Rexxar

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Horde
Rexxar
Imagen de Rexxar
Título <Campeón de la Horda>
Último hijo de los Mok'Nathal
Género Masculino
Raza(s) Semiogro / Semiorco
Nivel  ?? Jefe
Clase Maestro de bestias, Guerrero
Salud 68.713.000
Reacción Alianza Horda
Afiliación Horda, Clan Mok'Nathal (actuales), Clan Quebrantarrocas, Horda de Draenor (anteriormente)
Ocupación Campeón de la Horda, Jefe del clan Quebrantarrocas
Localización Bastión Señor del Trueno, Montañas Filospada
Estado Vivo
Allegado(s) Leoroxx (padre)
Compañero(s) Misha (oso), Haratha (lobo, anteriormente)

Rexxar, Campeón de la Horda, es un maestro de bestias semiogro/semiorco perteneciente al casi extinto clan de los Mok'Nathal. Durante la campaña de los orcos de Warcraft III:The Frozen Throne, ayudó a la Horda cuando esta se estableción en Kalimdor, luchando contra los ejércitos hostiles humanos que asediaban a los orcos durante la construcción de Orgrimmar. Debido a su mestizaje de razas, es una gran mole de músculo con una gran ferocidad que demuestra en el manejo de sus hachas. Rexxar siempre va acompañado de su leal oso Misha.

Antes de TBC, podía encontrársele por el camino que va desde la Vega Carbonizada en Sierra Espolón hasta el camino principal de Desolace que desembocaba en los colosos gemelos del norte de Feralas. Actualmente se encuentra en el Bastión Señor del Trueno de las Montañas Filospada en Terrallende, protegiendo el emplazamiento contra los ogros que acechan en las colinas mientras intenta encontrar a más de los suyos.

Biografia

Las Guerras Orcas

Rexxarportrait.JPG

Rexxar fue uno de los pocos guerreros orcos que nació de la unión de las razas orca y ogra. A pesar del caracter pacífico de su clan, los Mok'Nathal, que residían en las Montañas de Draenor, Rexxar abandonó su puesto de guardaespaldas de su padre, Leoroxx y se alistó en la Horda que estaba reclutando efectivos para atravesar el Portal Oscuro. Como maestro de bestias, iba acompañado de un lobo negro llamado Haratha.

Tras la derrota de la Horda en la Segunda Guerra, Rexxar volvió a Draenor donde Ner'zhul estaba preparando su propia invasión a Azeroth para conseguir ciertos artefactos de gran poder. Rexxar fue enviado junto a Grom Hellscream y el resto del clan Grito de Guerra a la parte del Portal Oscuro que se encontraba en Azeroth como avanzadilla. Allí, permaneció al servicio de la Horda hasta la destrucción de Draenor y del Portal Oscuro. Rexxar había crecido viendo la enfermiza sed de matanza que acabó provocando la destrución de la raza orca y sus contínuas traiciones — primero Gul'dan y más tarde Ner'zhul. Cuando un brujo orco intentó matarlo se dio cuenta del sinstetido en que se encontraba; afortunadamente para él, Haratha se sacrificó interponiéndose entre el hechizo y su amo. A partir de ese momento Rexxar juró que solo confiaría en las bestias y abandonó la Horda vagar por el mundo como un ermitaño.

Tras un tiempo en la espesura, trabó amistad con un oso llamado Misha que se unió al semigigante. Juntos, emprendieron el camino hacia Kalimdor, donde vagaron por Los Baldíos lejos de cualquier atisbo de civilización. En su camino, no habían visto otra cosa que guerras entre los que se denominaban 'pueblos civilizados'.

