Hello there! We are conducting a survey to better understand the user experience in making a first edit. If you have ever made an edit on Gamepedia, please fill out the survey. Thank you!

Reina Azshara

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Para la región de Kalimdor, véase Azshara y para el enfrentamiento en la mazmorra del Pozo de la Eternidad, véase Reina Azshara (tácticas)
NeutralReina Azshara
Imagen de Reina Azshara
Título

Luz de Luces, Reina de los Naga

Género

Femenino

Raza(s)
Clase
Afiliación(es)
Antiguas afiliaciones
Ocupación

Emperadora de Nazjatar y reina de los naga

Localización
Estado

Viva

Allegado(s)

Lady Vashj (fámula)

Azshara es la reina de los naga y gobernante de la ciudad submarina de Nazjatar. Una vez fue la querida emperatriz de los kaldorei pero cuando entró en contacto con Sargeras y la Legión Ardiente traicionó a su pueblo y puso en peligro la existencia misma de Azeroth. Sus sirvientes altonatos trabajaron junto a los demonios para invocar a Sargeras aprovechando las energías del Pozo de la Eternidad pero sus planes fueron frustrados por una rebelión que abortó la invocación y provocó el colapso del Pozo de la Eternidad dando lugar al Gran Cataclismo. La violenta explosión que se desató arrojó a Azshara y sus seguidores al mar, y hubiera muerto de no ser por la intervención de los Dioses Antiguos con quienes forjó un pacto y salvo a su gente transformándolos en seres viperinos conocidos como los naga quienes se convirtieron en sus sirvientes a partir de entonces.

Tras la derrota de la Legión Ardiente en Argus, Azshara entró en escena influyendo en Lord Canto Tormenta en Kul Tiras y en Zul en Zandalar.

Biografía[editar | editar código]

Reina Azshara[editar | editar código]

WoW-novel-logo-16x62.png Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

Reina Azshara

La Reina Azshara nació con los ojos dorados, una cualidad bastante rara en los elfos de la noche antes del Gran Cataclismo que solía asociarse con un destino de grandeza. Azshara además, estaba considerada como la más hermosa de las elfas de la noche lo que rápidamente la convirtió en la monarca más querida de la historia de los kaldorei. Poseedora de una fuerte voluntad, manipuladora, e incomparablemente bella, Azshara poseía de lejos mayor talento para la magia que cualquier otro elfo de la noche. Como miembro de los altonatos y única heredera al trono, Azshara siempre estuvo fascinada por el Pozo de la Eternidad.

Su ceremonia de coronación se prolongó durante días. Cada noche, la nobleza altonato se prodigaba en presentes para Azshara con el fin de ganarse su favor, pero hubo uno que ella apreció más que todos los demás. Un elfo de la noche llamado lord Xavius obsequió a la reina con un cetro enjoyado, grabado con delicados sigilos mágicos. Le prometió a Azshara que mientras lo tuviera cerca le traería prosperidad y un gran poder. Azshara sostuvo el cetro en alto y las joyas relucieron a la luz de las lunas como rutilantes estrellas. La imagen de la reina con su ofrenda era tan hermosa que hizo que a muchos de los altonato asistentes se les saltaran las lágrimas. Una de las primeras cosas para las que Azshara usó el poder de Sharas'dal fue para aumentar su belleza legendaria. Conforme pasaban los años, la reina parecía volverse más joven y fascinante. A Azshara la envolvía un aura brillante que cautivaba a quienes la miraban. Los altonato se maravillaban de tan extraño fenómeno. Algunos incluso lo consideraban una señal de divinidad [2].

