Hello there! We are conducting a survey to better understand the user experience in making a first edit. If you have ever made an edit on Gamepedia, please fill out the survey. Thank you!

Purga de Dalaran

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
La Purga de Dalaran
Purga de Dalaran
Conflicto: Después del Ataque a la Isla de Theramore
Lugar: Dalaran
Consecuencias: Aethas Atracasol huye a Lunargenta; Los Atracasol expulsados de Dalaran y muchos arrojados al Bastión Violeta; El Kirin Tor vuelve a la Alliance.
Combatientes
Comandantes y líderes
Fuerzas
Bajas

~ Bajas moderadas

~ Bajas moderadas; la mayoría encarcelados

La Purga de Dalaran fue una revuelta civil que tuvo lugar en la capital del Kirin Tor. Tras acusar al archimago Aethas Atracasol y a los propios Atracasol de traición tras descubrir que varios miembros de la organización habían robado la Inv misc bell 01.png [Campana divina], Lady Jaina expulsó a toda la organización de Dalaran. Cuando Aethas rehusó el ofrecimiento de Jaina de marcharse pacíficamente junto a su gente, la líder del Kirin Tor lo tomó cautivo, un hecho que espoleó a los Atracasol que, sin la figura de un líder, cayeron en un estado de confusión donde solo parecían tener cabida dos opciones: la rendición o una revuelta. Jaina y Vereesa movilizaron al Pacto de Plata para ayudar a sofocar cualquier tipo de resistencia ayudados por tropas de apoyo de la Alianza.

En medio del caos, el magister Rommath lideró un equipo de ataque contra la ciudad para tratar de salvar a los Atracasol. La operación tuvo un relativo éxito ya que Aethas y muchos elfos de sangre pudieron escapar y ponerse a salvo en Quel'Thalas, pero aquellos que se quedaron en la ciudad fueron encarcelados en el Bastión Violeta.

Tras la revuelta, Jaina decidió que el Kirin Tor debía volver a la Alianza aunque su victoria no había estado exenta de cierto coste político. El Rey Varian Wrynn que había contactado con Lor'themar Theron para que los elfos de sangre, molestos con la forma con la que Garrosh los trataba, se reincorporaran a la Alianza, veía ahora como, tras el ataque a los Atracasol, se evaporaba la oportunidad de que los sin'dorei abandonaran la Horda. La purga acabó con esa posibilidad y puso al Kirin Tor y a la guarda thalassiana en un estado de alerta ante cualquier ataque futuro.

Preludio[editar | editar código]

El Rey Varian Wrynn, deseoso de que la Alianza contara con más aliados, envió a su hijo Anduin para tratar de negociar la expulsión de los Atracasol, representantes de la Horda, de Dalaran. Anduin contactó con Lady Jaina aunque ésta mostró fe en el Kirin Tor del que se presuponía que estaba por encima de cualquier conflicto, y era el lugar donde los magos de la Alianza y la Horda podían vivir en paz. Jaina se negó a desalojar a los Atracasol de la que había sido su ciudad durante 2000 años, recalcando la importancia de no confundir a la Horda con su gente. Además recordó a Anduin que fueron los Atracasol quienes enseñaron la magia a los primeros habitantes de Arathor, gracias a la cual, la humanidad prosperó. El Príncipe asintió y se marchó para informar a su padre de la decisión de Jaina.

Varian, que seguía en su empeño, contactó con el regente de Quel'Thalas, Lor'themar Theron, que estaba considerando la opción de replantearse 'viejas alianzas' debido a los continuos desprecios que Garrosh había mostrado hacia su pueblo. La posibilidad de que Quel'Thalas volviera a la Alianza no tardó en aparecer, sin embargo aún había varios miembros de los Atracasol que anteponían la lealtad a la Horda por encima de la que profesaban hacia el Kirin Tor, lo que podía llegar a ser un problema.

Robo de la campana divina[editar | editar código]

Siguiendo las órdenes del Jefe de Guerra, Fanlyr Espinaplata abrió un portal en Punto de Dominio, y penetró en Darnassus para robar un poderoso artefacto mogu llamado la Inv misc bell 01.png [Campana divina]. Jaina, que había sido prevenida por los elfos de la noche, había fortalecido las defensas mágicas alrededor de la ciudad y acabado con varios intrusos de la Horda. Usando los propios portales hacia Dalaran, la Horda fue capaz de eludir las defensas de Jaina y robar la campana, escapando hacia la ciudad del Kirin Tor.

Jaina quedó en estado de shock cuando descubrió lo que habían hecho sus guardias y siguió el rastro de residuos arcanos, que la condujeron hasta el portal que habían abierto los Atracasol en en las afueras de Darnassus. Furiosa por haber sido traicionada de nuevo, Jaina regresó a la Ciudadela Violeta donde se reunió con el líder de los Atracasol, el archimago Aethas Atracasol.