La fundación de Durotar

WC3RoC logo 16x32.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft III.
Rexxar y Misha

En uno de sus viajes se topó con Mogrin, un guerrero orco que estaba siendo atacado por un grupo de jabaespines. Rexxar intentó ayudarlo pero los jabaespines le asestaron una estocada mortal. Como último deseo, Mogrin le pidio a Rexxar que entregara un mensaje a Thrall, el nuevo Jefe de Guerra de la Horda en la ciudad de Orgrimmar. Rexxar aceptó y emprendió el camino.

A su llegada, buscó a Thrall y le entregó el mensaje. Agradecido por sus servicios, el lider orco le ofreció hospitalidad mientras le ponía al corriente de los últimos acontecimientos que habían tenido lugar tras la finalización de la Segunda Guerra. Rexaar aceptó a cambio de ganarse el techo, ayudando con la construcción de la ciudad. Así conoció a Drek'Thar, Nazgrel, Rokhan y Gazlowe, a los que se unió para recoger plantas, acabar con la reina arpía de los alrededores y destruir la mina de los hostiles kobolds que se encontraba en las inmediaciones.

En esos días conoció a un maestro cervecero de Pandaria llamado Chen Cerveza de Trueno con el que mató a un poderoso kobold llamado Noggrin Onetooth. Además ayudó al chamán orco Morg Wolfsong a recuperar su honor, matando a los asesinos de su gente.

Tras ayudar a los amigos de Thrall, Rexxar fue enviado al servicio de Gar'thok junto a la costa donde observó una sospechosa y creciente actividad de humanos por los alrededores. Tras informar a Trall de su descubrimiento, fue enviado junto a Nazgrel de vuelta para supervisar las actividades de la región.

Rexxar aprovechó para hacer una visita a Drek'Thar que les contó que había descubierto un extraño comportamiento en los truenagartos de la región. Tras un breve reconocimiento del terreno, encontraron a unos humanos que habían talado numerosos árboles para construir un aserradero que había originado que los truenagartos huyeran. Cuando Rexxar se disponía a destruir el aserradero Drek'Thar lo detuvo, citando el pacto de no-agresión vigente con los humanos. El semigigante no tuvo mas remedio que ocuparse de los reptiles antes de que provocaran algún daño irreparable.

A la vuelta Nazgrel y Rexxar se encontraron con el puesto de avanzadilla de Gar'thok arrasado, con un rastro de sangre que llevaba al campamento humano de la costa que acababan de descubir. Furioso, Rexxar dejó las buenas costumbres para otro momento y destruyó el campamento tras lo cual fue a informar a Thrall.

Rexxar32.jpg

La sorpresa inundó el rostro del jefe orco cuando fue informado de la osadía de los humanos. Rokhan estaba preocupado por si asaltaban las Islas del Eco donde se había establecido su gente. Rexxar decidió acompañarlo en zeppelin donde se encontraron con la Tribu Lanza Negra inmersa en una batalla.

Su líder, Vol'jin, transformó a Rexxar, Chen, y Rokhan en espíritus de dracoleón para que ayudaran a destruir los barcos que asaltaban a los pueblos de la costa. Tras eso, Vol'jin envió a Rexxar a encender piras que avisaran a los trolls que debían encaminarse a tierra firme con cuidado ya que se encontraban custodiadas por el señor de los gigantes marinos conocido como el Sea King.

De vuelta a Ogrimmar, Thrall había recibido una convocatoria para parlamentar por parte de Jaina, algo que a Rexxar le pareció muy sospechoso y se ofreció voluntario para ir en su lugar. Sus recelos estaban fundamentados, ya que nada mas llegar al lugar acordado, se encontró envuelto en una emboscada.

Thrall, resignado por los últimos acontecimientos, decidió evitar más encuentros así y escribió una carta a Jaina que habría de ser entregada en persona por Rexxar. Sin embargo no iba a encontrarse las puertas de Theramore abiertas de par en par así que le pidió a Samuro, un maestro de armas, que preparara unos explosivos para provocar una distracción en la guardia humana mientras él se deslizaba sigilosamente en la fortaleza. Samuro, tras encargarse de un lechúcico salvaje llamado Bloodbeak, preparó todo y Rexxar pudo encontrarse con Jaina, que afirmó desconocer todo lo relacionado con los humanos que habían atacado a los orcos. La maga quiso ver con sus propios ojos a los soldados por lo que juntos se encaminaron hacia Durotar.

