Luz

De Wowpedia
(Redirigido desde «Light»)
Saltar a: navegación, buscar
Para la habilidad del paladín, véase Luz Sagrada.
El Vindicador Maraad empuñando la luz durante el trailer cinemático de The Burning Crusade.
Nadie se lo merece... es pura y simple gracia divina... Somos indignos de ella por naturaleza... pero la Luz nos ama de todos modos.
Uther el Iluminado a Arthas Menethil[1]

La Luz (también conocida como Luz Sagrada,[1][2][3] Luz Sagrada de Creación[4] y Luz de la Creación[5]) es una fuerza cósmica, un interminable y reluciente mar de energía que existe más allá de la frontera de la realidad y una de las fuerzas más primigenias de la existencia. A pesar de su naturaleza inherentemente antagónica, no puede existir sin el Vacío pues están ligados a escala cósmica.[6] La Luz no necesariamente es "buena", se trata de una fuerza cuya moralidad se caracteriza por la forma en que se la maneja.[7]

La luz pura no existe en el universo físico pero se deja notar manifestándose como magia sagrada.[6] Existe desde antes del inicio de la vida en el cosmos.[8] Portar los poderes de la Luz es más una cuestión de fuerza de voluntad o fe en las propias habilidades de cada uno,[9] los cuales pueden ser aprovechados para sanar, purificar, proteger o causar daño. La mayoría de sus facultativos reciben el nombre de sacerdotes o paladines, creyentes y devotos en la purificación del universo de la oscuridad.[10] El aprender a empuñar esta fuerza sanadora lleva años de disciplina.[11]

Sus energías positivas[12] se encuentran en todo ser vivo, en todo corazón y alma, en todas partes pues es la energía que une a todos los seres conscientes como si fueran uno solo.[2] Los naaru, seres enigmáticos aunque benevolentes están hechos de energía sagrada consciente y con toda probabilidad, son las expresión más pura de la luz en el universo. Estas criaturas enseñaron el uso de la luz a los draenei y a otras razas iluminadas, sin embargo otros han llegado a estudiarla y practicarla por su propia cuenta..[10]

La luz no puede ver completamente el destino, aunque tampoco el Vacío, ya que ninguno de los dos es particularmente responsable de la creación. La Luz busca un único camino y descarta los demás por falsos.[13]

Orígenes y características[editar | editar código]

Antes del inicio de la vida, antes incluso de que el cosmos tomara forma, existía la Luz... y existía el Vacío. Libre de las restricciones del tiempo y el espacio, la Luz se extendía por toda la existencia con la forma de un infinito océano prismático. Grandes torrentes de energía viviente se desbordaban por sus profundidades refractarias con movimientos que conjuraban sinfonías de felicidad y esperanza.

El océano de la Luz era dinámico y siempre cambiante. Pero al expandirse, algunas de sus energías se desvanecían o se apagaban, dejando tras de sí reductos de fría nada. De la ausencia de la Luz en estos espacios se gestó un nuevo poder a la existencia: el Vacío, el cual pronto creció y expandió su influencia, enfrentándose a las ondulantes oleadas de la Luz. La creciente tensión entre estas dos energías opuestas pero irremediablemente inseparables generó una serie de catastróficas explosiones que desgarraron el tejido de la realidad y dieron a luz al universo físico.

El cataclísmico nacimiento del cosmos también diseminó fragmentos de Luz por toda la realidad. Dichos fragmentos insuflaron la materia de miríadas de mundos con la chispa de la vida, creando criaturas de una maravillosa y terrible diversidad. Las formas de vida más comunes en aparecer fueron los espíritus elementales. De forma ocasional, unas nubes de Luz fracturada se reunían y daban forma a seres de mayor poder y potencial muy superior. Entre ellos encontraban los naaru.