La purga[editar | editar código]

Jaina aprisiona a Aethas

Tras acabar con sus magos, Jaina acusó a Aethas de traición, algo que él negó. Al oir esto, Jaina le ordenó marcharse de Dalaran junto a su gente, a lo que el líder de los Atracasol no accedió aduciendo que también era su ciudad. Como respuesta, la archimaga lo atrapó en un bloque de hielo y ambos fueron teletransportado fuera de la escena.

Así pues, la primera fase de la purga quedó en las manos de Vereesa, que dio indicaciones a los miembros de la Alianza para que atacaran a los Atracasol que se encontraban en las alcantarillas y en el santuario de la parte de la ciudad que aún controlaban. Las órdenes eran matar a un magister que trataba de huir de la ciudad, matar a los tenderos que habían rehusado entrar a formar parte del Pacto de Plata y subyugar a los dracohalcones del Alto de Krasus, para evitar que los Atracasol tuvieran una vía de escape de la ciudad. Cuando se cumplieron las indicaciones, el Pacto de Plata se unió a la purga y Jaina trajo tropas desde Ventormenta para luchar contra los Atracasol.

Después de encerrar a Aethas en el Bastión Violeta, la propia Jaina junto a sus elementales de agua, empezaron a patrullar las calles, teletransportando a unos aterrados ciudadanos sin'dorei hacia las cárceles de Dalaran y plantando cara a aquellos que oponían resistencia.

En medio del caos, apareció el magister Rommath que se había desplazado desde Lunargenta para rescatar a los Atracasol cautivos. Tras comenzar una revuelta en las alcantarillas, Rommath y sus seguidores atravesaron los túneles mientras advertían a los elfos de sangre que se iban encontrando del peligro de salir a la superficie, ordenándoles salir de la ciudad. La lucha contra el Pacto de Plata se trasladó a las calles de Dalaran en cuya plaza central se instaló un foco de resistencia de los Atracasol contra la Alianza.

La presencia de Rommath enfureció a Jaina, que transformó Dalaran en uan zona de guerra. El magister envió a los agentes de la Horda al interior del Santuario de los Atracasol para rescatar a sus miembros más importantes y liberar a los dracohalcones del Alto de Krasus que habían sido inutilizados previamente por la Alianza para evitar que alguien pudiera escapar. Por último, se produjo una incursión al Enclave de Plata para tratar de localizar a Aethas y echar abajo la ayuda que Jaina había pedido a Ventormenta.

En última instancia, Rommath localizó a Aethas en el Bastión Violeta y tras acabar con el su carcelero, escaparon por las alcantarillas. Tras llegar al límite del subterráneo, se precipitaron al vacío con un salto que detuvieron los dracohalcones que los recogieron y pusieron a salvo, de nuevo en Lunargenta.

Consecuencias[editar | editar código]

Aethas y Rommath se disponen a escapar de Dalaran

De vuelta a Quel'Thalas, Lor'themar Theron y Halduron Alasol se encargaron de trasladar a los Atracasol rescatados a través de portales hacia Lunargenta. Cuando Aethas y Rommath llegaron, informaron a un incrédulo Lor'themar de la situación en Dalaran.

Lor'themar se enfureció de lo lejos que había llegador Jaina y de la intolerancia de la Alianza, a la cual achaca que sea la razón por la que existe Horda moderna. Sin embargo, el regente sin'dorei no ahorró calificativos para despreciar a Garrosh, a quien deseaba que su nuevo tesoro, la campana divina, le destruyera. Tan decepcionado se mostraba Lor'themar que llegó a afirmar que los elfos de sangre deberían actuar bajo su propio interés y dio instrucciones a Halduron para que invocara a sus forestales y a Rommath para hacer lo mismo con sus magos, a los que habría que añadir a los Atracasol. Rommath reconocío que Theron podría ser un buen Jefe de Guerra a lo que el regente respondió que no descartaba esa posibilidad.

Por su parte, Jaina regresó de nuevo al Desembarco del León donde se reunió con Varian y le contó lo sucedido en Dalaran. El Rey de Ventormenta se mostró confundido con la actuación de la archimaga teniendo en cuenta lo que le había dicho a su hijo Anduin sobre los Atracasol no hacía mucho. Varian espetó a Jaina por haber actuado tan precipitadamente, revelándole que había estado negociando con los elfos de sangre para traerlos de vuelta a la Alianza pero que, tras el ataque a su gente, Jaina los había empujado de nuevo hacia la Horda. A pesar de que la líder del Kirin Tor se disculpó, le recordó a Varian sus propias palabras durante los conflictos en Rasganorte, afirmando que una vez que si es de la Horda, se es para siempre.

A pesar de haber perdido a los sin'dorei, Jaina le comunicó a Varian que Dalaran volvía a pertenecer a la Alianza y se marchó para movilizar al Kirin Tor.

Misiones[editar | editar código]

Alianza
Horda

Videos[editar | editar código]