We have begun migration of most wikis to our new host, Amazon Web Services. All but the top 100 wikis are in read-only mode until the migration is complete. Estimated completion: TBD -- Update: Fri 10/20 11pm UTC - We have encountered some unexpected issues. Our staff is working around the clock to complete this process as quickly as possible. Thank you for your patience.

Peste de los no-muertos

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar

La peste de los no-muertos (en ocasiones también llamada plaga, o simplemente peste) es el nombre que recibe el veneno mágico creado por Ner'zhul, el Rey Exánime original creado por Kil'Jaeden, desde su prisión de hielo en el Trono Helado en Rasganorte para crear la Plaga. La Plaga estaba destinada a ser una vanguardia de la Legión Ardiente, los captores de Ner'zhul, durante su ataque a Azeroth.

Historia

La creación de la peste se llevó a cabo justo antes y durante la Tercera Guerra. Haciendo uso de su voluntad, el Rey Exánime propagó la misteriosa enfermedad entre los habitantes de las regiones locales de Rasganorte, incluidos trol de hielo, humanos y otras criaturas, matándolos y trayéndolos de la muerte bajo su influencia.[1] Se dio cuenta que necesitaba extender el veneno de manera rápida y en lugares fuera de su influencia. Tras contactar telepáticamente con el mago Kel'Thuzad, le encomendó la tarea de transportar la peste a través del mar hacia Lordaeron donde fue usada para infectar a las partidas de comida que posteriormente fueron distribuidas a la población bajo la supervisión del señor del terror Mal'Ganis. Kel'Thuzad tuvo que reunir a un culto de seguidores que le ayudasen en su difusión, y para ello creó el Culto de los Malditos.[2]

Con la ayuda de sus cultistas y la de Mal'ganis, centraron sus esfuerzos en la ciudad agrícola de Andorhal que se encargó de distribuir el grano infectado por todo Lordaeron incluido Rémol y Stratholme. Los afectados por el veneno solían morir a los 3 días afectados de una extraña enfermedad y regresaban de la tumba como fieros zombis controlados por el Rey Exánime. Los humanos intentaron detener la peste por medio del príncipe Arthas que destruyó los graneros infectados y regresó a Stratholme para alertar a sus habitantes de la amenaza, aunque llegó demasiado tarde y se encontró con partidas de grano infectadas que ya habían sido vendidas en el mercado de la ciudad. Sabiendo en lo que pronto se convertirían sus ciudadanos, procedió a exterminar a toda la población de Stratholme para intentar contener la propagación de la enfermedad, en contra de la opinión de Uther el Iluminado, su mentor.[3]

Antes de convertirse en un caballero de la muerte al servicio de Ner'zhul, Arthas destruyó con éxito todas las fuentes de la peste. Tiempo después, la Plaga encontró nuevas y más rápidas formas de extender la peste por Lordaeron a través de unos enormes calderos que extendían el veneno directamente por el aire, corrompiendo no solo a la población humana sino a toda la flora y fauna de los alrededores, inundando la atmósfera con una neblina mortal que transformó las verdes praderas de Lordaeron en las actuales Tierras de la Peste. El Alba Argenta, un régimen dedicado a la erradicación de la amenaza de la Plaga, han descubierto la manera de sabotear estos calderos y revertir sus efectos, purificando el compuesto químico de manera que resulte tóxico para los propios no-muertos.

Los boticarios de los Renegados estuvieron trabajando en desarrollar una nueva versión de la peste, con efectos mejorados ya que no solo afectaba a los vivos sino también a los no-muertos, matándolos casi al instante lo que les daría una gran ventaja sobre sus enemigos: la Plaga, la Cruzada Argenta y Dalaran así como cualquier vestigio rebelde que pudiera quedar en Lordaeron. Los experimentos sobre esta nueva peste han sido llevados a cabo por los boticarios de Rémol, del Sepulcro, del Molino Tarren y de la Ciudad de Shattrath.

La nueva peste (también conocida como el añublo o nueva plaga) se perfeccionó durante la guerra en Rasganorte y fue usada por una facción rebelde de Renegados (en su mayoría compuesto por miembros de la Sociedad Real de Boticarios y dirigida por el Gran boticario Putress) contra las fuerzas de la Horda, de la Alianza y de la Plaga durante los acontecimientos de la Angrathar la Puerta de Cólera. A raíz de la rebelión de la Horda ha prohibido el uso del añublo.

Naturaleza de la peste

A lo largo de sus experimentos, Ner'zhul aseguró que la aflicción afectaría específicamente a humanos, aunque las razas no-humanas y criaturas (e incluso la tierra misma) fueron susceptibles a la peste. Como resultado, la flora y la fauna infectadas reaccionaron de manera diferente - enfermaron y pudrieron, pero no son verdaderamente no-muertos, y están bajo la esclavitud del Rey Exánime. Aunque existen dentro de sus filas no-muertos de razas no humanas, estos agentes son ejemplos de no-muertos creados mediante necromancia en lugar de por la peste.

Existen evidencias significativas de que la peste es un hongo en estado de naturaleza. La mejor prueba de esto es el Bosque de la Peste. Esto es corroborado por las nubes, que parecen ser esporas, que emanan de los colosales hongos de la zona cuyo crecimiento puede estar relacionado con la peste, al igual que se crecimiento en plantas y animales infectados. Las infecciones de la peste original sin embargo se debían a la ingesta del grano contaminado, no por su exposición, proximidad o contacto físico con el mismo. Bebiendo de las fuentes de agua contaminada, tales como el río Thondroril cerca Andorhal antes del Cataclismo, también puede ser causa de infección.[4]

Una de las pocas criaturas que prospera en las Tierras de la Peste es la larva carroñera.[5] Pueden alcanzar tamaños enormes y son inmunes a la peste. Un buen ejemplo de una larva carroña es Borelgore. Las Tierras de la Peste también tienen grandes poblaciones de enormes hongos que también parecen prosperar en estas condiciones. La peste puede haber evolucionado o cambiado tanto en los últimos años que influye en el crecimiento y tamaño de las formas de vida que ayudan su propagación, como las larvaa carroñeras y los hongos.

Cura

Mientras que se estableció muchas veces como una poderosa aflicción, se ha demostrado que la peste es curable, al menos una vez. Durante el final del evento mundial de la Infestación Zombi, la Alianza y la Horda lograron encontrar la cura.

La peste no puede ser curada o debilitada por medios individuales, con la excepción de la Luz Sagrada (en relación con el debilitamiento de la aflicción).[6]

Poesía infantil

Recela, niño, del llano apestado.
Piensa, niño, en el cereal infestado.
Pues si tienes la garganta seca y bebes agua contaminada,
en las garras de la Plaga caerá tu alma.
Así que haz caso de este aviso, niño. y si de tu madre te alejas,
que la luz del fuego de tu hogar te guíe de vuelta a casa.
—Poesía infantil humana, ya en uso seis años después de la Tercera Guerra[4]

Traducción

La traducción de los términos anglosajones The Scourge y Plague ha sido objeto de controversia. Plague (que es el veneno original creado por Ner'zhul) ha sido traducida a lo largo de los juegos como peste o plaga, pero a su vez The Scourge (la facción de no-muertos) ha tenido varias traducciones: El Azote, La Plaga o, incluso, El Flagelo. Todos estas traducciones siguen mezclándose entre sí hoy en día, incluso en World of Warcraft.

Referencias