Magnatauro

De Wowpedia
(Redirigido desde «Magnataur»)
Saltar a: navegación, buscar
Magnatauro
Magnataur concept.jpg
Facción/Afiliación

Independiente

Clases
Capital racial
Líder racial
Montura racial

Ninguna

Planeta de origen
Idioma primario
Idiomas secundarios

Ninguno

Estatura promedio

6 a 9 metros

Los Magnatauros son criaturas que viven en Rasganorte. Tienen el torso de un gigante pegado al cuerpo de un mamut. Este aspecto peculiar ha dado lugar a especulaciones, como que su raza debe de estar relacionada con los centauros o incluso con los Guardianes de la Arboleda. Muchos se preguntan si estas razas comparten un ancestro común y otros han llegado a sugerir al mismo Cenarius [1].

Dicen que los longevos magnatauros practican el canibalismo cuando la comida escasea. Se sabe que un solo macho controla una gigantesca manada y que produce una camada considerable, pero en las gélidas y peligrosas inmensidades del techo del mundo, solo logran sobrevivir los más fuertes y crueles.

A pesar de su hostilidad ante la mayoría de las razas, los magnatauros han aprendido a tolerar a los kóbolds árticos, que siguen a las manadas en busca de seguridad y beneficio mutuo durante largas cazas. A pesar de que los imponentes magnatauros llevan una vida solitaria, los aventureros que se crucen en su camino pronto aprenderán que es recomendable mantener una distancia de seguridad[2].

Historia[editar | editar código]

Un magnatauro en Warcraft III.

La historia de los magnatauros está envuelta en misterio, lo único que se sabe es que hubo un momento en el tiempo en que fueron una de las razas dominantes del mundo. Se han encontrado unos pocos restos de reinos de magnatuaros pero son bastante primitivos y subdesarrollados en comparación a los estándares modernos, hasta el punto de contar con simples estructuras y herramientas. Los únicos testimonios de esta época son unos pocos escritos de humanos que fueron prisioneros de los magnatuaros [3].

En Warcraft III, los magnatauros aparecen de manera esporádica y en solitario en Rasganorte. En World of Warcraft se les puede encontrar en grupos en el Cementerio de Dragones y las Cumbres Tormentosas.

Cultura[editar | editar código]

La mayoría de magnatauros nunca aprender a leer o escribir, incluídos los chamanes, por lo que se existe poca cultura escrita de su cultura por allí por donde han pasado. Levantan construcciones primitivas, las mejores son de madera, o se refugian en cuevas donde se han encontrado algunas pintadas sobre lo que se podría llamar arte. Junto a ellas se han hallado armas abandonadas, recipientes usados para comer y camastros primitivos que muestran un trabajo más elaborado. Quizás sus creaciones más interesantes y únicas sean sus cámaras de sacrificios donde se apilan un gran número de jaulas de madera y metal en cuyo interior se introducía a los prisioneros que eran quemados vivos en un anillo central de fuego. La manera más sencilla de distinguir ruinas de magnatauros de otras es el por el número de objetos que han sido aplastados y destruidos por medio de la fuerza bruta; cuando los magantauros abandonan una ciudad, destruyen intencionadamente cualquier cosa que tenga valor que no pueden llevar consigo. Se sospecha que el motivo de esta destrucción provocada conscientemente no es más que un modo de aliviar su frustración por tener que trasladarse a un nuevo hogar.

Por lo general, el tamaño de cada magnatauro está relacionado a su lugar en la sociedad; los más grandes y fuertes son siempre los dominantes, e incluso lanzadores de hechizos. Los magnatauros siguen creciendo durante toda su vida y los más ancianos son los más grandes, fuertes y poderosos.

La fuerza lo es todo para los magnatauros, que solo obedecen a aquellos que son lo suficientemente poderosos para hacerles sentir miedo y de algún modo de saciar su enorme apetito. Los magnatauros consideran inferiores al resto de criaturas, lo que incluye al resto de magnatauros. Durante la mayor parte de sus vidas, los magnatauros carecen de metas y objetivos, excepto aumentar su fuerza y encontrar comida. Los extranjeros son vistos como comida, una amenaza o proveedores de comida aunque existen algunas pocas excepciones como los dragones a quienes los magnatauros tratan de no entrar en conflicto para evitar una invasión de su territorio, que podría ser mortal para ellos. Del mismo modo, evitan a La Plaga, ya que saben que los no-muertos son peligrosos y su sabor no es de su agrado. Los magnatauros atacan a los aventureros nada más verlos, retrocediendo solo si presienten que éstos tienen algo que ofrecerles - lo cual es bastante raro [4].