Tras su coronación, decidió dedicarse por completo a sus intereses por lo que pronto ordenó la construcción de un extraordinario palacio enjoyado en una de las orillas del pozo. Buscando agradar a su reina, los nobles propusieron que la capital de los elfos de la noche cambiara de nombre en su honor. Azshara aceptó con gracia real y tras un acalorado debate, el nombre elegido fue Zin-Azshari que quiere decir "gloria de Azshara". Los kaldorei celebraron por todo lo alto el nuevo nombre de su ciudad mientras que el amor que sentían hacia su reina crecía a la vez que disminuía su confianza en los decadentes altonatos. El embelesamiento que Azshara ejercía sobre su pueblo les impedía percibirla como uno de los miembros de los altonatos. Todos los kaldorei amaban a su reina pero azshara solo correspondía a aquellos que pertenecían a su élite de nobles corruptos. Estos eran odiados por la mayoría del pueblo que los consideraba poderosos practicantes de magia. Azshara y su corte establecieron su residencia en el nuevo palacio tan pronto como estuvo completo.

Azshara ordenó a sus nobles que se unieran a las sacerdotisas kaldorei para tratar de desentrañar los secretos del Pozo. Durante su tarea, los elfos descubrieron que podían manipular las energías cósmicas que fluían desde el Pozo. Tal vez no hubiera nadie más adecuado para esta tarea que Azshara, que demostraba una maestría con la magia casi sin parangón en la historia. Mientras perfeccionaba su dominio de las energías del lago, imbuyó su cetro enjoyado con una gota de sus aguas vivientes. El cetro encantado de la reina Azshara le proporcionó su gran poder. Imbuido de las poderosas aguas del Pozo de la Eternidad, dominaba ríos, mares, criaturas acuáticas de todo tipo y las energías vitales que se agitaban en el interior de la propia Azshara. Le dio un nombre nuevo, uno acorde con sus notables cualidades: Sharas'dal, Cetro de las Mareas [3]. Muchos altonatos se dedicaron devotamente a estudiar sin descanso al pozo. La obsesión de los altonatos creció y la cantidad de magia que tomaban de las profundidades del pozo fue creciendo para conjurar hechizos cada vez más poderosos. El Pozo entró entonces en una confusa fase donde se daban oscuras tormentas en su superficie y en la que sus aguas se teñían hasta convertirse completamente en un líquido negro [4].

Azshara envió tropas expedicionarias a explorar el mundo y expandir las fronteras del imperio kaldorei fundando las avanzadas de Shandaral, Then'Ralore y Eldre'Thalas. La propia reina supervisó la construcción de Lathar'Lazal, un templo consagrado a Elune situado en el borde oeste de Kalimdor [5]. Mientras los albañiles construían el templo, Azshara moldeó las aguas a su alrededor con el Cetro de las Mareas. Pronunciaba los nombres de los ríos y los mares, y estos actuaban a sus órdenes. El agua salada del descomunal océano y el agua dulce de los arroyos de montaña fluían junto a Azshara. Con un movimiento de muñeca, la reina las dividió en grandes lagos que abrazaban los sólidos cimientos de Lathar'lazal. Criaturas de todo tipo poblaban estas aguas, y estaban a la entera disposición de Azshara. Cuando esta recorría los puentes de Lathar'lazal, bancos de peces exóticos la seguían en coloridas formaciones. Azshara tenía incluso un colosal gigante de mar vinculado a uno de los lagos. Usaba su cetro para que realizara piruetas y demostraciones de fuerza, para deleite de los altonato que observaban. Elfos de la noche curiosos de todos los rincones del imperio viajaban a Lathar'lazal a estudiar a la mítica criatura y sus hábitos [6].

Había sin embargo, un lugar que los exploradores de la reina evitaban: el Monte Hyjal, la montaña sagrada de los Dioses Salvajes. Estas criaturas inquietaban a Azshara por su naturaleza y su caracter indomable por lo que la reina prohibió públicamente cualquier intento de entrada en Hyjal bajo el petexto del respeto que los kaldorei procesaban a los bosques y a las criaturas que los moraban. Sin embargo, en realidad Azshara despreciaba la montaña y la armonía que representaba.