Las energías más inestables creadas por las explosiones cósmicas se fusionaron en una dimensión astral conocida como El Vacío Abisal.[8]

Apariencia[editar | editar código]

Luz embotellada.
"La Luz es Luz, da igual cuál sea su fuente." [14]
Anduin Wrynn a Baine Pezuña de Sangre

Por lo general la luz se manifiesta bajo el efecto de un resplandor dorado[15][16] aunque también se ha mostrado con un fulgor blanco o plateado,[2][3] especialmente cuando viene de Elune.[17]

No todos los que utilizan magia sagrada siguen el mismo camino. Por ejemplo, los humanos siguen los principios de la Iglesia de la Luz Sagrada mientras que los tauren Caminasol reverencian a An'she, cuyo poder se demuestra como flamas rojas o energía dorada. Los ojos del kodo Caminasol y sus tambores de guerra emiten unas notorias flamas rojas y naranjas, en contraste con su silla de montar, que esparce destellos de luz dorada.

Los elfos de sangre que siguen los caminos de la Luz, lo hacen a través de los poderes de la Fuente del Sol. Se trata de una relación armoniosa donde ningún elfo de sangre trata de doblegar a la Luz a sus propios deseos, lo cual repercute positivamente sobre la sociedad de los elfos de sangre a largo plazo.[9]

Efectos[editar | editar código]

En seres vivos[editar | editar código]

Se suele decir que la Luz produce emociones positivas como la esperanza, el valor, y el consuelo. Podría decirse, en un sentido poético, que proceden del "corazón".[9] Durante el ritual de iniciación de los paladines, la Luz los ilumina, fluye dentro de ellos y a través de ellos, quienes se ven obligados a cerrar los ojos para protegerse de aquella luminosidad casi cegadora. Al principio el sujeto siente calor y luego cree que se abrasa, por lo que no puede evitar esbozar una leve mueca de dolor. Se siente examinado muy a fondo, como si lo vaciaran, lo limpiaran y lo volvieran a llenar. A continuación siente cómo la Luz se expande en su interior y después mengua hasta un nivel tolerable.[1]

La luz puede curar la enfermedad, eliminar dolores, molestias y rigidez. Anduin Wrynn considera que restaurar la juventud de un hombre viejo no está más allá del poder de la Luz, pero no está en las manos del sanador.[18]

En los no-muertos[editar | editar código]

Al canalizar las energías positivas de la Luz, los paladines pueden formar una ola de energía sanadora para tratar las heridas de sus camaradas. Esta energía sagrada es capaz de causar daño a los no-muertos y sus maestros oscuros.

La luz causa un dolor agonizante y consecuencias destructivas en los no-muertos. Turalyon por ejemplo usó la Luz para interrogar al caballero de la muerte orco Gaz Desgarra Almas en la Segunda Guerra, clavando la luz en la frente de aquella criatura como una lanza, arqueándola, presa de una gran agonía.[3] El caballero de sangre Ashra Valandril por el contrario utilizó la Luz para sanar al renegado Felgrim en un proceso eficiente pero doloroso.[19]

Las almas de los no-muertos (renegados, caballeros de la muerte, necrófagos, etc.) están adheridas imperfectamente a sus cuerpos. La magia oscura que los sostiene es un amortiguador que impide que sus almas se unan adecuadamente con sus cuerpos. Esta es la razón por la cual los muertos vivientes sienten solo débiles sensaciones de dolor o incomodidad por la mayoría de los estímulos físicos, y por qué la Luz es tan dolorosa para su existencia.[20]

Cuando los no-muertos canalizan la Luz durante un largo periodo de tiempo no se desintegran ni explotan, aunque tal vez desearían que así fuera. En lugar de eso, la sienten dentro de sus cuerpos como si les consumiera un fuego purificador. Un renegado sanado con la Luz (sin importar si la sanación proviene de otro Renegado o no) tiene un efecto cauterizante, la herida es sanada pero el efecto de sanación se siente con gran dolor. Es por esto que los sacerdotes renegados demuestran una férrea fuerza de voluntad. Aquellos que suelen tanquear sufren con nobleza cuando un sacerdote o paladín los cura. Y Sir Zeliek REALMENTE se odia a sí mismo.