Sociedad[editar | editar código]

Dos magnatauros luchando.
SOTSmagnataur.JPG

La mayoría de magnatauros pasan la mayor parte de sus vidas en soledad, y no tienen el concepto formal de lo que es una sociedad. Existen pequeñas tribus en cuyo caso obedecen temerosos los designios de su líder chamán. Normalmente, estos pequeños grupos acaban asesinando a su líder aunque hay unos pocos chamanes con el poder suficiente como para mantener a la tribu unida durante bastantes años. El único sistema jerárquico que entienden los magnatauros es el que dicta el poder y por eso, un miembro guerrero y siempre dispuesto al combate es considerado como superior. La raza en sí no tiene un grupo de guerreros de élite aunque existe un pequeño conjunto de poderosos chamanes que son considerados los líderes de los magantauros como especie a pesar de no existir una institución formal que aglutine a estos líderes.

La única diferencia entre machos y féminas es que éstas últimas tienen la obligación de cuidar de sus hijos durante los pocos años que dura su infancia. No hay época de celo ni de cortejo, los magnatauros se unen en pareja simplemente cuando sienten que quieren hacerlo [5]. Tienen hijos cuando hay abundante comida y tienen oportunidad de atraer con ella a un compañero. Una vez que el acto se completa, la pareja se separa [6] y a menudo nunca se vuelven a ver [7]. Las madres enseñan a sus hijos el idioma básico, técnicas básicas de caza y fabricación de armas junto a los materiales necesarios. Les proporcionan humanos y otros animales para que jueguen con ellos. Cuando crecen, acompañan a su madre en asaltos y una vez que alcanzan la adolescencia son abandonados para que se valgan por sí mismos y cacen por su cuenta. De vez en cuando los magantauros luchan entre ellos aunque suelen evitar estas siguaciones, reservándolas para cuando dos machos pretenden a la misma hembra. En estas ocasiones los dos machos golpean el suelo y se muestran fieros hasta que uno de los dos abandona y huye [8][9] .

Los magnatauros suelen acabar siendo guerreros o exploradores. Unos pocos eligen los caminos del chamanismo o aquellos guerreros más duchos se convierten en gladiadores. También hay unos pocos arcanistas, maestros de runas e escribas aunque son muy raros. No se conocen cazadores entre sus filas aunque suelen preferir armas de larga distancia antes que de cuerpo a cuerpo. Debido a su tamaño, es complicado que los magnatauros se conviertan en pícaros y aunque sea muy raro, alguno hay. En estos casos, aunque no son tan sigilosos como la mayoría de pícaros se especializan en crear trampas y emboscadas. No existen paladines, sacerdotes, médicos brujos ni druidas entre los magnatauros [10].

Creencias[editar | editar código]

La mayoría de magnatauros no profesa ninguna creencia religiosa propia aunque muchos tienen supersticiones sobre sus antepasados fallecidos. Hay varios chamanes entre su raza aunque su concepto de artes chamanísticas está un tanto pervertido, siendo más acertado compararlo con el de los trol de bosque. Por ejemplo, ofrecen sacrificios de una gran cantidad de humanoides en sus bárbaros rituales - y por supuesto son los primeros en participar comiéndose a sus vícticas. Su naturaleza les hace desconfiar de la magia y solo temen la que practican los más poderosos taumaturgos, como los dragones [11].

Idioma[editar | editar código]

Los magnatauros hablan el bajo común dado que no interactúan con otras culturas lo suficiente como para aprender otros idiomas [12].

Combate[editar | editar código]

Magnatauro contra dragón.

Los magnatauros emplean dos estrategias básicas. Primero cargan sobre su víctima o emplazamiento y comienzan a golpearlo con su porra. Aquellos que huyan serán arrollados. La otra estrategia consiste en esconderse al paso de caravanas o seguirlas en busca de una oportunidad de emboscarlas. Debido al factor sorpresa, esta táctica no está exenta de riesgo a ser descubiertos aunque limita también la posibilidad de que las víctimas consigan escapar. Debido a la falta de armas apropiadas para su tamaño, los magnatauros tienen cierta hablidad tallando árboles para que les sirvan de porras. Estas enormes varas de entre 100 y 300 kilos son blandidas fácilmente con una sola mano por los magnatauros [13].