El otro foco de conflicto al que tuvo que enfrentarse Azshara durante la primera etapa de su reinado fueron las incursiones de los zandalari, quienes ejercían además una gran influencia sobre el resto de tribus trol. El poderío arcano de los kaldorei nunca fue amenazado por los trol a quienes Azshara veía como criaturas primitivas por lo que llegó a un acuerdo con ellos permitiéndoles habitar las montañas sagradas Zandalar situadas al sur del Pozo de la Eternidad a cambio de que cesaran las incursiones en territorio kaldorei [7].

La Guerra de los Ancestros[editar | editar código]

Un día, la reina estaba con su consejero de más confianza, Lord Xavius que le propuso la idea de utilizar el poder del Pozo de la Eternidad para purgar el mundo de impurezas y hacerlo un lugar ideal a sus ojos. La gran cantidad de magia que habría de usarse atrajo la atención de un observador interesado: Sargeras. Tratando de desatar a sus huestes demoníacas en Azeroth, el titán oscuro entró en contacto con Xavius, sometiéndolo a su poder tras el cual cayeron el resto de altonatos y la propia Azshara. Xavius ayudó a su reina a comunicarse con Sargeras quien le transmitió su deseo de limpiar el mundo de razas inferiores. Sargeras engañó a Azshara haciéndole construir un portal que se alimentaba de las energías del pozo para invadir Azeroth en un conflicto que se conoció como la Guerra de los Ancestros.

El primer ataque de la Legión Ardiente a Azeroth se produjo en Zin-Ashari, la ciudad capital de la civilización kaldorei. Sus ejércitos estaban liderados por Hakkar y Mannoroth que diezmaron rápidamente Zin-Azshari sin piedad matando a todo el que se alzara a su paso. La segunda ciudad más poblada y poderosa de los elfos de la noche, Suramar, fue la siguiente en el punto de mira de la Legión. Miles de elfos fueron masacrados mientras los altonatos permanecían a salvo en lo alto de sus murallas y Azshara reía a carcajadas la muerte de sus súbditos. "Azshara ayúdanos! "Por Azshara" "Corre Azshara!" se escuchaba entre el caos de la batalla. Pero Azshara había asumido que la muerte de su gente era necesaria para que ese mundo perfecto que Sargeras le había prometido se llevara a cabo.

No tardó en crearse un movimiento de resistencia al que Azshara no prestó apenas atención. Fue entonces cuando, tras Hakkar y Mannoroth, Sargeras envió a Archimonde a Azeroth. Juntos permanecieron al mando de los ejércitos demoníacos ajenos a los intentos de tres elfos de la noche que trataban de desbaratar sus planes: el druida Malfurion y su gemelo Illidan y la sacerdotisa de Elune Tyrande a la que ambos hermanos amaban. Junto a ellos, tres héroes provinientes de un lejano futuro: Krasus (o Korialstrasz en su forma de dragón), un mago humano llamado Rhonin y un guerrero orco que respondía al nombre de Broxigar [8].

A varias leguas de camino de Zin-Azshari, en la región de Azsuna, el noble Príncipe Farondis quiso llegar demasiado lejos e ideó un plan para destruir el Pozo de la Eternidad utilizando la Piedramar de Golganneth, uno de los Pilares de la Creación. Sin embargo Vandros, uno de los nombres de la corte de Farondis se enteró de sus intenciones e informó a la reina. Azshara pensó que castigar a Farondis y su gente era perder el tiemo de modo que desató un terrible desliegue de energía arcana que destruyó la Piedramar y a continuación desató una oleada de magia oscura sobre Azsuna quebrándola y convirtiendo a sus habitantes en espíritus condenados a vagar por toda la eternidad [9].

Cuando el portal por el que había de pasar Sargeras estaba casi abierto, el esfuerzo combinado de los elfos de la noche y sus aliados llegó hasta el mismo palacio de Azshara para tratar de destruirlo. Irritada por la falta de orden, Azshara exigió una explicación a Mannoroth que a punto estuvo de arrancarle la cabeza pero se detuvo en el último momento al ver en ella un poder tan solo superado por el propio Sargeras y Archimonde. Azshara le perdonó la vida pero a cambio de que trajera a Sargeras a Kalimdor para acabar con la misión que le había prometido [10].

