La fuerza del acero

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Koak and Steel.jpg

La fuerza del acero es una historia corta, escrita por Raphael Ahad y publicada en la sección de relatos cortos de la página oficial a principios de Agosto de 2013. Trata sobre la Orden del Dragón Nimbo y cómo sus métodos de doma fortalecen los vínculos entre jinetes y bestias.

Personajes[editar | editar código]

Principales Secundarios Mencionados

Argumento[editar | editar código]

Koak es un orco faucedraco herido durante el desembarco de la Horda en las orillas del Bosque de Jade, en Pandaria. Mientras vagaba herido encontró un Dragón nimbo moribundo protegiendo un huevo que eclosionó justo antes de que madre muriera. Koak se hizo cargo mientras esperaba ser rescatado mientras de vez en cuando veía a la orden del dragón nimbo surcar los cielos. Sin saber cómo actuar con la cría de dragón, Koak se presentó en el cuartel general de la orden para ofrecerles a su amigo volador pero allí le dijeron que quien rompe el huevo, debía criar a la criatura. Los Faucedraco eran expertos jinetes y domadores de dragones aunque Koak nunca había conseguido dominar a ninguno. Los meses que siguieron, orco y dragón unieron sus lazos bajo la supervisión de los pandaren pero cuando la Horda se dividió entre los seguidores de Vol'jin y los de Garrosh, Koak tuvo que elegir bando y trato de domar a su dragón 'a la manera de los faucedraco' antes de tiempo para entrar en combate lo antes posible. Como consecuencia de eso, el dragón huyó tras la actitud desafiante de su criador que no tuvo más remedio que perseguirlo hasta donde lo había encontrado por primera vez y disculparse. A la mañana siguiente, la vieja pandaren Anli de la orden los encontró y le arrancó a Koak la confesión que esperaba oír desde que llegó por primera vez con la cría de dragón: que él no era un faucedraco y que tampoco le debía lealtad a Garrosh. La diferencia entre el trato que daban los faucedraco a sus dragones y la que le deba la orden a sus dragones era como la diferencia entre el acero y el hierro. Viendo que encadenando al dragón no conseguiría que le obedeciera, Koak se arrojó al vacío desde un acantilado esperando que, ya sin riendas, su dragón eligiera voluntariamente salvarlo sin ataduras y sin castigos físicos. Y así sucedió. Ya a lomos de su dragón Koak se marchó a ayudar a la Horda contra la tiranía de Garrosh.


Fuentes[editar | editar código]