Relaciones diplomáticas[editar | editar código]

Debido a que no existe una sociedad formal de magnatauros, nunca su raza ha ido a la guerra conjuntamente contra un mismo enemigo y tan solo tratan de evitar la amenaza de La Plaga, los dragones y cualquier cosa a la que no puedan hacer frente de manera individual.

Los magnatauros atacan normalmente a los trol de hielo y colmillarr, asaltando sus poblados en busca de comida y suministro sin que la oposición que se encuentran les afecte lo más mínimo. De vez en cuando, algún líder trol de los Drakkari se enfurece por los asaltos de los magnatauros y envía una numerosa expedición para cazarlos que suele acabar con abundantes bajas que sirven para que las futuras generaciones recuerden que la represalia no merece la pena. Los múrloc han intentado servir a los magnatauros en un intento por salvar sus propias vidas y en alguna vez les ha funcionado durante un tiempo aunque el sabor de su carne es algo difil de resistir para los magnatauros que acaban por comerse a sus esclavos. Los furbolg por contra saben cómo esconderse de sus ataques, (molestarse en encontrarlos es algo que irrita a los magnatauros), de manera que solo aquellos magnatauros con algún interés particular intentan cazar algun furbolg. Como aliados, además de los de su propia especie, suelen tolerar a los kobold árticos.

Los aventureros con ansias de viajar son escasos aunque unos pocos dedican su vida a buscar ballenas para autorealizar su existencia. La Plaga ha hecho que muchos magnatauros se vean obligados a buscar una nueva forma de ganarse el sustento y a los más despiertos a darse cuenta de que no pueden enfrentarse solos a los no-muertos. Es posible, aunque no suele suceder, que los magnatauros descubran el valor de las formas más pacíficas del chamanismo, del mismo modo que los caníbales trol Lanza Negra hicieron lo propio cuando encontraron a Thrall. Los magnatauros han pasado mucho tiempo alejados del resto de razas pero si se les da una oportunida, pueden aprender y adaptarse a los demás, demostrándoles que no todas las criaturas de su raza son como el resto piensa. Estos magnatauros aventureros son excepcionalmente individualistas y unos rara avis dentro de su especie [14].

Apariencia física[editar | editar código]

Un magnatauro en la Tundra Boreal.
Un magnatauro en Warcraft III.

Los magnatauros poseen por una parte el torso superior, la cabeza y los brazos de un gigante con enormes colmillos y por otra el cuerpo de un gran mamut lanudo. En este sentido es bastante parecido a los centauros, que son mitad caballo. Llevan poca ropa aunque los chamanes se adornan con joyas de algún botín robado. Da miedo verlos avanzar y sentir cómo sus poderosas pezuñas hacen temblar el suelo con cada pisada. Pueden pesar de 15 a 20 toneladas y medir hasta 9 metros.

Sus orígenes son un misterio aunque existen varias teorías. No son muy numerosos aunque han sido bendecidos para provocar la destrucción y atormentar a quienes se crucen en su camino - los supervivientes de caravanas comerciales hablan de vagones y caballos aplastados en la nieve. Muchos se detienen a contemplar cómo sus gigantescas figuras seleccionan cuidadosamente a sus víctimas de entre un bullicio de gente aterrada que luego meten en un saco enorme para luego someterlas a horrores desconocidos.

Como una criatura tan grande necesita una gran cantidad de comida para alimentarse, los magnatauros se comen a las personas y animales por diversión. En algunos lugares han aterrorizado a pequeños reinos mientras hubiera gente de sobra a la que atemorizar. De vez en cuando su población disminuye o simplemente se aburren y buscan otro lugar lugar que arrasar. Algunos saben pescar y se adentran en el agua en busca de ballenas.

Los magnatauros no confían entre ellos más que lo que harían con cualquier otra criatura. A veces pelean entre ellos aunque suelen evitar esas situaciones. [15]

La colores de la vestimenta de los magnatauros denota su función dentro de la manada, marrón claro para los guerreros, marrón oscuro para los atracadores y azul o blanco para los destructores. Del mismo modo, su color de piel puede variar desde el marrón hasta el azul claro casi blanco.

Wrath of the Lich King[editar | editar código]

WotLK Esta sección aborda contenido exclusivo de Wrath of the Lich King.

Con la inclusión de Rasganorte en la segunda expansión de World of Warcraft, se añadieron varias camadas de magnatauros. Aunque se suelen agrupar en manadas, también es posible encontrar a algunos magnatauros caminando en solitario por algunas regiones.

Localizaciones[editar | editar código]

Magnatauros importantes[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]