Azshara fue emboscada dentro de palacio por los aventureros del futuro pero consiguió defenderse utilizando a sus Guarfianes de la Eternidad como escudos humanos y escapar gracias a su magia que le proporcionó un escudo protector [11].

El nacimientos de los naga[editar | editar código]

En el arte de la Gamescon de 2018

La Guerra de los Ancestros acabó en catástrofe. El orgullo desmedido de Azshara y su abuso de poder llevarían a la destrucción del Pozo de la Eternidad. El enorme lago se plegó sobre sí mismo, lo que acabó provocando una explosión monstruosa que hizo pedazos la superficie del mundo. Azshara observó todos estos acontecimientos desde su palacio destruido. Se negaba a creer que su paraíso soñado se desmoronara, que el mundo que había acunado en sus propias manos desapareciera bajo sus pies. Muchos de los altonato eran tan ilusos como la reina y permanecieron a su lado. Mientras los océanos rugían y ocupaban el vacío dejado por la destrucción del Pozo de la Eternidad, Azshara alzó Sharas'dal. Creó un escudo mágico que la rodeó a ella y a los altonato para salvarlos de ser aplastados por las colosales olas. Pero solo fue un respiro momentáneo. El aullante océano no tardó en engullir a la reina, a Sharas'dal y a sus seguidores. Sus pulmones ardían por la falta de aire, así que la reina ordenó a Sharas'dal que les permitiera respirar el agua... pero no lo hizo. El cetro no podía salvarlos. El olvido extendió sus brazos y recibió a los desesperados altonato. Mientras el océano arrancaba la vida de sus cuerpos, criaturas antiguas se agitaron en la oscuridad. Sus susurros recorrieron las corrientes y sus poderes rodearon con fuerza a la reina y sus sirvientes. Los altonato se convirtieron en algo nuevo. Algo más.

Escamas relucían sobre su piel. Batían colas contra la corriente. Aquellos entes desconocidos hicieron a la reina y a sus seguidores uno con el mar... los convirtieron en los nagas". Aunque el antiguo imperio de Azshara estaba en ruinas, levantó uno nuevo lejos de la luz del sol. La reina y sus siervos naga crearon una capital, Nazjatar, en el fondo del mar. Con paciencia y astucia expandieron su dominio sobre los océanos. Se dice incluso que Azshara cultivó una alianza con las poderosas entidades que los habían transformado en nagas.

Con el paso de los años, Azshara se sirvió cada vez menos de Sharas'dal. Seguía valorando mucho el cetro, pero vio que era más útil en manos de sus temibles brujas de mar. Estas fieles servidoras empuñaban Sharas'dal como arma para expandir el dominio de los nagas y aplastar a quienes se les oponían. Las brujas de mar naga no tardaron en aprender a utilizar Sharas'dal como había hecho Azshara. Con un mandoble del cetro, hacían entrar en frenesí a miles de depredadores acuáticos y los soltaban contra los gigantes de mar molestos. Con solo susurrar un encantamiento, abrasaban a los asaltantes Kvaldir y desperdigaban sus restos en la corriente.

Cuando las brujas de mar no blandían Sharas'dal, Azshara solía llevarlo para rememorar tiempos pasados. Aún recordaba la promesa de lord Xavius: mientras tuviera el cetro cerca, le traería prosperidad y un gran poder. La reina había perdido mucho, pero no estaba muerta. Ni mucho menos. En su fuero interno sabía que algún día su imperio submarino eclipsaría incluso el de los antiguos elfos de la noche. Algún día, el mundo sería suyo de nuevo y no dejaría que se le escurriera entre los dedos una segunda vez [12].

World of Warcraft[editar | editar código]

WoW Icon 16x16.gif Esta sección aborda contenido exclusivo de World of Warcraft.

Estatuas de Azshara aparecen frecuentemente en Azeroth y Terrallende, normalmente en ruinas habitadas por sus naga.

