Tauren

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Para la raza jugable de la Horda véase Tauren (jugable).
Tauren, guiados por la Madre Tierra
Taurtotem.gif
Un Gran jefe tauren
Facción/Afiliación
Clases
Capital racial
Líder racial
Montura racial
Planeta de origen
Idioma primario
Idiomas secundarios
Estatura

218-274 cm (machos),
208-264 cm (hembras)[1]

Los Tauren o shu'halo en Taur-ahe, su lengua nativa, son unas enormes criaturas nómadas que viven en las verdes y amplias planicies de Mulgore, en la zona central de Kalimdor. Los Tauren son grandes y musculosos humanoides, de apariencia bovina con pezuñas y cuernos. Miden alrededor de dos metros y su peso medio es de 250 kilos. Sus inmensos cuerpos están cubiertos con un fino y corto pelaje, que varía en color desde el negro, gris, blanco, rojo, café y todas las combinaciones de moteados y variaciones posibles. Después de generaciones llevando una existencia nómada, los tauren han construido recientes asentamientos permanentes en Mulgore y Los Baldíos.

Introducción[editar | editar código]

Las planicies de Kalimdor han sido por mucho tiempo el hogar de estos grandes nómadas. Los tauren son una raza de chamanes, cazadores y guerreros que por muchísimo tiempo desarrollaron una compleja cultura y un estilo de vida que no necesitó de la ayuda del trabajo en piedra, el acero o la conquista. Los tauren son pacíficos por naturaleza, pero ello no quiere decir que cuando necesiten defenderse o ayudar a sus aliados no saquen sus armas de manera brutal y efectiva. Los tauren son, en una palabra, estoicos, imbuidos en una forma fuerte y silenciosa, con una actitud de pacífica contemplación. Este aire introspectivo combinado con su inmenso tamaño puede llevar a una persona a entender por qué muchos consideran a los tauren una raza sabia y peligrosa. Los tauren raramente hablan a menos que sea por una buena razón, prefieren actuar antes que hablar. Sin embargo, una vez que el tauren ha aprendido a interactuar con un compañero, se muestra mucho más abierto y entusiasta al intercambio de palabras. En todo caso, una persona puede atribuir el silencio de los tauren, a las batallas de los últimos tiempos. Los tauren no aman el derramamiento de sangre, ya que en sus más profundas creencias espirituales no hay lugar para la guerra. Los ancianos de la tribu son los que resuelven la mayoría de los asuntos, o dos tauren podrían resolver un conflicto por medio de un desafío ritual parecido a un duelo. Tras convertirse en miembros de la Horda, esta raza introspectiva se ha visto envuelta en más y más conflictos, creándose una demanda por tauren guerreros y sanadores. Muchos tienen que gastar tiempo poniendo todo su pensamiento en las acciones que llevan a cabo en el campo de batalla. Tomar otra vida, sea esta de un hombre o una bestia, es un acto que esta lleno de un gran significado y responsabilidad para el tauren [2].

Historia[editar | editar código]

Los tauren gozan de una larga y compleja tradición oral que se ha transmitido de padres a hijos durante generaciones. Debido a que no existe una constancia escrita de la historia de los tauren, se desconoce la exactitud de lo que en ella se cuenta. A pesar de todo, muchas de sus historias son la única fuente conocida de los sucesos que acontecen en ellas de manera que, de alguna forma, gozan de cierta credibilidad. A la raza tauren se la supone tan antigua como a los Elfos de la noche ya que ambas despertaron durante la creación del mundo y, al igual que los elfos, tienen un fuerte arraigo a la naturaleza y a los espíritus elementales. Todo ello incide en su modo de vida y en su organización social, basada en el chamanismo y en su modo de vida, al servicio de la naturaleza y a mantener el delicado equilibrio entre la vida salvaje y los inquietos espíritus elementales. Muchas de sus costumbres están basadas en el druidismo y en las enseñanzas de Cenarius que permanecieron olvidadas durante milenios y que han sido recientemente reincorporadas a la sociedad tauren, centrando más su discurso en el servicio a la naturaleza. De hecho existen registros en los que se confirma el culto a Cenarius antes incluso de que lo conocieran los elfos como queda recogido en algunos mitos élficos y en la novela Devastación de Richard A. Knaak.