Si existe algún efecto positivo a largo plazo para un no-muerto que esté en contacto de forma habitual con la Luz Sagrada es difícil saberlo, porque no se tienen datos de ningún no-muerto que haya usado la Luz Sagrada antes de la Tercera Guerra. No obstante, hay informes que indican que algunos renegados han experimentado una paulatina agudización de sus entumecidos sentidos del tacto, el olfato, etc., además de un aumento de los destellos de emociones positivas, que se habían hecho tan poco comunes desde que se convirtieron en no-muertos. Por desgracia, esta podría ser la causa de los crecientes intentos de autodestrucción de los sacerdotes Renegados; recuperar estos sentidos forzaría a los sacerdotes a oler su propia carne pútrida, degustar la descomposición de sus bocas y sus gargantas, e incluso sentir a los gusanos que hurgan en el interior de sus cuerpos.[9]

Usos[editar | editar código]

  • En la Segunda Guerra, el poder de la Luz Sagrada aumentó el volumen de la voz de Turalyon de tal modo que todos los que se hallaban bajo su mando pudieron escucharlo.[3]
  • La luz permite a sus usuarios sanar heridas y restaurar la vida a los muertos, además de protegerlos del daño, curar enfermedades y maldiciones mágicas. Permite aumentar la productividad de la mente y el cuerpo y eliminar efectos mágicos beneficiosos de sus enemigos. La luz siempre manifiesta una sensación de paz y tranquilidad cuando sus bendiciones son entregadas a alguien. Los portadores de la luz pueden usar magia sagrada para castigar a sus adversarios o para permitirles levitar sobre la tierra.[21] Los paladines pueden aumentar su fuerza marcial así como la de los que luchan a su lado mediante bendiciones de la luz o auras. El poder sagrado puede aturdir, debilitar y silenciar a sus enemigos.[22]
  • En la novela Más allá del Portal Oscuro se menciona que la luz fue utilizada con propósitos de interrogación, logrando que el sujeto en cuestión hable aunque sea movido por un inmenso dolor. La luz también actúa para poner al fallecido en descanso eterno. El naaru A'dal por ejemplo envió al Cruzado Bridenbrad a la propia luz. Cuando Turalyon bendijo el cadáver de Anduin Lothar con la luz, se describió que los rasgos de Lothar "se relajaban ligeramente, que se tomaban más serenos y que incluso parecía levemente contento".[23]
  • Turalyon puso un mensaje dentro del Corazón de la Luz, mediante un holograma hecho a base de luz.

Influencia[editar | editar código]

La luz es una parte importante dentro de la cultura de varias razas. Aunque las coincidencias existen en temas y prácticas, varias de las razas tienen diferentes puntos de vista y métodos para usar la luz. Una cosa es cierta, el portarla requiere una concentración intensa y una creencia muy poderosa.[24]

Arakkoa[editar | editar código]

Los Marginados Skettis son arakkoa que rechazaron seguir a Anzu y abrazaron las enseñanzas de la luz mediante el naaru A'dal. Kirrik el Despierto y aquellos como él encontraron una gran devoción en la luz. Incluso varios de estos benevolentes arakkoa se afiliaron al Bajo Arrabal.

WoD Esta sección aborda contenido exclusivo de Warlords of Draenor.

Los altos arakkoa de la línea temporal alternativa de Draenor adoran a Rukhmar y al sol, de forma similar a los tauren que veneran a An'she. Sin embargo los Adeptos de Rukhmar se diferencian por su fanatismo en mostrar cómo el sol y la luz favorecen a todas las razas. Fueron capaces de utilizar cristales Apexis y dispositivos para canalizar el poder de la luz en láseres y en gólems apexis. Los Arakkoa desterrados no pueden usar la luz debido a la corrupción de sus cuerpos, similar a cómo algunos draenei no pudieron usarla cuando mutaron en tábidos.

Draenei[editar | editar código]

El joyero Zanaz, curando con la luz.

Hace casi veinticinco mil años, los eredar aparecieron en el mundo de Argus. Eran criaturas extremadamente inteligentes y tenían una afinidad natural con las diversas formas de la magia. Gracias a estos dones, crearon una sociedad enorme y maravillosa. Por desgracia, sus logros atrajeron la atención de Sargeras, el Destructor de Mundos que ya había comenzado su Cruzada Ardiente para erradicar la vida del cosmos. Sargeras pensó que los brillantes eredar serían vitales para liderar el enorme ejército demoníaco que estaba reuniendo. Así pues, contactó con sus tres líderes más importantes: Kil'jaeden, Archimonde y Velen. A cambio de la lealtad de la raza eredar, Sargeras les ofreció poder y saber incalculables.