Cataclysm[editar | editar código]

Cataclysm Esta sección aborda contenido exclusivo de Cataclysm.

La Reina Azshara en Costa Oscura.

Antes del lanzamiento de Cataclysm, la Reina Azshara fue uno de los temas más comentados en la charla de preguntas y respuestas que el diseñador Tom Chilton dio en el BlizzCon de 2009 donde confirmó la presencia tanto de Azshara como de la ciudad de Nazjatar, aunque no como parte fundamental de la expansión.

Finalmente los naga tienen una fuerte presencia en la nueva zona de Vashj'ir mientras que Azshara aparece de manera testimonial en Nazj'vel al sur de Costa Oscura enfrentándose a Malfurion. Azshara es la responsable de los problemas en Costa Oscura donde trata de distraer la atención de Malfurion manteniéndolo lejos de Hyjal. Tanto la Horda como la Alianza pueden verla y tratar de matar a los cuatro Darkscale Priestesses que rodean el Horn of the Ancients. Su aparición es más un adelanto de lo que está por venir en el argumento principal de la historia de la expansión. Su modelo es una variación del utilizado con Lady Vashj.

Más tarde se descubre que la Reina Azshara solo pretende la destrucción total del Señor Elemental Neptulon, ya que eso podría darle libertar para gobernar sobre los océanos [13]. Este acto se produjo por orden de su maestro N'Zoth, como represalia al no haberse unido al resto Señores Elementales en la cruzada de Alamuerte contra Azeroth [14]. Finalmente, Azshara encargó personalmente a la sacerdotisa Valishj y sus naga Filozante buscar por la costa de Desolace los Grabados de Neptulon antiguos, que escondían el secreto para que Azshara pudiera acceder al Fauce Abisal.[15] Sin embargo, los esfuerzos de Valishj resultaron infructuosos gracias a la acción combinada de Lord Hydronis y el aventurero.[16]

En la parte final del conflicto, una versión pasada de Azshara aparecía en el Pozo de la Eternidad en las Cavernas del Tiempo recreando los sucesos previos al Gran Cataclismo.

Legion[editar | editar código]

Legion Esta sección aborda contenido exclusivo de Legion.

La Reina Azshara en Azsuna.

La Reina Azshara envió una avanzada liderada por la Maestra de las Mareas Athissa a Azsuna en las Islas Abruptas para recuperar el Piedramar de Golganneth. La propia Azshara aparece ante el Príncipe Farondis cuando éste trata de salvar al aventurero capturado por los naga. Azshara trata de convencerlo para que le sirva pero Farondis se niega. Antes de abandonar el lugar, la reina naga le advierte que su "cólera" llegará [17].

Los naga de el Ojo de Azshara invocaron una criatura conocida como Cólera de Azshara tras hacerse con la Piedramar de Golganneth. Cuando los aventureros la recuperan, Azshara envió a la Mistress Sassz'ine para recuperarlo [18].

Battle for Azeroth[editar | editar código]

Battle for Azeroth Esta sección aborda contenido exclusivo de Battle for Azeroth.

Azshara corrompió a Lord Canto Tormenta y a la mayoría de los sabiomar de Kul Tiras. Su intención era hacerse con el control de la legendaria flota del reino humano. En el Altar de la Tormenta, le ordena a Lord Canto Tormenta que se ocupe de los intrusos. Además organiza ataques naga en la costa oeste e invoca el Pride of Azshara para tratar de destruir a Fort Daelin.

Azshara también hizo un trato con Zul en Zandalari, para que tratara de desatar a G'huun.[19]. Envió a sus naga al Darkwood Shoal en Vol'dun para encontrar el Ring of Tides, vital para sus planes [20].

Tras la Batalla de Dazar'alor, los naga comenzaron a atacar tanto a la Alianza como a la Horda por todo el litoral del Mare Magnum y haciendo prisioneros que posteriormente llevaban a Nazjatar. Allí, Azshara espera desde su trono en el Palacio Eterno.