Los antepasados de los tauren habitan en lo más profundo del Sueño Esmeralda.[3]

Guerra de los Ancestros[editar | editar código]

En la línea temporal original, los tauren no tomaron parte durante la Guerra de los Ancestros, la batalla entre los demonios de la Legión Ardiente que invadieron Azeroth hace 10.000 años. Sin embargo en la historia alterada creada por Krasus, fueron convencidos por el dragón para unirse a la alianza que combatiría a los demonios. Sin embargo el xenófobo comandante de los elfos de la noche, Desdel Stareye, rehusó utilizarlos ya que decía que tenían aspecto de acabar matando a los elfos, terráneos en el campo de batalla. Tras la 'trágica' perdida del comandante elfo, su sucesor al mando de las tropas kaldorei, Jarod Cantosombrío, sí que aceptó la ayuda de los tauren que liderados por Huln Altomonte demostraron ser tremendamente efectivos en el combate cuerpo a cuerpo. Tras la batalla, los tauren supervivientes mantuvieron relaciones cordiales con las Centinelas.

La nueva Horda[editar | editar código]

Tauren contra centauros, eterno conflicto.

Muchas generaciones antes de la guerra, los tauren deambulaban por las planicies de los Baldíos cazando al poderoso kodo, y en busca de la sabiduría que les proporciona su diosa, la Madre Tierra. Sus campamentos se expandían por todo el paisaje y cambiaban de ubicación con las estaciones y el clima. Las tribus tauren estaban muy unidas, debido a un enemigo común, los centauros de Maraudon.

Al borde de la extinción, el Gran Jefe Cairne Pezuña de Sangre, buscando ayuda desesperadamente, se fijó en los extraños guerreros de piel verde que habían llegado de más allá del mar. Cairne congenió rapidamente con el líder de los orcos, Thrall quienes le demostraron que compartían un gran sentido del amor y del honor en batalla. Por su parte, tanto los orcos como los trol Lanza Negra encontraron muchas cosas en común con los tauren. Cada raza buscaba alcanzar grandes logros dentro de su cultura chamanística en la que los tauren estaban muy versados debido a su amor por la naturaleza y los espíritus por lo que no dudaron en dar consejo y ayuda a los miembros de la Horda.

Con la ayuda de los orcos, Cairne y su tribu fueron capaces de hacer retroceder a los centauros y ocupar las praderas de Mulgore sin amenazas. Por primera vez en milenios, los tauren tenían una tierra a la que llamar hogar, lo que motivó que estuvieran siempre en deuda con los orcos. Sobre las rocas planas que formaban Cima del Trueno, Cairne construyó un refugio para su gente donde los tauren, fuera cual fuese su tribu, eran bienvenidos. Durante un tiempo, las diseminadas tribus estuvieron unidas bajo el mando de Cairne. Algunas disentían acerca de la dirección que la nueva nación debía tomar pero estaban de acuerdo en que fuera Cairne quien los guiara ya que lo veían como el más preparado. En su ayuda acudieron el Archidruida Hamuul Tótem de Runa y la vieja bruja Magatha Grimtotem.

Sin embargo, a pesar de que los tauren habían conseguido una tierra propia y se habían integrado en la Horda como garantía en caso de ser atacados, no se respiraba paz completamente. La tribu Tótem Siniestro intentaba usurpar el puesto de Gran Jefe que ocupaba Carnie, con estrategias para derrocarlo. Al mismo tiempo, muchos tauren se vieron obligados a luchar en el Sueño Esmeralda junto a los elfos de la noche para rescatar a Malfurion de la Pesadilla Esmeralda y proteger el hogar de Ysera, la líder del Vuelo Verde.

Cataclysm[editar | editar código]

Cataclysm Esta sección aborda contenido exclusivo de Cataclysm.

Baine, nuevo Gran Jefe de los tauren.

Con la muerte de Cairne a causa de la traición de los Tótem Siniestro - que envenenaron el arma de Garrosh antes de su duelo con el líder de los tauren -, su hijo Baine se ha hecho cargo del liderazgo de su raza tras el cataclismo. En estos tiempos inciertos, los tauren tratan de mantener a salvo su tierra de las recientes incursiones de la Alianza en los Baldíos, construyendo un poderoso portón denominada "La Gran Puerta". Por su parte, los Tótem Siniestro están en busca y captura por parte de la Horda, por lo que se han visto obligados a pactar una tregua con la Alianza en Sierra Espolón, la cual se rompió poco después.