Pese a la oferta tentativa, Velen tuvo una visión del futuro que lo llenó de terror. Sargeras había dicho la verdad: los eredar ganarían enorme poder y saber al unirse a él, sin embargo se verían transformados en indescriptibles demonios, los primeros miembros sensitivos de la Legión Ardiente, que crecerían hasta ser enormes y diezmarían la vida. A pesar de los avisos de Velen, Kil’jaeden y Archimonde decidieron aceptar la oferta de Sargeras y se unieron a la Legión.

Por suerte para Velen, sus plegarias fueron respondidas. Un ser benevolente llegó hacia él presentándose como un naaru y le ofreció ayuda a él y a sus seguidores. Velen pudo escapar junto a los fieles de Argus renombrándose como los draenei o 'exiliados' en el idioma eredun. Para su desgracia, los eredar, liderados ahora por Kil'jaeden, consideraron a los draenei unos traidores y juraron perseguirles por todo el universo hasta darles caza. Así se inició una persecución por varios mundos que duró miles de años. Cada vez que los draenei creían haber encontrado un hogar, los eredar aparecían comandando a la Legión Ardiente o bien transformando a los habitantes de esos mundos en demonios. Mientras tanto, la enigmática raza de los naaru bendecía a los draenei con conocimiento y poder proveniente de la luz.

Los draenei sirven a la luz ya sea como vindicadores, anacoretas, exarcas o sacerdotes, por mencionar los rangos más comunes que se encuentran entre los de su raza. El profeta Velen es además un notable seguidor de la luz.

A diferencia de los humanos o enanos, cuyo conocimiento de la luz está vinculado a la religión, o de los elfos de sangre, que canalizan sus poderes de la Fuente del Sol, los draenei tienen un vínculo más directo con la luz proveniente de su relación con los naaru. Los draenei forjados por la luz por ejemplo, imbuyen sus cuerpos con la esencia pura de la Luz Sagrada. Uno de los últimos objetivos del Profeta Velen es formar un profetizado Ejército de la Luz frente a la Legión, una gran coalición de razas basada en el poder de la luz. Los draenei también tienen un sacerdocio dentro de los Aldor, una orden ancestral de sacerdotes draenei hace tiempo liderados por el propio Velen, quienes se consideran como los "guardianes de la Luz."

Entre los usuarios de la luz más destacados se encuentran el Profeta Velen, el Vindicador Maraad, Yrel y la suma sacerdotisa Ishanah.

Elfos de sangre[editar | editar código]

Un sacerdote elfo de sangre usando la luz para sanar a un aliado orco.

Antes de la Tercera Guerra, los sacerdotes altos elfos y paladines eran conocidos por usar la luz en sus prácticas al igual que los humanos y enanos. Algunos como Mehlar Hojalba, a pesar del aislamiento general de su raza, fueron parte de la orden original de los Caballeros de la Mano de Plata. Los altos elfos también tenían su propia orden de sacerdocio en su hogar en Quel'Thalas, aunque era menos prominente que sus usuarios de la magia.

La mayoría de elfos usuarios de la luz perdieron la fe durante y después de la invasión de la Plaga a Quel'Thalas, en la cual el 90% de su gente fue masacrada y su reino saqueado. Renombrándose a sí mismos como elfos de sangre, muchos de ellos abandonaron a la luz, condenándola como algo inconstante que les había fallado en la defensa de su gente durante el ataque de los no-muertos.

Cuando el príncipe Kael'thas Caminante del Sol y sus elfos conquistaron el Castillo de la Tempestad, descubrieron a un solitario naaru que se había quedado atrás para mantener las defensas de la fortaleza. No sin dificultad, Kael'thas logró domar a M'uru y lo envió a Quel'Thalas para que los elfos de sangre, adictos a la magia, pudieran alimentarse de su energía.