Rexxar llevó a Jaina al campamento humano pero este había sido arrasado por los naga que al verlos les atacaron. Tras acabar con su cabecilla, Lady Darkscale y su guardaespaldas Scilla Murkshadow encontraron a un superviviente humano que les confesó que el 'Almirante' estaría contento de ver a Jaina sana y salva.

La expresión de Jaina se volvió temerosa y aunque Rexxar no comprendió el porqué, decidió escoltarla de vuelta a Theramore. Nada más llegar, una flota de barcos atracaba en el puerto de la ciudad y el padre de Jaina, Daelin Proudmoore, bajó de uno de ellos. Cuando vio a Rexxar, ordenó inmediatamente a sus hombres que lo capturaran, a pesar de las plegarias de su hija. Rexxar huyó entonces abriéndose paso entre los guardas que le cortaban el paso y volvió al poblado de los trol Lanza Negra donde informó a Vol'jin de lo sucedido.

Ante el inminente ataque, Rexxar aprovechó para aleccionar a los trolls con pequeñas refriegas que les servirían para ganar experiencia en la batalla. Así se adentraron en la Tomb of the Ancients para matar al rey esqueleto Lord Talendar, derrotaron al Eldritch Deathlord en las profundidades del océano, pusieron a descansar los restos del Revenant of Burning Souls en el Magistrate's Temple y terminaron con la amenaza de un wendigo anciano en su caverna Den of the Lost. Además abrieron un pequeño portal hacia Terrallende - denomiado Outland Arena - y lucharon contra los demonios Destroyer Zardikar, Sinstralis of the Pain y Talnivarr the Sleeper para conseguir unos poderosos libros mágicos. Finalmente liberaron al orco Mathogg de la prisión donde se encontraba retenido tras matar a su carcelero, Khan Gragtor.

Tras esto, Vol'jin ya lo tenía todo a punto e informó a Trall de sus avances ante la inminente invasión. También le sugirió a Rexxar que apoyara a los tauren en Mulgore pero cuando el semiogro se presentó ante Carnie Bloodhoof descubrió que lo último en lo que estaba pensando era en el ataque de los humanos. Al parecer su hijo, Baine Bloodhoof, había sido secuestrado por los centauros, lo que había llevado a Carnie a una profunda depresión desde entonces. Sin tiempo qeu perder, Rexxar reclutó a varios tauren y formó una expedición que rescató a Baine Bloodhoof con la ayuda de Bovan Windtotem. Tras regresar, Cairne volvió a ser el que era y aceptó prestar ayuda a la Horda, y personalmente al servicio de Rexxar como escolta para el viaje de regreso.

Rexxar en Warcraft III

De vuelta en el poblado de los Lanza Negra, Vol'jin los llevó ante un ogro que había llegado hacía poco exhausto desde Dustwallow Marsh con noticias sobre un nuevo señor de guerra que había tomado el control del clan Stonemaul, cuya crueldad estaba llevando a los ogros a su perdición. Vol'jin y Rexxar coincidieron en que era una excelente oportunidad para tratar de atraer a los ogros a su bando. Rexxar viajó hasta la marisma donde se econtraba el clan ogro pero fue rechazado debido a su mestizaje con los orcos. Tras una prueba de valor que impresionó a su líder, Kor'gall, fue admitido en el clan.

