Paladín

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Paladín
Paladin Crest.png
Raza(s)
Rol(es)
Especializaciones
Recurso(s)
Atributo primario
Armas
Armadura


Clases Brujo Caballero de la Muerte Cazador de demonios Cazador Chamán Druida Guerrero Mago Monk Paladín Pícaro Sacerdote
Comenzando con un Br Cm Cd Ca Ch Dr Gue Ma Mo Pa Sa
Tácticas Br Cm Cd Ca Ch Dr Gue Ma Mo Pa Sa
Razas Br Cm Cd Ca Ch Dr Gue Ma Mo Pa Sa
Misiones Br Cm Cd Ca Ch Dr Gue Ma Mo Pa Sa
Habilidades Br Cm Cd Ca Ch Dr Gue Ma Mo Pa Sa
Instructores Br Cm Cd Ca Ch Dr Gue Ma Mo Pa Sa
Conjuntos de armadura Br Cm Cd Ca Ch Dr Gue Ma Mo Pa Sa
Macros útiles Br Cm Cd Ca Ch Dr Gue Ma Mo Pa Sa

Los paladines son una clase híbrida entre guerrero y sacerdote que puede ser denominada como 'Guerrero Sagrado'. Son tan versátiles que según la distribución de sus árboles de habilidades pueden llegar a ser considerados sanadores si eligen la rama Sagrad), tanques si eligen la rama Protección o DPS si eligen la rama Represión. Pueden hacer uso de auras que les proporcionarán unos buffs temporales que aumentarán sus habilidades tanto para él como para el resto de compañeros de grupo mientras que pueden llevar equipado una armadura de placas que le proporciona la mejor protección posible a los golpes.

Información de clase

Los paladines son los virtuosos defensores de los débiles e incansables enemigos de La Plaga. Mezclan elementos del guerrero y de los clérigos de la Luz Sagrada. El paladín es por lo tanto un duro adversario cuerpo a cuerpo. Todos siguen la tradición de obediencia a la Luz Sagrada por parte de la Alianza y los elfos de sangre y tauren lo hacen para la Horda. El paladín es un "Guerrero de la Luz Sagrada", defendiendo lo bueno y auténtico del mundo y rechazando todo aquello que es vil y siniestro -especialmente la Plaga y la Legión Ardiente. Se ofrece a socorrer a los heridos en combate y a repeler a sus enemigos con fervor divino. Es especialmente poderoso contra los no-muertos, puesto que estos amenazan a las razas nobles y la Luz Sagrada los quema poderosamente. La presencia de cualquier mal es para el paladín repudiable, y sus esfuerzos se centran en la aniquilación de no-muertos y demonios. Los humanos, draenei, y enanos de Forjaz son los más propensos a convertirse en paladines, pues veneran la Luz Sagrada. Los elfos de sangre utilizan la Luz para sus beneficios, aunque recientemente los rumores apuntan a que los utilizan legítimamente.

Esta es la llamada del paladín: proteger a los débiles, llevar la justicia a los injustos y eliminar el mal de los rincones más oscuros del mundo. Estos guerreros sagrados van equipados con armadura de placas para poder enfrentarse a los enemigos más duros y la bendición de la Luz les permite sanar heridas y, en algunos casos, incluso devolver la vida a los muertos.

Listos para servir, los paladines pueden defender a sus aliados con espada y escudo, o pueden blandir enormes armas a dos manos contra sus enemigos. La Luz otorga a los paladines poder adicional contra los no-muertos y demonios, asegurando que estos seres profanos dejen de corromper el mundo.

Los paladines no solo son fanáticos, sino también guardianes de los honrados y otorgan bendiciones a aquellos que merecen que la Luz brille les ilumine. La Luz irradia de los paladines y los aliados dignos que permanecen cerca de ellos reciben valor gracias a su poder.[1]

Historia

El Arzobispo Alonsus Faol percibió que los sacerdotes de Northshire - que sufrieron un terrible desgaste durante la Primera Guerra - no eran los adecuados para los peligros de los combates. Junto con muchos de los sobrevivientes de Northshire, buscaron a los de mayor virtud dentro de la Caballería de Lordaeron y fundaron la Mano de plata de los paladines, con Uther Lightbringer a la cabeza. Se bautizaron los Caballeros de la Mano de Plata, para curar las heridas recibidas en combate y para restaurar la fe en la promesa de la libertad de la tiranía orca. Los paladines vivieron tiempos que fueron venerados y amados, pero antes de la Tercera Guerra cayeron en tiempos dificiles. La orden de la Mano de Plata fue disuelta por el príncipe Arthas, por negarse a sacrificar a los pobladores de Stratholme supuestamente infectados. A su vuelta de Northrend, Arthas asesinó a los paladines de la Mano de Plata -incluyendo a Uther Lightbringer-, y tan solo unos cuantos sobrevivieron.