Localizaciones[editar | editar código]

Apariciones destacadas
Localización Nivel Salud
Misión:La ofrenda a Azshara ?? 20.481
Reina Azshara (tácticas) ?? 4.294.600
Misión:Sálvate tú ?? 920.470.016

RPG[editar | editar código]

The RPG Icon 16x36.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft RPG y se considera no canónico.

En Shadows & Light.

La Reina Azhara fue originalmente la gobernante de los kaldorei, hace 10.000 años y la líder actual de los monstruosos naga. Su fascinante belleza y la fe ciega de su gente, le hicieron caer en una locura que la corrompió y cuyo responsable fue Sargeras, el maestro de la Legión Ardiente. Tras ser derrotada por Malfurion, el Gran Cataclismo la envió junto a su corte de altonatos al fondo del Mare Magnum , donde se convirtió en la Emperatriz de Nazjatar y progenitora de los naga. Azshara es a menudo nombrada como la maga más grande que ha habido con vida en Azeroth [21]

Azshara se ha convertido en un ancestro que merodea en las profundidades de las olas, tratando de recuperar sus poderes mundanos [22]. La Reina Azshara no se ha ahogado sino que se ha transformado en una escurridiza criatura acuática que algún día liderará a sus seguidores para retomar la superficie del mundo [23]. Azshara se hundió en el mar junto a sus mandos de confianza y los altonatos. Los Dioses Antiguos la eligieron como una herramienta útil y la transformaron junto a su gente en nagas. La poderosa reina aún vive gobernando a los naga y cuando despiertó en el fondo del mar, mandó construir un palacio para rivalizar con el que tenía en su hogar en Azshara [24].

A Azshara se la ha creido muerta durante mucho tiempo por parte de los elfos de la noche [25] pero sigue viva, en la ciudad de Nazjatar en el fondo del océano. Ha abrazado elpoder de los naga, crecido en tamaño y posee numerosos tentáculos engarzados con joyas y objetos de poder. Maquina su venganza contra los traicioneros elfos de la noche, acumulando todo el poder que pueda conseguir para los naga [26]. Al vivir en el mar, Azshara se ha convertido en la Reina de los naga [27] Los naga sirven a Azshara ciegamente. La mayoría vive en Nazjatar, su capital, construida sobre una enrome zanja en el fondo del mar donde Azshara tiene su palacio imperial[28].

Cuando Azshara decida finalmente reaparecer, es algo que se desconoce. Envío a Lady Vashj para establecer contacto con los habitantes de la superficie [29], buscando vengarse de los elfos de la noche que la derrotaron. A los naga que la acompañan en Nazjatar trata de mostrarles el poder que pueden alcanzar en Azeroth [30] que permanece cauteloso a lo que la Reina Azshara pueda tratar de hacer en el futuro [31].

Apariencia física[editar | editar código]

En Shadows & Light se sugiere que el cuerpo de Azshara quedó alterado y es bastante diferente al de los naga ordinarios:

La criatura se mueve a través de cinco tentáculos que se arrastran como si fuera un pulpo, su enorme y bulboso cuerpo está serpenteando constantemente. El cuerpo de los humanoides está cubierto de duras escamas que salen de su cuerpo, la criatura puede llegar a medir 6 metros de alto. Del torso le salen cuatro brazos con dos manos portando abundante joyería orfebre y de metal. A pesar de la monstruosidad de su cuerpo, la cara de la criatura aún posee un aspecto femenino y guarda parte de su belleza élfica. Serpientes se retuercen sobre su cabeza, sirviéndole de pelo y como ojos en los que mirar en todas direcciones. Una sonrisa cruel se dibuja sobre sus labios, tan pronto como decide jugar con sus enemigos un poco más o simplemente destruirlos de inmediato.[32]

En World of Warcraft, las estatuas de la reina la distinguen de cualquier otra fémina naga. La mayoría son representaciones muy estilizadas que no muestran realmente cómo es su apariencia.