Tras largos meses de estudio y experimentación, el magister Astalor Jurasangre y sus compañeros magos aprendieron a manipular y corromper las energías luminosas del naaru. Finalmente, los magos lograron crear un proceso por el que los poderes de la Luz podían transferirse a receptores que no habían ganado tales habilidades. En lugar de alimentarse de la magia del naaru, los elfos de sangre podrían usar ellos mismos los poderes que la Luz había otorgado a los naaru.

Lady Liadrin, antigua sacerdotisa, había renunciado a sus votos recientemente, puesto que sentía que la Luz había abandonado a su pueblo. Supo de los logros de los magos, y se presentó voluntaria para ser la primera en someter a su voluntad los poderes robados. A decisión suya, se formó una nueva orden: los Caballeros de Sangre. La mayoría de sus miembros formaron parte de la Guardia Real en el pasado, orgullosos defensores de la alta sociedad elfa, que pensaban que la Luz les había fallado en el momento en el que más la necesitaban. Para ellos, apropiarse de los poderes del naaru cautivo no era más que merecida justicia.[25]

Eventualmente, M'uru fue derrotado por los héroes del mundo y su corazón fue utilizado por Velen para purificar y restaurar la Fuente del Sol como origen de energía sagrada y arcana. Los elfos de sangre que siguen los caminos de la Luz, ahora lo hacen a través del poder de la renovada Fuente del Sol. Se trata de una relación armoniosa donde ningún elfo de sangre trata de doblegar a la Luz a sus propios deseos.[9]

Algunos usuarios de la luz notables son la propia Liadrin, el sumo sacerdote Vandellor, Lord Solanar Sangre Colérica y Mehlar Hojalba.

Enanos[editar | editar código]

De las razas de Azeroth, los enanos y humanos parecen tener mucho en común en su adoración de la luz, con pocas diferencias notables. Los enanos paladines no solo han sido aceptados en la Mano de Plata, sino también en la Cruzada Argenta.

Entre los enanos que usan la luz más notables se encuentran el Sumo sacerdote Rohan y Moira Thaurissan.

Gilneanos[editar | editar código]

En los albores de la humanidad y de su civilización, muchas tribus de humanos tenían creencias primitivas que incorporaban una simple naturaleza mágica. Sin embargo, el avance de la religión organizada, como la Luz Sagrada, y de la poderosa magia Arcana introducida por los elfos nobles, no tardaron en reemplazar tales tradiciones. A causa de su relativo aislamiento, Gilneas conserva aún un tanto de su cultura ancestral en la era contemporánea. Los líderes religiosos de las antiguas artes de Gilneas acabaron convirtiéndose en "brujos de la cosecha". Ellos se encargaban de emplear sus poderes naturales para aumentar la producción agrícola de Gilneas durante su periodo de industrialización y también posteriormente.[9]

Gnomos[editar | editar código]

Los gnomos han mostrado interés por la Luz desde que se unieron a la Alianza, pero estaban tan centrados en la tecnología y, después, en recuperar Gnomeregan, que no consideraron necesario el estudio de la Luz. Los enanos sacerdotes y paladines de Forjaz les sirvieron como su única conexión necesaria con la Luz. Sin embargo, ahora que los gnomos han reclamado su lugar en Gnomeregan y han empezado a reconstruir su cultura fuera de Forjaz, se han dado cuenta de la importancia de tener seguidores de la Luz en sus propias filas. Además, ¡la investigación de nuevos métodos para purificar a los gnomos irradiados ha llevado a avances radicales en la tecnología basada en la Luz![9]

Humanos[editar | editar código]

Un sacerdote humano utilizando la Palabra de poder: escudo.

La Luz Sagrada es un factor clave en la sociedad humana civilizada. Es el núcleo de su principal religión y elemento básico de adoración, respeto y honor en las sociedades de Ventormenta y Lordaeron, los cuales produjeron o producen usuarios de la luz de renombre. Los paladines humanos de la Alianza a menudo se vuelven miembros de los Caballeros de la Mano de Plata, una orden que busca justicia en Azeroth, mientras que otros humanos se unen a la Cruzada Argenta. Los humanos fueron la primera raza de Azeroth en utilizar la luz en acciones ofensivas mediante la creación de los paladines, a quienes utilizaron en la guerra contra la antigua Horda y después contra la Plaga. Los portadores de luz deben cumplir con un estricto código de conducta moral, inculcado mediante las enseñanzas de la Iglesia de la Luz Sagrada y enfrentan la pérdida gradual de sus poderes si ellos a sabiendas cometen actos de maldad.

