidores que opositores. ¿Quién podría discutir con el argumento de que los no-muertos eran perversos?

Algunos tuvieron razón para detenerse cuando se encontró el cadáver de un joven paje con un cuchillo de Isillien atravesando su corazón. El sacerdote reportó calmadamente que el paje había muerto esa tarde mientras cazaba y que los no-muertos lo habían resucitado y enviado de vuelta con la intención de asesinar. Fue tan convincente que el incidente consolidó el temor que muchos esperaban: si un hombre asesinado recientemente y levantado como no-muerto puede parecerse a un humano normal, no podrían tener idea quien de entre ellos podría ser o no ser un infiltrado de la Plaga. Luego de un mes de investigación, todos los sacerdotes y guerreros de la Cruzada fueron declarados limpios. Frecuentemente, los grupos de refugiados que huían de los no-muertos caían ante sus espadas. Como Isillien proclamaba, nadie estaba seguro. Todos los no-muertos, buenos, malos o neutrales, Plaga o Renegados, todos eran rivales de la Cruzada Escarlata. Contaron con la Alianza y la Iglesia de la Luz Sagrada como aliados, aunque estas organizaciones rápidamente se distanciaron de ellos debido a su fanatismo.[2]

Antaño un sacerdote devoto de la Luz, Isillien vio su dedicación a la Cruzada como un propósito más grande que cualquier cosa. Era real, un compromiso total a algo con resultados medibles, algo que la Luz Sagrada nunca dio. Empezó a desarrollar técnicas para la inquisición y el cuestionamiento, así como celdas de detención y cámaras de tortura para extraer información o para mantener prisioneros o iniciados para determinar si estaban infectados por la peste. Los no-muertos también eran retenidos en estas celdas e Isillien a menudo los visitaba tarde de noche, siempre solo. Los cruzados dicen que cuando entraba en la mazmorra parecía molesto, casi loco ("loco" en relación con el cruzado promedio, que vendría a significar demente para el ojo promedio). Se retiraba calmo y sonriente y no conversaba con nadie sobre lo que hacía adentro. De hecho a nadie le importaba lo suficiente un no-muerto como para preguntarse demasiado. Tenía 55 años de edad.[5]

Abbendis era la cabeza oficial de la Cruzada Escarlata y se consideraba a sí mismo como el brazo de la Cruzada mientras que Isillien era el corazón. Ambos sentían que aunque tenían una buena base, en realidad necesitaban atacar a la Plaga donde eran más fuertes: en las Tierras de la Peste del Este. Isillien se adjudicó el título de Gran Inquisidor y tomó control de la Cruzada en el oeste mientras que Abbendis lideró a la mayoría de las fuerzas a la Mano de Tyr en el este para tomar Stratholme. Isillien guiaba a los sacerdotes de la Cruzada en sus nuevos roles como inquisidores, estacionados en las Tierras de la Peste del Oeste. Estaba a cargo de los interrogatorios a los vivos y a los no-muertos para descubrir información. Isillien actuaba como líder de los sacerdotes y guiaba las inquisiciones en el oeste junto al talentoso paladín Taelan Vadín, a quien enseñó sobre la Luz Sagrada y lo que significaba servir.[6]

Al tener la Cruzada que lidiar tanto con adversarios vivos como no-muertos, tristemente la mayoría de hechizos se enfocaron a causar daño a uno o a otro, una dificultad que estaba decidido a resolver. Isillien desarrolló una serie de variaciones en los hechizos de curación que no sólo infligirían daño a los no-muertos, sino también a las víctimas vivas. Así enseñó estos métodos a cada inquisidor potencial, algo que se ha convertido en su habilidad de marca.[7]

Tercera Guerra[editar | editar código]

Durante una reunión en Costasur en la cual estaban involucrados varios miembros notables de los Caballeros de la Mano de Plata, Isillien trató de destruir un cristal de poder oscuro que el entonces Comandante Alexandros Mograine había obtenido tras la batalla en la Montaña Roca Negra. Sin embargo, éste cristal terminó absorbiendo la Luz. Este descubrimiento llevó a la creación de la legendaria arma Crematoria. Tiempo después, Isillien llevó a cabo el nombramiento de Renault Mograine como nuevo comandante e incluso participó en la batalla por Vega del Amparo y llevó a Taelan Vadín a unirse a la Cruzada Escarlata.[8]

World of Warcraft[editar | editar código]

WoW Icon 16x16.gif Esta sección aborda contenido exclusivo de World of Warcraft.

Pronto, Taelan reconoció la corrupción que caía sobre la Cruzada Escarlata y desertó. Mientras escapaba de Vega del Amparo, se encontró con Isillien, quien lamentó la decisión de Taelan y lo asesinó por su traición a la Cruzada. Tirion Vadín, que estaba esperando a su hijo, vio cómo lo asesinaban y abrumado por la pérdida y la indignación, vengó la muerte de su hijo asesinando a Isillien.[1]

Localizaciones[editar | editar código]

Apariciones destacadas
Localización Nivel Salud
Tierras de la Peste del Oeste 63 66,625
Antiguas Laderas de Trabalomas 50 1,772

Misiones[editar | editar código]

Removed from game El contenido de esta sección ha sido eliminado de World of Warcraft.