Cuando Tyrande trata de rescatar a Malfurion, la Pesadilla Esmeralda juega con sus miedos, produciéndole una alucinación de Azshara que guarda algunas diferencias con la de Shadows & Lights:

Una monstruosa cara verde azulada la miró lascivamente. Fue una elfa en una época pero ahora no es más que una criatura marina monstruosa. Su cuerpo monstraba extensiones que provenían no solo de su cabeza, sino también de su escamada espalda. Además las escamas le cubrían la cara y su voluptuoso torso. Las manos presentaban garras parecidas a las de los depredadores marinos. Tenían más aspectos de elfos de la noche que su parte inferior en la que más que piernas, se movían a través de una combinación de serpiente y anguila. De hecho, su espinada 'cola' fue lo que trató de estrangular a Tyrande... Era y no era la reina. Había suficientes facciones en su cara para reconocer a Azshara a pesar de sus escamas; sus ojos eran violentas órbitas que trataban de penetrar abrasivamente en la mente de la Suma Sacerdotisa.[33]

Esta descripción olvida tanto el aspecto de molusco de la descripción de Shadows & Lights así como el pelo serpenteante y los cuatro brazos que la distinguían como una nada de alto rango. No se sabe si esta descripción obedece a la biología exacta de Azshara o representa la imagen que Tyrande creó con su imaginación y por tanto es inexacta o errónea.

Personalidad[editar | editar código]

Estatua de la Reina Azshara en los Jardines de Quel'Dormir en cuya base reza "Sirva esta estatua como testimonio de nuestra inquebrantable devoción a nuestra venerable Reina Azshara.

Tenaz, manipuladora y hermosa sin comparación, Azshara poseía, en su época, más talento para la magia que cualquier otro elfo de la noche. Hace diez mil años, ella y los demás Altos Elfos llevaron a Azeroth al borde de la destrucción total cuando llamaron la atención de Sargeras, el Gran Enemigo, gracias a su uso indiscriminado de la magia arcana. Corrompida por la influencia del titán caído, Azshara puso en marcha un plan para traer a la Legión Ardiente al mundo, lo que tuvo como resultado la Guerra de los Ancestros y el Gran Hendimiento de Azeroth. La bella y cruel Azshara fue devorada por el océano para no regresar jamás... o al menos eso se creía. Los naga la veneran como semidiosa y ésta sigue con vida. El modo en el cual sobrevivió al Hendimiento, y a qué precio, son dos misterios que pocos tendrían el valor de desentrañar. [34]

Azshara era extremadamente carismática. Su encanto físico ymental fueron algo que hizo que nadie promulgara nunca ningún aspecto negativo de ella. La mayoría de sus sirvientes estaban dispuestos a cualquier cosa con tal de ser recompensados con sus ojos, aunque eso les costara la vida. Cuando Sargeras contactó con ella, Azshara estaba eufórica, pensando que había encontrado finalmente un compañero a su altura que le mereciera. Se sabe que Azshara usó conjuros para incrementar sus encantos como confesó Illidan cuando detectó su magia poco después de recibir sus nuevos ojos. Xavius, que se consideraba por encima de sus encantamientos estaba, de hecho, completamente enamorado; lo que demuestra lo realmente poderosa que Azshara podía llegar a ser. Mannoroth descubrió para su disgusto, que Azshara era más poderosa que él y que solo Archimonde, Kil'Jaeden y Sargeras podrían hacerle frente [35].

Trivialidades[editar | editar código]

Galería[editar | editar código]

Fan art[editar | editar código]

Vídeos[editar | editar código]

Últimos cambios[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

Enlaces externos[editar | editar código]

Costa Oscura Azsuna Visión de Azshara
Precedido por:
Desconocido
Posición:
Líder de los Kaldorei (oficial)
Sucedido por:
Kur'talos Cresta Cuervo (no-official)
Precedido por:
Nadie
Posición:
Reina de los Naga
Sucedido por:
---