Cultura[editar | editar código]

La historia más antigua de los tauren se remonta a una serie de mitos. Datan de un periodo de tiempo que abarca desde la creación del mundo a la aparición de los centauros, y en ellos se habla de la creación de los tauren por parte de la Madre Tierra, su encuentro con Cenarius y la llegada de los centauros.

A pesar de su caracter pacífico, los ritos tauren sobre la Gran Cacería son venerados como el centro de su cultura espiritual. Cada tauren, ya sea guerrero o de otra casta, busca su identidad a la vez que la del cazador e hijo de la Madre Tierra. Todos los tauren, sea cual sea su edad, tratan de demostar su valentía enfrentándose por sí mismos a las criaturas salvajes. A pesar de matar animales, los tauren nunca toman más de lo necesario ni desperdician lo que la naturaleza les ha dado y que luego no puedan devolvérselo de otro modo. Aprenden el frágil equilibrio que existe en la naturaleza y que, si con eso honran a la Madre Tierra, serán bendecidos como contrapartida.

No hay que dejarse engañar por su gran tamaño y su fuerza bruta. Los tauren son eminentemente pacíficos y su sociedad está basada en una estructura tribal que busca la tranquilidad y el sosiego. Sin embargo, cuando entran en combate, los tauren son implacables con sus enemigos, contra quienes usarán hasta su último esfuerzo para aplastar bajo sus pezuñas. Son nobles y orgullosos y nunca han sucumbido a sus enemigos a pesar de las adversidades que sufrieron en el pasado. Al igual que los orcos, los tauren luchan por mantener sus tradiciones y su identidad intactas.

Creencias[editar | editar código]

Para los tauren, la naturaleza es la madre del mundo, y su fe residen en lo más profundo de sus corazones. Los tauren están conectado al flujo y reflujo del mundo. Rinden culto a los espíritus de la tierra y sus antepasados y reciben a cambio sabiduría y guía espiritual de ellos. Esta conexión se ve reflejada en su cultura donde la importancia de los druidas y los chamanes puede equipararse a los de los guerreros y cazadores. Los tauren no ven distinto el hecho de venerar a la naturaleza con la caza, que es un honor a los espíritus de la naturaleza [4].

Estructura social[editar | editar código]

Tauren Hunter.jpg

Los tauren poseen una jerarquía espiritual estructurada en la que los chamanes con más talento ocupan las más altas posiciones de poder, que suelen compartir con otros tauren que no usen magia. El chamán interpreta la voz de la Madre Tierra y los deseos de sus antepasados; algunas veces estas interpretaciones apuntan al ascenso en la tribu de cazadores o guerreros. Es el caso de Cairne, antiguo Gran Jefe. El líder de la tribu suele utilizar el título de 'Jefe' o 'Gran Jefe'. Los tres sanadores más poderosos de la tribu apoyan al jefe, y de ellos el más poderoso recibe el título de 'vidente'. Un jefe por lo general, consulta a su vidente y a sus dos consejeros antes de tomar una decisión aunque pueda saltarse el procedimiento. Baine, el hijo de Cairne, es el líder de las tribus unificadas tauren en la actualidad y lleva el título de 'Gran Jefe'. Durante los concilios a los que asiste, el resto de jefes lo apoyan, pero la decisión final es algo que recae solamente en el Gran Jefe. 'Jefe', 'Gran Jefe' y 'vidente' son títulos que pueden llevar también las hembras tauren. Algunas féminas ancianas que se dedican al chamanismo suelen usar los títulos de 'bruja' o 'vieja bruja' lo que se utiliza como una señal de respeto cuando alguien se dirige a ellas. [5]

Históricamente, los tauren han sido una sociedad muy rica en estamentos sociales como así lo demuestran las numerosas clases de prestigio de los RPG que incluyen a los Tauren chieftain, Spirit walker, Spirit champion, Wilderness stalker, Plagueshifter y Holy strider.