Los humanos también fundaron la Cruzada Escarlata, una orden de paladines y sacerdotes errantes (entre otros) cegados por su fanatismo en la guerra con los no-muertos. A diferencia del énfasis de la Mano de Plata en la retribución a través de la claridad y la rectitud frente a la venganza, la Cruzada es cruel, brutal e indiscriminada en su causa: si uno no está de acuerdo con la Cruzada Escarlata, es visto como un hereje. A pesar de su actitud, la Cruzada Escarlata realmente cree que están haciendo un trabajo justo y, por lo tanto, no han perdido su conexión con la luz.

Entre los humanos que usan la luz más notables se encuentran Uther el Iluminado, el general Turalyon, el alto señor Tirion Vadín, el príncipe caído Arthas Menethil y el rey Anduin Wrynn.

Naaru[editar | editar código]

Los naaru son criaturas benevolentes hechas de energía sagrada consciente. Con toda probabilidad, son la expresión más pura de la Luz que existe en la Gran Oscuridad del Más Allá. Han prometido traer paz y la esperanza a todas las civilizaciones mortales y contener las oscuras fuerzas del Vacío que tratan de destruir la creación.[26] Pueden viajar a través de las dimensiones[27] y son enemigos acérrimos de la Legión Ardiente.[28]

Pandaren[editar | editar código]

Cuando el mundo descubrió Pandaria, el conocimiento de la luz ya se había compartido entre algunos de los pandaren. Su principal representante es la sacerdotisa Yalia Murmullo Sabio.

Tauren[editar | editar código]

Los tauren reciben los poderes de la luz gracias a su veneración a An'she, el sol en su mitología.[29] Sus sacerdotes, reunidos bajo la orden de los Videntes y sus paladines, dentro de la orden de los Caminasol, pueden canalizar el poder de An'she, creyendo en esencia que esta práctica se encuentra en balance con la adoración a la luna de los elfos de la noche.

Otras razas[editar | editar código]

Varias razas también usan la luz, o poderes que la demuestran, mediante distintas formas aunque su relación con los poderes anteriores usualmente es ambigua. Los sacerdotes y sacerdotisas de los elfos de la noche conjuran habilidades de luz, aunque como seguidores de Elune en lugar de seguidores de la Luz Sagrada. Durante una visita de Velen a Darnassus, este explicó que la descripción de los kaldorei sobre Elune y la manifestación de los poderes de la diosa coincidían con sus experiencias con los poderosos naaru. Empezó a aconsejarlos sobre cómo estar en comunión con los poderosos naaru, pero Tyrande le dio las gracias por su opinión, y después le pidió de forma cordial que se abstuviera de hacer semejantes afirmaciones descabelladas mientras permaneciera en Darnassus o en presencia de los sacerdotes de Elune.[9] Los no-muertos, en contra de su naturaleza, también tienen acceso al sacerdocio, aunque al menos un paladín no-muerto se conoce: Sir Zeliek. El acto de canalizar luz causa dolor en los no-muertos, pero lo resisten. Los renegados que usan la luz suelen ser pocos, puesto que va en contra de su principal religión: el Culto de la Sombra Olvidada.

En World of Warcraft, los trols y los goblin también tienen acceso a convertirse en sacerdotes, aunque no está claro dónde se ubican en relación con la Luz.

En la novela El Cataclismo, la reina de los dragones Alexstrasza usa magia sanadora muy similar a la que proviene de la luz sobre Korialstrasz. Bañó al dragón aspecto de una radiancia dorada y su efecto se describió como tranquilizador sobre Malfurion Tempestira y compañía, calmando sus agobiadas mentes. Korialstrasz en su forma humano también conjuró un escudo dorado de energía para protegerse del aliento de magma de Alamuerte, que no es diferente de la Palabra de poder: escudo.