Rexxar usó su nueva posición con los gros para preguntarles si necesitaban ayuda. Kor'gall en tono burlón le recordó que los ogros ya no congeniaban con los orcos por lo que Rexxar se vio obligado a luchar contra él por el liderazgo del clan. Kor'gall resultó ser un poderoso enemigo, con el que Rexxar tuvo que emplearse realmente a fondo así como sus bestias. Tras derrotarlo, Rexxar asumió el cargo de lider del clan y llevó a los ogros a Tidefury Cove donde Thrall estaba reuniendo a la Horda. Rexxar fue nombrado Campeón de la Horda y recibió el honor de liderar el ataque contra los hombres del almirante Proudmoore. Tras una batalla complicada, alcanzaron la fortaleza que se encontraba dentro de la ciudadela de Theramore donde el Almirante se negó a rectificar su posición sobre los orcos a los que perseguiría mientras le quedara un atisbo de vida, motivo por el cual Thrall se vio obligado a matarlo.

Rexxar anunció entonces la derrota de los humanos y les convidó a rendirse prometiendo que no habría más bajas. La Horda se retiró entonces dejando que Jaina velara el cuerpo de su padre.

De vuelta a Orgrimmar, Thrall invitó formalmente a Rexxar a permanecerer en Durotar junto a él pero este declinó amablemente la propuesta, aduciendo que su lugar estaba en lugares salvajes, no tras los muros de una ciudad. Antes de marchar, nombró a Mok'Morokk como nuevo líder del clan Stonemaul y desapareció en el horizonte.

World of Warcraft

WoW Icon 16x16.gif Esta sección aborda contenido exclusivo de World of Warcraft.
Rexxar y Misha en Desolace.

Desafortunadamente, los ogros del clan Stonemaul han sido atacados por los dragones del Vuelo Negro y obligados a abandonar su hogar. Como las desgracias nunca vienen solas y para empeorar la situación, Mok'Morokk ha resultado ser un tirano egoísta cuyas decisiones no han gustado al resto de su clan que han terminado expulsándolo. El nuevo lider es ahora Tharg que lidera a los suyos con la ayuda del ogro mago Draz'Zilb.

Rexxar aparece patrullando Desolace y Feralas junto a Misha, ayudando a los héroes de la Horda a destruir a Onyxia.

The Burning Crusade

TBC Esta sección aborda contenido exclusivo de The Burning Crusade.

Desde la reapertura del Portal Oscuro, Rexxar ha vuelto a su lugar de origen y ahora reside en Bastión Señor del Trueno, en la parte suroriental de las Montañas Filospada, protegiendo la base de las bestias y de los ogros hostiles. El sustituto de Rexxar en Azeroth ha sido un orco llamado Rokaro, que también ostenta el título de Campeón de la Horda y que se encuentra en la Aldea Cazasombras en Desolace.

La intención de Rexxar es encontrar al máximo número posible de miembros de su clan que andan desperdigados por las montañas y quizás, llegar algún dia a hacer las paces con su padre, Leoroxx, aún resentido por la decisión de su hijo de unirse a la Horda.

Cataclysm

Cataclysm Esta sección aborda contenido exclusivo de Cataclysm.
Rexxar en defensa de Orgrimmar durante los eventos pre-Cataclysm.

Rexxar ayudó a defender el Valle del Honor en la fase 4 del evento mundial de la Invasión Elemental. Se desconoce otro papel que pueda ejercer en Cataclysm.

Bestias de compañía

Rexxar y Misha en el Bastión Señor del Trueno.
Fondo de pantalla oficial de Rexxar.

Tal y como sugiere su título de maestro de bestias, Rexxar ha entablado amistad con numerosas criaturas salvajes a lo largo de sus viajes. A pesar de que es más habitual verle acompañado del oso Misha, no es el único animal al que puede llamar en caso de necesidad:

Misiones

Comienza las siguientes misiones:

Las misiones que Rexxar comenzaba en WoW Icon 16x16.gif cuando se encontraba en Azeroth han sido traspasadas a Rokaro en la Aldea Cazasombras.

Vídeos

Historia completa de Rexxar

Enlaces Externos