Idiomas[editar | editar código]

Los tauren hablan Taur-ahe y orco. Suelen aprender idiomas cuando comercian o intercambian ideas.[6]

Nombres[editar | editar código]

El lenguaje de los tauren es a menudo áspero y pronunciado en voz baja, lo que queda reflejado en el nombre de sus hijos. El último nombre de un tauren es normalmente su apellido familiar, transmitido desde generaciones. Si un tauren realiza un acto que deja impresionado a los ancianos de su tribu, puede elegir llevar su propio nombre para conmemorar su hazaña [7]. Los tauren tienen varios nombres, reciben uno cuando nacen y otro durante una ceremonia que se celebra cuando llegan a la edad adulta. Este último nombre describe algún suceso que les haya ocurrido o que describa alguna característica individual propia como por ejemplo Blackhide, Earthborn, Halfhorn, Hidemaker, Riverwatcher, Scar, Splithoof, Stormchaser, o Windrunner. Los tauren también pueden utilizar un tercer nombre cuando hagan tratos con extraños [8].

  • Nombres masculinos: Azok, Bron, Turok, Garaddon, Hruon, Jeddek.
  • Nombres femeninos: Argo, Serga, Bessey, Beruna, Halfa.
  • Nombres familiares: Darkthorn, Thunderhoof, Stormhorn, Quillsplitter, Stonebreaker, Plainstalker, Spiritwalker.[4]

Apariencia física[editar | editar código]

Tauren Dancing.gif

Los tauren son grandes y musculosos humanoides con cabezas de toro. Los machos miden más de 2,10 metros y pesan alrededor de 180 kilos mientras que las hembras suelen ser de menos estaura y más ligeras. Los tauren son casi todo músculo, sus grandes cuerpos marrones se han desarrollado extraordinariamente para ser utilizados en combate. Están cubierto de un suave y corto pelaje que les crece desde la cabeza y pasa por el cuello hasta llegar a los brazos y espinillas. En la cabeza también les crece el pelo y tanto ellos como ellas, prefieren adornarlo con trenzas u otros motivos de adorno. La tonalidad del mismo varía desde el negro al dorado llegando a alcanzar a veces el blanco o un estampado de motas y manchas de distintos colores. En sus manos tienen solo tres dedos.

La cornamenta es bastante prominente en los machos, un elemento distintivo de toro tauren. A pesar de su aspecto animal, llevan ropa de cuero o de hilo adornadas a menudo con joyas, y abalorios de marfil, hueso o ámbar. De este material también están hechos sus pulseras y collares, con los que a veces adornan sus cuernos para darles un aspecto artístico más hermoso [9].

En World of Warcraft, el tamaño de la raza jugable tauren es de aproximadamente 2,45 metros.

Relaciones diplomáticas[editar | editar código]

Cuando los tauren tuvieron su primer encuentro con la Horda de Thrall, vieron en los orcos a sus hermanos espirituales. Ninguna otra raza compartía con ellos su visión particular del mundo y los chamanes de ambas razas se reunían a menudo para discutir los asuntos del mundo espiritual. Los tauren aliados de los orcos compartían una visión: la de un colectivo unido defendiéndose de las adversidades. Para reforzar más esta unión, Cairne y Thrall se convirtieron en amigos íntimos [10].

Mientras que los Tauren están dispuestos a dar la bienvenida a sus nuevos amigos potenciales, los orcos y los trol (estos últimos especialmente desde que abandonaron sus prácticas caníbales), no confían en los Renegados a los que han aceptado como un mal menor pero sin permitirles la entrada en Cima del Trueno. Una de las razones es el fuerte énfasis que los tauren ponen en el valor de la vida por lo que la no-vida de los Renegados supone una confrontación a sus creencias [11]. Sin embargo hay algunos tauren como Bena Pezuña Invernal que se apiada de ellos, incluso hay alguno que intenta encontrar una cura como el Concilio de ancianos [12].