Adoración[editar | editar código]

Los seguidores de la Luz Sagrada no adoran a dioses u otros seres, el poder viene de alguna fuerza benevolente, conocida simplemente como "Luz".[30]

Iglesia de la Luz Sagrada[editar | editar código]

Artículo principal: Iglesia de la Luz Sagrada

La Iglesia de la Luz es reconocida por difundir el bien. La vocación de un sacerdote es una de crecimiento espiritual y contemplación. Los sacerdotes de la luz sanan y restauran en tiempo de paz, protegen en tiempos de guerra. Los paladines forman la rama marcial de la iglesia y tratan de ser un ejemplo de las enseñanzas de la luz, así como hacer cumplir sus leyes. Estos cruzados son llamados para proteger a los débiles, impartir justicia a los injustos y para vencer el mal proveniente de los rincones más oscuros del mundo.

La ideología general de la Luz es luchar para ser buenos en todas las acciones. Sus enseñanzas fueron retratadas en el Escrito sobre divinidad.

Escrito sobre divinidad

Un paladín debe reflejar en todas las cosas la Luz que complementa su fuerza. El esfuerzo por alcanzar la divinidad, para uno de nosotros, no significa aspirar al bien, pues aspiramos al bien en todas nuestras acciones.

Aunque en estos duros tiempos somos convocados para atacar al mal, debes recordar que será la ayuda que prestes a los demás lo que te distinguirá de los ciudadanos de Azeroth. La compasión, la paciencia y el valor tienen tanta importancia en un paladín como su fuerza en la batalla.

Aprende esto ahora y nunca lo olvides.

Lordaeron fue el hogar de la Iglesia de la Luz, que esparció su influencia hasta Quel'Thalas y dio inicio a la orden de los Caballeros de la Mano de Plata. Sin embargo nada pudo detener a la imparable Plaga y Lordaeron y sus caballeros cayeron ante los no-muertos. La iglesia se reubicó en Ventormenta, con la Catedral de la Luz siendo su monumento más notable.

Notas y trivialidades[editar | editar código]

  • Se dice que  [Shu-zen, el centinela divino] es un regalo de la Luz.
  • En la Segunda Guerra, Ner'zhul cayó en la cuenta de que el paladín Turalyon no era sólo un guerrero, sino algo parecido a un chamán, salvo que las fuerzas que él canalizaba eran de una magnitud mayor a la del propio planeta.[3]
  • La Luz era la causante de que el martillo de Arthas pareciera más ligero en sus manos.[31]
  • En una visión de lo que pasaría si aceptaba la oferta de Sargeras, Velen vio luz iluminando su cuerpo, pero de un color verde enfermizo.
  • Los cruzados reanimados en Corona de Hielo pueden conjurar un hechizo llamado Luz profana, que es en realidad magia de las Sombras.[32]
  • Ahora se sabe que la luz puede transformar a los demonios e imbuirlos con magia sagrada, como sucede con Lothraxion.
  • En los primeros juegos de Warcraft, la luz también recibía el nombre de "espíritu de la humanidad".[33][34]
  • Los clérigos de la Abadía de Villanorte solían llamar a la luz como "dios",[33] sin embargo este término se ha desvirtuado.
  • Algunos miembros de la Mano de Plata aseguran que cuando un mago muere, su alma va a parar a la misma fosa tenebrosa en la que yacen los míticos demonios de antaño.[35]
  • La alta general Brigitte Abbendis creía que la luz le hablaba[36] y había respondido a sus plegarias. Aseguraban que la fuerza de su voz tenía claridad sentido de propósito. Sin embargo, la entidad que la contactaba era en realidad algo más siniestro: el señor del terror Mal'Ganis.

Especulación[editar | editar código]

Questionmark-medium.png
El siguiente contenido son sólo especulaciones, observaciones u opiniones basadas posiblemente en datos oficiales de Blizzard. No debe tomarse como información oficial.

