No-muerto (jugable)

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Para la raza general véase No-muerto.
Razas básicas

Pandaren

Razas aliadas
HordeNo-muertos
ForsakenCrest.jpg
Símbolo del Tormento
Clases
Idioma principal
Idioma secundario
Zona de inicio
Líder racial
Capital
Montura racial

Los no-muertos de Entrañas, también conocidos como los Renegados, están afiliados a la Horda más por necesidad que por simpatía, proveen a su facción de combatientes mágicos y alquimistas destacados.

Transfondo[editar | editar código]

De la página oficial de World of Warcraft

La muerte no supuso un alivio para las hordas de humanos que murieron durante la campaña del Rey Exánime para extender la peste entre los vivos de Lordaeron. En su lugar, los caídos del reino fueron levantados como esbirros de la Plaga y se vieron obligados a librar una guerra profana contra todo y todos... a los que un día amaron.
Durante un momento de flaqueo del dominio del Rey Exánime tras la Tercera Guerra, un contingente de no-muertos se liberó de la voluntad de hierro de su maestro. Aunque esta libertad pareció inicialmente una bendición, aquellos que fueron humanos una vez se vieron pronto atormentados por los horrores indescriptibles que habían cometido como agentes de la Plaga. Aquellos que no acabaron presa de la locura se enfrentaron a una revelación escalofriante: todo Azeroth deseaba destruirlos.
En su peor momento, los no-muertos Renegados fueron reunidos por la antigua general forestal de Quel’Thalas, Sylvanas Brisaveloz. Derrotada en un ataque contra su reino y transformada en una poderosa alma en pena de la Plaga, Sylvanas también había recuperado su libertad de manos del Rey Exánime. Bajo la tutela de su nueva reina, los no-muertos independientes, conocidos como Renegados, establecieron Entrañas bajo las ruinas de la Ciudad Capital Lordaeron. Aunque algunos Renegados temían a Sylvanas, otros valoraban la seguridad que les proporcionaba. Sin embargo, muchos de los no-muertos con voluntad propia encontraron un propósito para su existencia maldita a través del deseo ardiente de la Reina alma en pena de destruir al Rey Exánime.
A pesar de no estar afiliados a la Plaga, los Renegados vivían amenazados por los humanos comprometidos con la erradicación de todos los no-muertos. Como medio para alcanzar sus objetivos y proteger a su nación en ciernes, Sylvanas envió emisarios a varias facciones en busca de aliados. Los bondadosos tauren de Cima del Trueno aparecieron como el contacto más prometedor. En particular, el archidruida Hamuul Tótem de Runa vio potencial para la redención en el pueblo de Sylvanas, aunque era totalmente consciente de la naturaleza siniestra de los Renegados. De esta forma, los tauren convencieron al Jefe de Guerra Thrall, a pesar de su recelo, para forjar una alianza de conveniencia entre los Renegados y la Horda. Como consecuencia, los Renegados vieron reforzadas sus probabilidades de victoria sobre el Rey Exánime, mientras que la Horda obtuvo un punto de apoyo de valor incalculable en los Reinos del Este.
A la larga, los Renegados asistieron a la Horda con una enorme ofensiva contra la zona de influencia del Rey Exánime en Rasganorte y se vengaron de su odiado enemigo. Sin embargo, la victoria no llegó sin sufrimiento. Durante la invasión, el Gran boticario Putress desató una nueva peste que mataba sin distinguir entre aliados o enemigos, mientras que su homólogo traidor, el Señor del Terror Varimathras, tomó Entrañas en un golpe que casi mató a Sylvanas. Los usurpadores murieron por sus viles actos y se restauró la capital Renegada, pero la debacle creó sospechas en la Horda con respecto a la lealtad de Sylvanas.
Ahora, además de la desconfianza de sus propios aliados, Sylvanas es consciente de que los demás habitantes de Azeroth ven a su pueblo como una amenaza incluso tras la derrota del Rey Exánime. Con sus filas menguándose cada día, los Renegados han comenzado a fortificar sus dominios alrededor de Entrañas, trabajando para probar su lealtad a la causa de la Horda a la vez que se preparan para futuros ataques.

Cataclysm[editar | editar código]

En World of Warcraft: Cataclysm, los no-muertos podrán elegir ser cazadores.

Atributos Iniciales[editar | editar código]

Clase Fuerza Agilidad Aguante Intelecto Espíritu
IconSmall Warlock.gif Brujo 19 18 22 20 27
IconSmall Deathknight.gif C.M. 107 71 99 27 47
IconSmall Hunter.gif Cazador 19 21 22 18 26
IconSmall Warrior.gif Guerrero 22 18 23 18 25
IconSmall Mage.gif Mago 19 18 21 21 27
IconSmall Monk.gif Monje - - - - -
IconSmall Rogue.gif Pícaro 20 21 22 18 25
IconSmall Priest.gif Sacerdote 19 18 21 20 28

Habilidades Raciales[editar | editar código]

Las habilidades raciales de los renegados son las siguientes:

Spell Shadow RaiseDead.png  [Voluntad de los Renegados] (3 min. de tiempo de reutilización)
Quita cualquier efecto de embelesamiento, miedo y sueño. Este efecto comparte un tiempo de reutilización de 30 s con otros efectos similares.
Ability Racial Cannibalize.png  [Canibalismo] (2 min. de tiempo de reutilización)
Cuando se activa, regenera un 7% de la salud y el maná totales cada 2 s durante 10 s. Solo funciona en cadáveres de humanoides o no-muertos en un radio de 5 m. Cualquier movimiento, acción o daño durante Canibalismo cancelará el efecto.
Spell shadow fingerofdeath.png  [Toque de la tumba] (pasivo)
Tus ataques y hechizos de daño tienen una probabilidad de drenar al objetivo, lo que inflige X p. de daño de las Sombras y te sana la misma cantidad. Además, puedes respirar bajo el agua indefinidamente.
Spell shadow detectinvisibility.png  [Resistencia a las Sombras] (pasivo)
Reduce un 1% el daño de las Sombras recibido.

Habilidades eliminadas:

Spell shadow demonbreath.png  Respiración subacuática (pasivo)
La respiración subacuática dura un 233% más de lo normal.

Video[editar | editar código]