Tras la invasión del Azote, muchos de los paladines, abandonando su patria destruida, se unieron a un entusiasta grupo de seguidores de la luz conocida como la Cruzada Escarlata. Sin embargo, muchos de estos se han convertido en paladines fanáticos hacia su objetivo de destruir la plaga, a tal punto que los que no llevaban sus colores son considerados como corruptos. Después de abandonar la Cruzada, algunos paladines decidieron unirse al Amanecer Plateado. Otros también han abandonado la luz y se unieron a Arthas Menethil como caballeros de la muerte.

Muchos otros paladines huyeron hacia el sur, al reino de Stormwind. Los paladines que quedaron se siguen denominando los caballeros de la Mano de Plata, que ahora se desarrolla bajo una nueva dirección en la Catedral de la Luz, en Stormwind. Con el tiempo, se difundió la filosofía de la luz hacia los enanos de Ironforge, que la adoptaron.

Los Caballeros de Sangre son la orden de paladines de los Elfos de Sangre. La Mano de Argus pertenece a la orden draeniana.

Paladines notables

Alliance Alianza

Horde Horda

Otros

Razas

Raza Fuerza Agilidad Aguante Intelecto Espíritu Armadura Vida Mana
Alianza DraeneiDraenei Draenei TBC 23 17 22 20 23 34 58 80
Alianza EnanosEnanos Enanos 27 16 23 19 20 32 68 79
Alianza HumanoHuman Humanos 22 20 22 20 21 40 58 80
Horda Elfos de sangreElfos de sangre Elfos de sangre TBC 19 22 22 23 19 44 58 125
Horda TaurenTauren Tauren Cataclysm 27 15 24 15 23  ?  ?  ?

Monturas Raciales

Cada orden de paladines tiene su propia montura.

Especializaciones

Sagrado

Spell holy holybolt.png

De igual manera que los sacerdotes que sirven a la Luz, los paladines Sagrados son devotos de su fe. Después de pasar buena parte de sus vidas en salones consagrados, dedicados al estudio de la doctrina divina, aquellos que se dedican a una orden sagrada se convierten, para sus aliados en el conflicto, en faros de la Luz y asumen la armadura pesada y las armas de la justicia. Armados con la creencia inquebrantable de que cualquier batalla luchada para erradicar el mal en el mundo es justa, estos paladines acuden al combate para servir a todos los dedicados a la causa. La verdad y la virtud de la Luz infunden a estos caballeros sagrados el poder de revitalizar a sus camaradas. Si es necesario, pueden incluso ofrecer sus propias vidas y convertirse en mártires, por el bien superior.[2]

Represión

Spell holy auraoflight.png

Servir como instrumento de la fe implica tener una fe inquebrantable. A menudo, los más dedicados de entre los paladines llevan la devoción hasta el fanatismo y se convierten en instrumentos de reprensión contra aquellos que osan desafiar las leyes divinas. Estos paladines son guardianes vengativos de los débiles, cruzados que juzgan y castigan a los malvados. Su firme convicción en el orden divino de las cosas hace que no tengan dudas sobre su victoria... pero no por ello dejarán de luchar para garantizar que la Luz se impone.[2]

Protección

Ability paladin shieldofthetemplar.png

Las herramientas de combate del paladín dejan claras sus motivaciones. En una mano tiene el arma, una herramienta letal para aplicar el juicio de rectitud. En la otra mano lleva el escudo, una barrera real y simbólica que protege al bien del mal. Resistentes y firmes, estos protectores son ardientes defensores de la Luz y de todo lo que toca, y a cambio se ven revigorizados por su fulgor. Están tan dedicados a la causa que consagran el suelo sobre el que combaten a la corrupción.[2]

Habilidades

Talentos

Cambios en Cataclysm

Poder Sagrado

Referencias