Sapiencia[editar | editar código]

La Luz se extiende por toda la existencia con la forma de un infinito océano prismático,[8] pero ha sido personificada varios veces por las razas mortales que creen que tiene "voluntad" o que realiza elecciones deliberadas o que representa al "bien", mientras que el Vacío representa al "mal". Ambos conceptos no aplican en realidad puesto que son fuerzas primigenias cuya moralidad queda caracterizada por quien las utiliza.[37]

  • Existe el dicho humano que dice "Que la Luz te acompañe" o algunas citas draenei como "Que la Luz te abrace" y "Abre tu corazón a la Luz".
  • La creencia general era que los mortales fueron elegidos para actuar como recipientes para la voluntad de la Luz.[38]
  • Parece que el paraíso eterno al cual fue enviado el Cruzado Bridenbrad fue la Luz, que entonces podría ser una especie de "cielo" en el universo Warcraft.
  • En la Guerra contra el Rey Exánime, Tirion Vadín se dirigió directamente a la Luz y le pidió que le concediera una última bendición.
  • El cazador de la Cruzada Escarlata, Dansel Adams interpretó la desaparición de Naxxramas cuando esta se teletransportó como "un milagro de la Luz".[39]
  • La "voluntad de la Luz" podría ser una referencia a algún ser de Luz, así como el Vacío, cuya voluntad se da en los Señores del Vacío.
  • Con esto, también se especula que dado que los señores del vacío reinan en el Vacío, podría haber entidades que reinan en la luz, algo similar a los "Señores de la Luz", término que algunos jugadores han empleado debido a la opuesta naturaleza entra la Luz y el Vacío. Se teoriza que Elune podría ser una "señora de la luz", esto debido a una declaración de Khadgar en la que afirma haber repasado unos tomos antiguos sobre cosmología que indicaban que los naaru primigenios podrían haber sido creación de Elune durante el gran ordenamiento de la Luz y las Sombras.[40]

Referencias[editar | editar código]

  1. 1,0 1,1 1,2 Arthas: La ascensión del Rey Exánime, 62
  2. 2,0 2,1 2,2 Mareas Tenebrosas
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 Más allá del Portal Oscuro
  4. The Burning Crusade Townhall
  5. Epílogo de la Meseta de La Fuente del Sol
  6. 6,0 6,1 World of Warcraft: Crónicas Volumen 1, 10
  7. Blizzblizz - Entrevista con Devs, 27:43
  8. 8,0 8,1 8,2 World of Warcraft: Crónicas Volumen 1, 18
  9. 9,0 9,1 9,2 9,3 9,4 9,5 9,6 9,7 Pregúntale al equipo de desarrollo creativo
  10. 10,0 10,1 World of Warcraft: Ultimate Visual Guide, 21
  11. The Comic Volume 3: Secrets
  12. Manual de Warcraft III: Reign of Chaos, 5
  13. Mil años de guerra: La historia de Alleria y Turalyon
  14. Devastación: Preludio al Cataclismo, 552
  15. Warcraft III: Reign of Chaos
  16. World of Warcraft
  17. Comentarios de lore de Blizzard - Sean Copeland en Twitter (22/07/2014). "Tanto sacerdotes como paladines pueden utilizar la Luz Sagrada. Sin embargo, no todos la empuñan del mismo medio (ejemplo: Elune, An'she)."
  18. Antes de la Tormenta, capítulo 16
  19. Juramento de Sangre
  20. Comentario de Blizzard Entertainment Nyorloth en el foro oficial
  21. Habilidades del sacerdote
  22. Habilidades del paladín
  23. Mareas Tenebrosas, capítulo 22
  24. Dave Kosak en Twitter
  25. Chamanes y Paladines
  26. World of Warcraft: Crónicas Volumen 1, 13
  27. World of Warcraft: Leyendas
  28. El Mechanar - Sitio web oficial de World of Warcraft - Archivo en inglés
  29. World of Warcraft: Ultimate Visual Guide
  30. Alliance Player's Guide, 152
  31. Arthas: La ascensión del Rey Exánime
  32. Comentarios de lore de Blizzard - Dave Kosak en Twitter
  33. 33,0 33,1 Manual de Warcraft: Orcs & Humans
  34. Manual de Warcraft II: Tides of Darkness, Efectos mágicos de los paladines
  35. El día del dragón
  36. El Camino de la Redención
  37. Blizzblizz - Entrevista con Johnny Cash y Michael Bighby
  38. Jinetes Oscuros
  39. Noticias del Norte
  40. N [110] Que la diosa te proteja.