Textos apócrifos

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Apocrypha.jpg

Textos apócrifos es un relato corto escrito por Matt Burns y publicado en la sección de historias cortas de la página oficial en Abril de 2015.

Trata sobre cómo el origen de los arakkoa fue ocultado por los Adeptos de Rukhmar y las consecuencias que sufrieron aquellos que se atrevieron a tratar de descubrir la verdad.

Personajes[editar | editar código]

Principales Secundarios Mencionados

Argumento[editar | editar código]

En otro tiempo, los ahora enfrentados Viryx, la líder de los Adeptos de Rukhmar e Iskar, el cabeza de los Arakkoa desterrados, convivían en el Trecho Celestial. Un día, ambos se encontraban en las laderas de Arak cazando devastadores cuando Viryx divisó un arakkoa adentrarse en Velo Akraz en dirección a las cabañas de los arakkoa maldecidos con la maldición de Sethe. Curiosa, lo siguió hasta descubrir que se trataba de Ikiss que trataba de conseguir unos pergaminos de Reshad. Desafortunadamente para ambos, fueron sorprendidos por varios garracorvos que estaban siguiendo a Ikiss y llevados al Trecho Celestial. Allí, se le encomendó a Iskar la tarea de vigilar a Viryx ya que podía haberse contagiado de la maldición. Lo que no sabía Iskar es que antes de apresarlos, Ikiss le había dicho a Viryx que todo lo relacionado con Terokk era mentira, algo que había carcomido la curiosidad de la joven arakkoa que trató de buscar respuesta en los escritos antiguos. Lo único que encontró fueron textos demasiado parecidos entre sí y referencias a otros pasajes que no se encontraban en los archivos de los Adeptos de Rukhmar, lo que le hizo sospechar que no se encontraba ante la verdad. Mientras se celebraba la ceremonia de destierro de Ikiss, Viryx (seguida secretamente por Iskar) regresó a Velo Akraz y se hizo con el pergamino que en su día no pudo conseguir Iskiss. De regreso al Trecho Celestial, ella e Iskar descubrieron que lo que se contaba allí era muy distinto a lo que les enseñaron de pequeños. Terokk no era descrito como un tirano sino como un rey bondadoso, tenía una hija llamada Lithic y fue derrocado por los Adeptos de Rukhmar porque no les dejaba acumular todo el poder que estos deseaban. También se contaba que la maldición de Sethe no era algo que se contraía por la desobediencia a los Adeptos sino por el veneno de la Cuenca de Sethekk, donde los Adeptos arrojaban a los desterrados y la principal causa de la locura de Terokk. Cuando terminaron la lectura, Viryx e Iskar tuvieron sentimientos encontrados; mientras ella quería mantener estas revelaciones en secreto por el bien del estilo de vida de los arakkoa del Trecho Celestial, Iskar opinó que debía revelarse lo que había estado tanto tiempo oculto. En ese momento irrumpió en la estancia el Sumo Sabio Zelkyr que premió la voluntad de Viryx de mantener separados a los Adeptos de Rukhmar de los desterrados mediante la ocultación de la verdad y castigó a Iskar desposeyéndolo de sus alas y convirtiéndolo en un desterrado.

Fuentes[editar | editar código]