Isillien.
Siete años en el pasado.

Lo que viene a continuación transcurre durante la misión N [60E] En sueños. Nota: Lo siguiente es una traducción realizada por el editor de este artículo por tanto los diálogos no son los oficiales.

Tirion Vadín intenta rescatar a su hijo, Taelan Vadín de las garras de la Cruzada. Tras ingresar a la Fortaleza de Mardenholde disfrazado como un miembro Escarlata, se le da la misión al jugador de escoltar a Taelan fuera de Vega del Amparo tras revelarse que su padre está vivo. Taelan descubre que durante mucho tiempo ha sido una marioneta del Gran Cruzado y reniega de la Cruzada. Taelan escapa del asentamiento y alcanza el final del camino sin embargo es confrontado por el Gran Inquisidor Isillien. Taelan empieza a pelear contra él, mientras el jugador debe hacerse carga de los guardias de élite del Gran Inquisidor. El diálogo que toma lugar en ese momento es el siguiente:

Gran Inquisidor Isillien grita: No llegarás al límite del bosque, Vadín.
Alto señor Taelan Vadín grita: ¡Isillien!
Alto señor Taelan Vadín dice: Esta no es tu lucha extraño. Protégete de los ataques de la Élite Carmesí. Debo enfrentarme al Gran Inquisidor.
Gran Inquisidor Isillien dice: Me has decepcionado, Vadín. Tenía planes para ti... grandes planes. Por desgracia solo era cuestión de tiempo antes de que tu linaje inmundo te alcanzara. Tal como dicen: De tal palo, tal astilla. Eres tan débil de voluntad como Tirion... quizás más incluso. Solo queda esperar que mis asesinos finalmente tengan éxito en poner fin a su despreciable existencia. El Gran Cruzado me ha encomendado destruirte a ti y a tus nuevos amigos, Taelan, pero quiero que sepas algo: Lo hago por placer, no por obligación ni deber.
Isillien llama a sus guardias.
Gran Inquisidor Isillien dice: El final es ahora, Vadín.
La batalla entre Taelan e Isillien comienza. Finalmente, Isillien derrota a Taelan.
Gran Inquisidor Isillien dice: ¡Suficiente!
Rápidamente le aseste el golpe de gracia.
Isillien ríe.
Gran Inquisidor Isillien dice: ¿De verdad creíste que podías derrotarme? Tus amigos pronto se unirán a ti, Taelan.
El Gran Inquisidor Isillien vuelca su atención hacia ti.
Un minuto después, Tirion Vadín llega a la escena.
Tirion Vadin dice: ¿Qué has hecho, Isillien? Antes luchabas con honor, por el bien de nuestra gente... y ahora... has asesinado a mi chico...
Gran Inquisidor Isillien dice: Trágico. El viejo Vadín sigue vivo... has llegado muy tarde, anciano. Regresa a tu cueva, ermitaño, a menos que quieras unirte a tu hijo en el Vacío Abisal.
Tirion Vadin dice: ¡Que tu alma arda en aflicción, Isillien! Luz dame la fuerza para luchar con este demonio. Enfréntame, cobarde. Enfrenta a la fe y la fuerza que alguna vez encarnaste.
Gran Inquisidor Isillien dice: ¡Entonces ven, ermitaño!
Isillien y Tirion pelean arduamente hasta que Isillien cae.
Tirion Vadin dice: Miles más como él existen. Diez mil. Si uno cae, otro se levantará para tomar el asiento del poder.
Tirion Vadín cae sobre una de sus rodillas.
Tirion Vadin dice: Mira lo que le hicieron a mi chico.
Tirion Vadín sostiene el cuerpo inerte de Taelan y solloza suavemente.
Tirion Vadin dice: He permanecido demasiado tiempo ausente, atrapado en esta neblina... este malestar, lamentando lo que podría haber sido... lo que debería haber sido. Tu muerte no ha sido en vano, Taelan. Una nueva orden ha nacido el día de hoy... una orden que se dedicará a extinguir la maldad que atormenta este mundo. Un mal que no puede esconderse detrás de la política y jocosidades. Esto lo prometo... esto lo juro...

Este es el evento crucial que llevara a Tirion a fundar la Cruzada Argenta, dispuesta a enfrentar al Rey Exánime en Rasganorte.

Trivialidades[editar | editar código]

Últimos cambios[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

Enlaces externos[editar | editar código]


Precedido por:
Nadie
Posición:
Gran Inquisidor de la Cruzada Escarlata
Sucedido por:
Desconocido