Los tauren tampoco tienen malas intenciones hacia los miembros de la Alianza a menos que estos supongan una amenaza para ellos. La única excepción son los elfos nobles, cuya magia ensucia sus espíritus y contamina el aire que respiran, un hedor dentro del alma que no se puede tolerar por más tiempo. Los elfos de la noche son todo lo contrario, los tauren a veces los ven con una mezcla de miedo y admiración. No en vano, ambos han coexistido durante siglos en Kalimdor y comparten muchos aspectos culturales. Los tauren vieron a los Kal'dorei como una mítica raza de semidioses que atesoraban un gran poder mágico llena de poderes naturales [13]. Sin embargo si hay una raza de la Alianza con la que no se llevan bien es con los enanos, con quienes han tenido algunos enfrentamientos recientes [14] [15] [16]. Tampoco se llevan bien con los Martillo Salvaje, cuyos jinetes bombardearon el Campamento Taurajo [17]. A pesar de todo, se dan algunos casos de amistad entre las dos razas como la de Roon de la tribu Ferocrín y Hemet Nesingwary [18].

Tauren Importantes[editar | editar código]

Nombre Rol Condición Localización Alineamiento
IconSmall Cairne.gif Cairne Pezuña de Sangre Antiguo Jefe de los Pezuña de Sangre y ex-líder de la Confederación de Tribus Tauren Fallecido Cima del Trueno Horda
IconSmall Baine.gif Baine Bloodhoof Hijo de Cairne; Nuevo líder de la tribu Pezuña de Sangre. Vivo Cima del Trueno Horda
IconSmall Hamuul.gif Hamuul Tótem de Runa Archidruida de los Tauren. Aprendiz de Malfurion Stormrage Vivo Cima del Trueno Horda, Círculo Cenarion, Nuevo Concilio de Tirisfal
IconSmall Magatha.gif Magatha Grimtotem Bruja Anciana de los Tótem Siniestro. Viva Las Mil Agujas; Desconocida Tribu Tótem Siniestro
IconSmall Tauren Male.gif Perith Stormhoof Uno de los más ancianos holy striders, quien trabaja sólo para Cairne. Vivo Desconocida Holy Striders, Horda
IconSmall Tauren Male.gif Bovan Windtotem Ayudó a Rexxar a salvar a Baine. Vivo (se presume) Desconocida Horda

Tribus Tauren[editar | editar código]

Escudo de armas de los Tauren

Nota: No todos los grupos representan clanes, algunos son solo apodos.

  • Pezuña de Sangre – La tribu Pezuña de Sangre, regida antiguamente por Cairne (y actualmente por Baine), es la tribu dominante que forma parte de la Horda.
  • Altomonte - Los Altomonte son una tribu conocida sobre todo por su lucha contra la Legión Ardiente.
  • Caminalba – Los Caminalba son expertos encantadores y chamanes que enseñan sus artes en Cima del Trueno. .
  • Tótem Siniestro – Los Tótem Siniestro nunca quisieron, por razones que se desconocen, entrar a formar parte de la Horda. Se rumorea que tienen algún tipo de oscura relación con La Plaga o los Renegados.
  • Correbruma – Los Correbruma son una pacífica tribu dedicada al druidismo, siguiendo el camino de la sanación y del amor por la Madre Tierra.
  • Tótem de Ira – Los Tótem de Ira son la tribu de los más fieros guerreros y herreros tauren.
  • Tótem de runa – Tribu que ha redescubierto recientemente las enseñanzas de los druidas.
  • Cazacielo – Los Cazacielo son los líderes espirituales de los chamanes tauren.
  • Pezuña Pétrea – La tribu Pezuña Pétrea son un grupo muy extendido entre todos los estamentos de la sociedad tauren.
  • Tronacuerno – Los Tronacuerno son la tribu donde se encuentran los cazadores tauren más reputados.
  • Ferocrín – Los Ferocrín son una excisión tauren que se unió a los Tótem de Runa en su búsqueda de los caminos del druidismo.
  • Pezuña Invernal - Se trata de los más grandes herbalistas y alquimistas tauren.

Otras tribus tauren aparecidas en los RPG son los Clawhoof, Cloudmane, Darkmane, Eagletalon, Icemist,[19] Longstride, Oatwind, Raincaller, Rivermane, Stonespire, Stormsinger, Strongbash, Swiftwind, Whitecloud, Wildrunner, Younghoof.

Por su parte, una excisión de la raza tauren conocida como los Taunka, que se creía perdida, ha sido recientemente descubierta en Rasganorte durante los eventos que tienen lugar en World of Warcraft: Wrath of the Lich King.

Referencias[editar | editar código]

Galería[editar | editar código]